edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
30/11/2010

El Barça baja al Madrid del altar con una ‘manita’

Antonio Cubero
Era el partido señalado en el calendario de los grandes acontecimientos futbolísticos en el que el Real Madrid de José Mourinho tenía que presentarse oficialmente ante más de cuatrocientos millones de telespectadores de todo el mundo y defraudó estrepitosamente rayando el mayor de los ridículos. Porque el esperado ‘clásico’ del fútbol español fue un monólogo escrito con caracteres azulgranas. Porque con una superioridad incontestable el Fútbol Club Barcelona pasó por encima de un Real Madrid medroso y tímido convertido en espectador privilegiado de primera fila de su derrota con goleada encajada anoche en el Camp Nou y tener que digerir también el trago de ver cómo el equipo de Pep Guardiola es el nuevo líder de la Liga.

El Barça bajó al Madrid del altar con una ‘manita’, con un desenlace que vuelve a decir bien poco del Madrid con la triste despedida al final del choque con una infantil pataleta de mal perdedor protagonizada por Sergio Ramos. Por cierto, hoy será ‘juzgado’ con su entrenador y varios compañeros más por el comité disciplinario de la UEFA por ‘conducta impropia’ en el pasado partido de Champions ante el Ajax.

Dos goles tempraneros de Xavi Hernández y Pedro encarrilaron el triunfo del Barça. El Madrid se veía desbordado en una contienda desigual entre dos equipos, uno que se hizo con la posesión del balón y otro que lo aborreció a la espera del milagro del contragolpe. Luego, cuando parecía que le había entrado ganas de irse hacia los dominios de Víctor Valdés y mejor jugaba, el colegiado Iturralde González –el que según Mourinho tanto gusta al Barça- no vio una falta máxima del meta barcelonista a Cristiano Ronaldo que podía haber metido a los madridistas en el partido.
 
Tras el descanso, los azulgranas continuaron su exhibición de fútbol para sellarla brillantemente con goles de Villa, por partida doble, y Jeffren para culminar una manita que, sin duda, va a escocer bastante en la moral del vestuario de un desconocido Mourinho, siempre agazapado toda la noche durante el chaparrón que le estaba cayendo a su equipo.
 
El Madrid se sintió impotente ante un Barça en máxima tensión que nunca concedió el menor respiro, que hizo juego solidario donde privan los hombres por encima de los nombres porque todos estuvieron siempre dispuestos a robar balones y a ejercer presión a los madridistas para encerrarlos en su medio campo más preocupados de guardar la viña de Iker Casillas que de acercarse a la portería de Valdés.

De la derrota tarde o temprano se podrá levantar el Madrid. Tendrá que olvidarse del duro batacazo de anoche para seguir tras la estela azulgrana. Pero lo que no podrá borrar de su cuenta particular es que los enfrentamientos directos tienen valor doble y al final de la Liga los números tienen memoria y pasarán factura para el título. De ahí la importancia de los tres puntos y la manita de este primer envite encajados por el Madrid de Mourinho ante el Barça de Guardiola.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...