El 35% de provisión para las viviendas terminadas se
edición: 2535 , Lunes, 20 agosto 2018
21/02/2012
OBSERVATORIO INMOBILIARIO

El 35% de provisión para las viviendas terminadas se queda corto

En muchas promociones, sobre todo en costa o en zonas alejadas de centros urbanos, ya se han rebajado los pisos más del 50% y ni así se venden
El saneamiento se elevaría a 70.000 millones si la cobertura de los activos acabados fuera del 60%, en línea con el mercado
Juan Carlos Martínez

Los 52.000 millones de euros de provisiones que finalmente ha cuantificado el Gobierno para que las entidades financieras asuman las minusvalías latentes de sus activos inmobiliarios pueden quedarse cortos. Sobre todo por lo que respecta a esa cobertura del 35% relativa a las viviendas ya terminadas, tanto las incluidas en promociones que nunca se vendieron como aquellas que han recalado en los balances de los bancos tras el embargar el bien a los particulares.

Las cuentas echadas por el Ejecutivo para sanear la eventual pérdida de valor de esas viviendas acabadas contemplaban una exposición, para el conjunto del sistema financiero, de 64.600 millones de euros, cubiertos hasta ahora al 25% con unas provisiones de  16.200 millones. Y que, en el plazo de uno o dos años, para cumplir con los nuevos requerimientos del Decreto del Gobierno, habría que proceder a aportar una dotación de otros 6.500 millones hasta alcanzar el 35% establecido.
 
Pero basta recopilar las ofertas que las principales entidades tienen expuestas en sus respectivos portales inmobiliarios para comprobar que ese porcentaje ya está, en muchos casos, ampliamente superado. Cada vez son más numerosos los pisos a los que se les aplica rebajas superiores incluso a 50%, y ni siquiera así se logran vender, sobre todo en buena parte del litoral mediterráneo o en zonas alejadas de los centros urbanos.
 
Suponiendo que la cobertura se hubiera elevado hasta este porcentaje, en lugar de 6.500 millones la provisión estaría en torno a los más de 16.000 millones, la misma cantidad dotada hasta ahora, con lo que estaríamos hablando ya de provisiones adicionales superiores a los 62.000 millones de euros, y superaría los 70.000 millones si se lleva la provisión hasta el 60%. Cantidad que está más en consonancia con las previsiones barajadas por agencias de calificación y bancos internacionales de inversión.
 
Entre los más de 65.000 pisos, casas y chalés que tienen en venta, a través de sus portales en Internet, Santander, BBVA, Sabadell y Banco CAM, Popular, La Caixa y Bankia, los reclamos con rebajas superiores a ese 35% están a la orden del día y los potenciales clientes lo podrán apreciar ‘in situ’ el próximo fin de semana en la edición del Salón Inmobiliario que, como novedad, se celebra en el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu.
 
Entre esas rebajas llama especialmente la atención la de los pisos que el Banco de Santander ofrece en Seseña. Hace cuatro años saldó la deuda que tenía contraída con Francisco Hernando ‘El Pocero’ y se quedó con las viviendas. El pasado mes de octubre inició la venta, ya con precios rebajados en torno a un 40% sobre la tasación inicial, pero la demanda respondió relativamente.
 
Se cerraron algunas operaciones, pero no las suficientes que el banco preveía para deshacerse cuanto antes de estos activos. Por ello, la entidad presidida por Emilio Botín ha ido más allá. Otro recorte para fijar en 65.000 euros el precio de un piso de 82 metros por el que, en su momento, se llegó a pagar más de 150.000 euros. Hablamos de rebajas próximas al 70% que sirven para certificar que, cuando el ajuste es cuantioso, la demanda responde, y, de paso, ponen en evidencia al resto de entidades que no quieren o no pueden llegar a estos descuentos.
 
Las rebajas, sin duda, reactivan la demanda, pero si no lo hacen de manera más acentuada, a pesar de las rebajas y de las facilidades de financiación que ofrecen las entidades financieras por la compra de sus inmuebles, la razón hay que buscarla en ese incremento abusivo de los diferenciales, situados en una media ya del 1,5%, el doble de lo que se cobraba hace cinco años.
 
Aunque la vivienda se rebaje un 10%, si los intereses suben 60 puntos básicos, al final la reducción se quedaría en el 5%. Y sería incluso más cara, entre el 1% y el 8%, si la subida de los intereses fuera de 100 y 200 puntos básicos, respectivamente.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...