edición: 2783 , Viernes, 16 agosto 2019
25/06/2012
Auditoría a la banca

El Banco de España se alía con el Gobierno en la crisis financiera

El Supervisor le sigue el juego al Ejecutivo en los test de estrés a la banca
Las auditorías deberán aportar transparencia a las operaciones de Banco Santander y BBVA
¿Si los datos referidos al período 1998 a 2008 ya obraban en poder del Banco de España, por qué no se pusieron las medidas oportunas para corregirlos?
Juan José González

Todos parecen haber quedado satisfechos. El hecho de dar por bueno (con innumerables dudas metodológicas) la primera evaluación a la banca española que se conoce, ya es todo un éxito. En el lance se dice que se ha utilizado la información confidencial del Banco de España, es decir, la que el supervisor tiene por la vía del conocimiento directo de las entidades, información contrastada y veraz, y por tanto, la mejor materia prima base sobre la que ha basado el análisis de las dos consultoras contratadas (Oliver Wyman y Roland Berger). Un éxito por cuanto supone de aceptación oficial de que la banca española (que no es modélica como el banco central español aseguraba con reiterada necedad) tiene un agujero contable de considerables dimensiones, al parecer problema mollar al que debe darse solución inmediata por la vía de la inyección de capital, es decir, de la recapitalización. Una primera consideración: si estos datos que ahora salen a la luz, los referidos al período 1998 a 2008 ya obraban en poder del Banco de España, por qué no se pusieron las medidas oportunas para corregir lo que era evidente que causaría un agujero como el que ahora se trata de cubrir.

De la información del trabajo de las consultoras, así como de las primeras interpretaciones tras la lectura rápida del mismo, se pone en duda, de entrada, la veracidad de muchas cifras, y en particular las relativas a los créditos del inmobiliario. A partir de ahí, los parámetros utilizados llevan a establecer una horquilla tan desmesurada en necesidades que lleva a la desconfianza en la que todo cabe y todo vale. Qué se debe pensar si del diagnóstico de necesidades financieras para cubrir el desfase contable del sector, se precisa un 20% de recursos más sobre la cifra indicada inicialmente, debido a que la contabilización de una buena parte de los préstamos a las empresas se sospecha que están relacionados, indirectamente, con el inmobiliario. Recordar aquí que una de las tradiciones culturales de la banca española encuentra en la resistencia a contabilizar las propiedades inmobiliarias a precio de mercado, uno de sus principales ´baluartes´ contables.

En realidad, tanto el sector financiero como las autoridades de Bruselas y, por supuesto, las españolas (Gobierno y Banco de España) son las primeras en conocer que el ejercicio de simulación (expresión utilizada aquí como segunda acepción del Diccionario de la Lengua Española, es decir como “alteración aparente de la causa…”) no es más que un primer camelo para salir del paso de una situación económicamente dramática de una economía en paro. Es quizás por esta razón, por la que los análisis realizados en los últimos días por numerosos expertos pueden haberse sobrepasado en profundidad, cuando en realidad los datos que se conocen del análisis de las consultoras no dejan de ser eso, un improvisado ejercicio de suma y resta, o corta y pega para ganar tiempo en evitación de un mal mayor: la intervención del BCE en las cuentas del Reino de España.

Por eso, que los evaluadores cifren las necesidades de capital para la banca entre 51.000 millones y 62.000 millones de euros, para señalar en el mismo informe (en inglés, que no en castellano de “cortesía”) que les cabe la duda de un 20% de más, suena a paripé, a cuento para salir de eso, del paso. Y que, por otro lado, anima a pensar en que las autoridades de la Unión Europea, además de demostrar que atinan mejor que las consultoras mencionadas, se muestran en la práctica más benevolentes y comprensivas con esa cifra que alargan hasta los 100.000 millones de euros. Como asegura un banquero, “en esto de los cien mil millones, tenga usted en cuenta que Bruselas piensa como nosotros, es decir, que cuanto mayor sea la cifra que se utilice de esa línea de crédito, mayor será su retorno”. Al banquero no le falta razón, aunque para ello será necesario que el deudor llegue a pagar algún día.

Mientras tanto, sigue llamando la atención el empeño del Banco de España en participar en la coartada oficial que propone el Ejecutivo español como política de actuación frente a una Unión Europea que, aunque tras las elecciones francesas parezca contar con una fuerza renovada de contestación a las posturas alemanas, está cada día más harta de la gestión de la crisis que esta llevando a cabo el Gobierno español.

Finalmente, y como parece que el trabajo de las auditoras es sólo el primer paso de otros tres o cuatro que se sucederán hasta finales de año, sería deseable que hubiera transparencia en las operaciones internacionales de Banco Santander y BBVA, donde al parecer, y debido a su múltiple operativa internacional, se pueden encontrar algunas incógnitas inexplicables en el resultado agregado del sector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...