edición: 2849 , Martes, 19 noviembre 2019
18/09/2013
Informe `Viva España´

El análisis de Morgan Stanley a favor de comprar deuda española abre el debate sobre la degradación laboral

Los internautas apuntan que reformas como la laboral son las responsables de que la mano de obra se abarate y de que aumenten las exportaciones, a costa de destruir a la clase media
La opinión pública critica que se dé `bombo´ a una noticia procedente de una fuente tan poco fiable como una financiera norteamericana y apuntan hacia intereses ocultos en sus opiniones
ICNr

La prensa económica se volcó ayer en un análisis publicado por la financiera norteamericana Morgan Stanley en el que se hace balance sobre la calidad de la deuda pública española, esta vez en positivo. Si hace sólo un año la misma entidad desaconsejaba invertir en deuda nacional, ahora ésta se ha convertido en una de las preferidas, y prueba de ello es que, según el análisis, la compra de bonos españoles sería una opción más recomendable, a día de hoy, que la de comprar deuda italiana o alemana. El título del informe no puede ser más gráfico: con `Viva España´, la firma da un espaldarazo a España que se acogió de forma agridulce por parte de la opinión pública, escéptica ante toda recomendación que proceda de un gran actor del panorama financiero. De un lado están quienes ven intereses ocultos en la publicación; de otro, quienes aseguran que el precio de la mejora ha sido convertir al país, laboralmente hablando, en la `China de Europa´. En este sentido, no todo vale para crecer, y la destrucción de las clases medias -ni qué decir de las más humildes- es la prueba viviente de que el fin, en este caso, no justifica los medios.

Atendiendo al informe, una especie de guía para el inversor, la primera recomendación es la de posicionarse a largo en deuda pública española. Morgan Stanley apuesta por ponerse alcista a 10 y 3 años años respecto a la deuda equivalente de Italia y Alemania, respectivamente y, yendo más allá en su optimismo, propone dos estrategias de inversión para obtener el máximo rendimiento posible: una de ellas pasa por ponerse alcista en deuda española a diez años respecto a la deuda equivalente italiana. En este caso se marcan como objetivo un diferencial de hasta 100 puntos básicos, frente a los 15 actuales. La segunda de las propuestas es posicionarse a largo en bonos españoles a tres años frente a los títulos equivalentes alemanes. El diferencial actual, favorable a Alemania, roza los 200 puntos básicos, mientras que Morgan Stanley ve probable en su objetivo de inversión que esta brecha se reduzca a 150 puntos.

Además, el informe resalta las grandes diferencias existentes entre las dos mayores economías periféricas, y considera `inapropiado´ que los mercados otorguen un nivel de riesgo similar a la deuda española y a la italiana. Lo cierto es que el pasado martes, por primera vez en año y medio, el interés exigido a los bonos españoles a diez años se situó por debajo del italiano. A ello se suma que ayer, debido también al cambio de referencia en la deuda italiana a diez años, este diferencial se amplió a los 15 puntos. En cuanto a los motivos, la inestabilidad política italiana no es la única razón de ser del cambio de parecer de la financiera. En su opinión, las `divergencias económicas´ se han hecho palpables en los últimos meses, y España es una apuesta `clara desde el punto de vista fundamental´ respecto a Italia.

Como ejemplo se citan las perspectivas de crecimiento del PIB -éste crecerá cerca del uno por ciento en 2014-2015, según el texto-, los recientes datos de ventas minoristas y la evolución de la producción industrial. Estos indicadores anticipan, a juicio de Morgan Stanley, una `tendencia económica divergente´ de los dos países a medio plazo. Además, el informe habla de la fortaleza `estructural´ de las exportaciones españolas como punto de apoyo de ese crecimiento, propiciado, en parte, por el aumento de la competitividad y por la caída de los costes laborales. La situación, añade, contrasta con el incremento de los costes laborales en Italia, y con la estabilidad que registran en Alemania y Francia.

SÍ AL CRECIMIENTO, NO A SU ALTO PRECIO

El análisis llevado a cabo por Morgan Stanley despertó sentimientos encontrados entre los internautas. De un lado, siempre es positivo escuchar palabras optimistas acerca de la recuperación de España, máxime cuando éstas escasean desde hace años. De otro lado, el crecimiento como meta no justifica cualquier medio empleado para lograrlo y, en este sentido, el precio que pagan los españoles -`los de a pie´, no la esfera de poder- por la recuperación económica resulta excesivamente elevado. Los lectores hablaron en especial de la reforma laboral, un texto creado por y para abaratar el precio de la mano de obra en España y convertirla, según palabras de los internautas, en `la China de Europa´. Ello hace al país más competitivo y facilita las cosas en términos de competencia, a la vez que constituye una de los motivos de la mejora en las exportaciones como pilar de la recuperación. Sin embargo, la economía crece de puertas hacia fuera, pero el consumo interno permanece estancado. Así, a juicio de los lectores, la política del Gobierno -impulsada por Europa y por el Fondo Monetario Internacional (FMI)- sólo sirve para `exterminar a las clases medias´, con el peligro que ello conlleva.

De otro lado, se apuntó la necesidad de que las agencias de calificación revisen su `nota´ para la deuda española, ya que es el único modo de infundir verdadera confianza. Así, aunque el informe demuestra que `algo está cambiando´ y que esta noticia `era impensable hace un año, si no hace ocho meses´, lo cierto es que el `verdadero espaldarazo que animará la confianza exterior en España y permitirá bajar la prima de riesgo´. En cualquier caso, tampoco faltaron lectores escépticos hacia el balance de la financiera: `En todo el artículo no se da ni una sola cifra; se habla de la prima de riesgo, que no es mas que la capacidad y coste de endeudamiento, que se reduce porque España no tiene más margen de endeudamiento, con lo cual vende humo´. También se aseguró que no tiene sentido que `cuando debíamos 700.000 millones dijeran que la cosa estaba muy mal, y ahora que vamos por los 950.000 millones en año y medio digan que perfecto´. En definitiva, tal y como resumió un lector, `desde hace unos años con la crisis del 2008 estas calificadoras y bancos de inversión son mala palabra´, por lo que ningún medio debería hacerse eco de la noticia `festejándola´. `Lo único que hace esta gente es especular y buscar fórmulas para sacar mas dinero. Y si animan a comprar bonos españoles es porque se van a mover más que los italianos, es decir, serán menos estables y se ganará más dinero´.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...