edición: 2577 , Jueves, 18 octubre 2018
07/01/2016
LA OREJA DE LARRAZ

El aumento de los ingresos en los países de la OCDE se atribuye a los impuestos al consumo y a rentas personales

Javier Ardalán
Alrededor del 80% de aumento de los ingresos en el período 2013-14 se atribuye a una combinación de los impuestos al consumo y los impuestos sobre los ingresos personales. Esta combinación también representa dos tercios del aumento de los ingresos entre 2009 y 2014, según indica la publicación anual Revenue Statistics de la OCDE.
El tipo del IVA estándar promedio de la OCDE se ha incrementado en un máximo histórico, al pasar del 17.7% en 2008 al 19,2% en 2015. La subida ha sido mayor en España al pasar del 19% al 21%.  Por otra parte, 22 de los 34 países de la OCDE han establecido tasas máximas del IRPF entre los años 2008 y 2014.

Los ingresos del Impuesto sobre Sociedades han venido cayendo en los países miembros de la OCDE desde el inicio de la crisis económica mundial, generando una mayor presión sobre los contribuyentes individuales para asegurar a los Gobiernos el cumplimiento de los requisitos de financiación.

Numerosos cambios fiscales discrecionales han jugado un papel importante, ya que muchos países han elevado las tasas de impuestos o han ampliado las bases imponibles o ambas medidas.

Los mayores aumentos de relación tributaria entre 2013 y 2014 se encuentran en Dinamarca (3,3 puntos porcentuales) e Islandia (2,8 puntos porcentuales). Otros países con aumentos sustanciales han sido Grecia (1,5 puntos porcentuales), Estonia (1,1 puntos porcentuales) y Nueva Zelanda (1,0 punto porcentual).
Las mayores caídas fueron en Noruega (1,4 puntos porcentuales) y República Checa (0,8 puntos porcentuales). Luxemburgo y Turquía mostraron caídas de 0,6 puntos porcentuales.

Detrás de la media de la OCDE, los países muestran tendencias muy diferentes. Por ejemplo, España registró una caída de 3,3 puntos porcentuales entre 2007 y 2014, mientras que Grecia registró un incremento de 4,7 puntos porcentuales.

Históricamente, las proporciones entre impuestos y el PIB aumentaron a través de la década de 1990, a un promedio de la OCDE de pico de 34,2% en el año 2000. Se redujo ligeramente entre 2001 y 2004, pero luego aumentaron de nuevo entre 2005 y 2007 a un promedio de 34,1% antes de caer bruscamente durante la crisis.

La proporción de los ingresos fiscales y el PIB aumentó en 16 de los 30 países de la OCDE para los que se dispone de datos de 2014, en comparación con 2013, y cayó en 2014. Entre 2009 y 2014, se registraron aumentos de 22 de estos países, un descenso de siete, con uno solo sin cambios.

La proporción media de la OCDE de impuestos a PIB en 2014 fue de 0,3 puntos porcentuales más alta que el nivel anterior a la crisis de 34,1% en 2007, y ha superado el récord anterior de 34,2%, que fue grabado en el año 2000. Los ingresos promedio de los ingresos corporativos y las ganancias cayeron de 3,6% a 2,8% del PIB en el mismo período. Esta disminución fue compensada por un aumento de las contribuciones a la seguridad social, del 8,5% al 9,2% del PIB, y un menor aumento en los ingresos por IVA.

El promedio de los ingresos provenientes de las rentas corporativas y las ganancias cayeron desde el 3,6% al 2,8% del producto interno bruto (PIB) durante los años 2007 a 2014. Los ingresos por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas creció de 8,8% al 8,9% y los ingresos por IVA también lo hicieron del 6,5% al 6,8% en el mismo período.

Las estadísticas muestran que la carga tributaria promedio en los países de la OCDE aumentó al 34.4% del PIB en el 2014. El aumento de 0,2 puntos porcentuales en 2014 continúa la reciente tendencia al alza, ya que la carga fiscal media de la OCDE se ha incrementado todos los años desde 2009, cuando la proporción era de 32,7%. La presión fiscal se mide tomando los ingresos fiscales totales recibidas como porcentaje del PIB.

Si bien el aumento de los ratios de impuestos entre 2009 y 2014 se debe a una combinación de factores, los mayores contribuyentes han sido los aumentos en los ingresos del IVA y los impuestos sobre las rentas personales, que se combinan para dar cuenta de alrededor de dos tercios del aumento. Los ingresos por cotizaciones sociales y los impuestos a la propiedad representan la mayor parte del resto.

En comparación con 2013, la carga fiscal media en los países de la OCDE aumentó en 0,2 puntos porcentuales a 34,4% en 2014. Esto siguió a un aumento de 1,5 puntos porcentuales entre 2009 y 2013, revirtiendo el descenso del 34,1% al 32,7% entre 2007 y 2009. El 2014 cifra es la que se haya registrado el impuesto más alto promedio de la OCDE como porcentaje del PIB desde la OCDE comenzó a medir la presión fiscal en 1965.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...