edición: 3102 , Viernes, 4 diciembre 2020
23/03/2010
Mientras se suceden los canjes de activos y otras prácticas para maquillar la morosidad

El Banco de España elude la reestructuración de las cajas

Evita la intervención ante la ‘provisionalidad’ de la presidencia de la CECA
Juan José González

La situación es cada día más delicada, a juicio de los técnicos de Economía que observan el deterioro del sistema financiero en sus capítulos de crédito, morosidad, impagos… En ello coinciden también los servicios de inspección y de estudios del Banco de España; los primeros porque lo ven y hasta lo tocan, y los segundos porque hacen diagnósticos para que el gobernador piense, medite y finalmente proponga al Consejo del Banco, cuatro personas, qué hacer en una situación en la que el enfermo corre el riesgo de morir en las manos del médico. El enfermo se encuentra en estado grave aunque en ocasiones revive y engaña. El médico hace lo que quiere, lo que puede y a su manera, permite la agonía del paciente. Así que, la obra no termina nunca porque el director retiene el desenlace. El gobernador, al contrario de lo que parece indicar una buena táctica –aprovechar la debilidad y la fatiga del enemigo- opta por mantenerse al margen con una CECA en situación de provisionalidad.

La reestructuración del sector bancario camina por vía muerta y con ello esta consiguiendo que suban cada día las sospechas de intervención del Gobierno, forzando la pasividad del Banco de España en el asunto. Sin llegar a poner en duda la profesionalidad de todos y cada uno de los trabajadores del Banco de España, la institución española de mayor prestigio, de largo, no se puede pasar por alto la falta de acción ejecutiva de las últimas semanas. Es una situación delicada, además, porque no tiene explicación razonable que en una escena en la que unas cajas de ahorros, que se debaten entre la quiebra y la intervención forzosa, dilatan las decisiones sobre su futuro y tensan las relaciones con el Banco de España, apurando día a día el tiempo del fondo de reestructuración bancaria, no se produzca intervención alguna del gobernador o de la vicepresidenta Económica.

Los números que indican que la actividad bancaria, así como los de la marcha de la cuenta de resultados de las cajas, comienzan a ser algo más que graves, increíbles, y se duda de la veracidad de alguna de sus cifras. Los inversores internacionales, de la mano de los grandes fondos de inversión que visitan estos días sus delegaciones en Madrid y Barcelona, preguntan a sus locales qué sucede con la reestructuración, para cuándo, ¿nadie dice nada? Se preguntan escépticos algunos de estos gestores de inversiones.
 
No parece que esta sea la línea, la de la transparencia y la de la cordura. Los ahorradores solicitan en momentos como este y en tiempos como los de ahora, muestras de confianza y esto no sucede únicamente, con mayor transparencia, sino con mayor presencia de gestores y responsables que con declaraciones y juicios de opinión eviten lo peor que le puede suceder al ambiente del mercado: la pérdida de confianza. La ausencia de intervenciones públicas, descuidan la orientación de los mercados y dejan abierto al máximo los márgenes de especulación.

Algunos detalles parecen concentrarse en torno al asunto: falta de credibilidad de la información respecto a las verdaderas cifras de crédito, mora e impagos. Como consecuencia de esto, se desconoce la salud del enfermo llamado sistema financiero, y si no se cree en uno y se desconoce lo otro, cuándo o a qué se espera para intervenir, para que el Banco de España pase a la acción, ¿o no es hora? Y finalmente, el abuso de enredo de las cajas pequeñas alcanza su colmo evitando fusiones, alianzas, y por supuesto, FROB.

Toda esta situación, descrita de forma superficial y rápida, se quiere pensar que será conocida y procesada por el Banco de España y por la vicepresidencia de economía. Y ante la falta de respuesta o reacción al respecto, habrá que pensar que, como en su día señaló el Gobernador Mariano Rubio en una de sus frases preferidas, “de los pecados pequeños no se habla porque son pequeños y de los grandes se tratan en privado”. Por ello, es previsible que al tratarse en este caso de uno de los grandes, el pecado ser objeto de análisis y solución en privado.

Pero mientras los pecadores resuelven el entuerto, no deben perderse de vista que las cajas, y también los bancos, juegan estos días, y no se sabe si disfrutan, con las refinanciaciones -o modificaciones de crédito- y con las adjudicaciones de activos, daciones en pago y adquisiciones, o sea, con los canjes de activos, una forma cualquiera para maquillar las cifras de morosidad. Mientras los bancos reflejan estas ‘diabluras’ en los resultados, las cajas hacen lo que quieren, a lo suyo, pero deberían reflejarlas igualmente, en sus cuentas.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...