edición: 3049 , Viernes, 18 septiembre 2020
13/12/2012
Los analistas australianos esperan que comience el control y troceo

El afianzamiento de ACS en la cúpula de Hochtief ha despertado incertidumbres sobre el futuro de Leighton Holdings

Carlos Schwartz

Poco antes de que ACS pegara un sacudón a la cúpula de Hochtief y encumbrara como consejero delegado de la empresa alemana de construcción e infraestructuras a su hombre clave, Marcelino Fernández Verdes, un grupo de ejecutivos de Leighton Holdings se quedó en tierra con el billete para Alemania aun en la mano. Era el 12 de noviembre y el grupo de siete directivos incluía al director financiero de la empresa australiana, Peter Gregg, y al consejero delegado Hamysh Tyrwhitt. Mientras, Gregg se quedó aparcado en Dubai, desde donde debía viajar a Essen, Tyrwhitt fue el único en llegar a Alemania. Las nuevas no eran muy alentadoras para la cúpula germana que transitoriamente conservó el mando después de que ACS pasara a controlar la sociedad. Según fuentes en Leighton Tyrwhitt tiene una bueba relación con Fernández Verdes, pero nunca se sabe...” La empresa ha vivido con resignación las órdenes de vender los activos de telecomunicaciones que son una bomba de dinero, pero una parte copnsiderable de los ejecutivos de la empresa se temen que el troceo de Leighton Holdings esté a las puertas.

“Si no es el troceo, seguramente será alguna forma de toma de control a nivel de ejecutivos”, comenta la fuente. Algunos de los fondos de inversión con presencia en el capital de Leighton ven con entusiasmo la posibilidad de una venta de activos que engorde la caja, siempre que haya reparto de dinero, aseguran. Lo cierto es que cuando ACS tomó el control mayoritario de Hochtief la acción de la australiana valía en el mercado 36 dólares AU y hoy vale 16 dólares AU. Por contrapartida, la capitalización de ACS es de 5.200 millones de euros contra un endeudamiento de 9.200 millones de euros a 30 de septiembre. Fernández Verdes fue nombrado miembro del consejo de Leighton en octubre cuando el asalto a la cúpula de Hochtief ya estaba planificado, aunque de ello no supieran nada los ejecutivos relevados.

A esas alturas algunos todavía confiaban en mantener a distancia de un cargo estratégico a Fernández Verdes. Ahora se esperan acontecimientos en la filial australiana, que no en vano es una de las principales fuentes de ingresos de Hochtief. “Hay un retraso en cerrar la venta de las filiales de telecomunicaciones, pero eso está relacionado con los problemas de ese sector. No hay mucha inversión dispuesta a pagar caros esos activos en la actual situación económica”, afirma una fuente de un fondo de inversión australiano. La fuente apunta que eso es distinto a la reacción adversa de los ejecutivos de Hochtief a la decisión de vender la división de aeropuertos, “aquí siempre hemos pensado que los ejecutivos de Hochtief se oponen a la venta de esa filial. Le toca a Fernández Verdes dilucidarlo”.

Pero nadie está exento de que ACS profundice su control. Lo cual puede implicar que Leighton, que se ha visto rodeada de complicaciones en un par de filiales, incluida la de Medio Oriente, está siendo analizada con lupa por el equipo ad hoc de ACS. “Si los bancos comienzan a incrementar su presión sobre ACS para que reduzca su endeudamiento, el efecto sobre Hochtief y Leighton sería muy profundo, incluida la venta de activos o algo más radical”, en palabras de un ejecutivo de un fondo de inversión. La fuente no quiso profundizar sobre a que se refería con lo que calificó de “más radical”.

Lo cierto es que mientras en España se especula con la idea de que ACS camina hacia una fusión con Hochtief con un posible desplazamiento del centro de gravedad en las operaciones de la sociedad, otros analistas afirman que ACS mantiene contactos con potenciales compradores de alguna filial “significativa”. Pese a que la cadena de control de Leighton es compleja, ya que Hochtief tiene el 54% de la australiana, y a su turno ACS tiene poco más del 51% de Hochtief considerando la autocartera de la alemana, los rumores de que la española está negociando la venta de Leighton siguen en el mercado. Sobre todo después de que el consejero delegado y presidente de la francesa Vinci hiciera unas declaraciones al Financial Times Deutschland afirmando que está interesada en activos de la constructora alemana ¿Qué activos?

Desde entonces lo que hemos visto es una escalada del proceso de control de los mecanismos ejecutivos de las empresas filiales de ACS. De momento parece que la banca acreedora ha dejado en paz a la empresa de Florentino Pérez luego de haberla forzado a vender buena parte de su inversión en Iberdrola. Pero está claro que el nivel de endeudamiento de ACS sigue siendo excesivo y que la tendencia de su negocio es al decrecimiento. El horizonte de la constructora y empresa de servicios e infraestructuras está por el momento muy lejos de España donde deberá seguir reduciendo operaciones, mientras vende activos a escala internacional. Sin embargo, si los acreedores no presionan es porque hay compromisos en materia de reducción de endeudamiento. Habrá que ver a qué ritmo se materializan esos compromisos.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...