edición: 2515 , Lunes, 23 julio 2018
01/12/2015
banca 

El BCE limitará el bonus de los banqueros por la solvencia de la entidad

ICNr
Carta a los bancos más representativos para preservar el capital y que aceleren el aumento de la ratio de capital 'fully loaded'. Con este objetivo, el Banco Central Europeo (BCE) ha vinculado la retribución variable de los banqueros a la solvencia de cada entidad. Y para ello fija su mirada en la evolución de la ratio de capital en carga plena de Basilea III, la que adelanta las exigencias normativas como si ya estuviéramos en 2019. La banca española es la segunda peor de la UE en esta medición de fortaleza.
Tras comunicar a los bancos su decisión de manera informal hace semanas, el Mecanismo Único de Supervisión (MUS) del BCE ha enviado una carta a las 123 entidades financieras más significativas bajo su vigilancia directa en la que aconseja adoptar una política de remuneración variable prudente.

Aunque el BCE puede convertir cualquier recomendación en obligación en virtud de su potestad de imponer recargos de capital, está previsto que su consejo de supervisión bancaria adopte próximamente una decisión con directrices específicas sobre los sueldos atendiendo a la ratio de capital fully loaded individual de los bancos.

La banca española está muy rezagada en esta ratio de solvencia en comparación con la UE. Ocupa el segundo puesto de cola de un ránking de 21 países, según el último ejercicio de transparencia de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) con datos a junio de 2015. Su ratio media es del 10%, dos puntos porcentuales por debajo de la europea.

«Cuando determine la remuneración variable, el BCE le recomienda aplicar medidas coherentes con una trayectoria conservadora -al menos lineal- hacia la plena implementación de sus requisitos de capital», dice la carta dirigida a la dirección de los bancos. «El BCE subraya la necesidad de que adopte usted una perspectiva prudente y de futuro cuando decida la política de remuneración de la entidad, y le insta a examinar debidamente su posible repercusión negativa en el mantenimiento de una base de capital sólida», dice la misiva firmada por la presidenta del MUS, Danièle Nouy.

De esta forma emplaza a los bancos a tener en cuenta «sobre todo los requisitos transitorios del reglamento (CRR) y la directiva de capital (CRDIV)» cuando determinen la retribución variable, incluyendo los mecanismos de ajustes y de reintegro de remuneraciones que ya se han pagado o comprometido.

El BCE también pide a los bancos que mantengan informados de cualquier decisión relativa a la política de retribución al equipo conjunto de supervisión que tengan asignado, al tiempo que anima a los supervisores locales, al Banco de España en el caso doméstico, a hacer extensivas sus recomendaciones a las entidades menos significativas que consideren.

«Lo mismo que la política de reparto de dividendos, la política de remuneración variable de una entidad puede afectar notablemente a su base de capital», insiste la presidenta del MUS, tras avisar de que el supervisor único «presta especial atención» al reparto de beneficios entre accionistas y directivos.

De hecho, el BCE ya es restrictivo con el dividendo de la banca porque considera que Europa aún no ha salido de la crisis. En este aspecto, establece que los bancos más retrasados en el cumplimiento de Basilea III retengan beneficios en cantidad suficiente para cubrir al menos una cuarta parte del capital adicional que tienen que acumular en cuatro años para alcanzar los objetivos de 2019. Planteamiento que podría aplicar ahora a los bonus.

Según las cifras publicadas por los bancos en sus resultados del tercer trimestre, Bankia ocupa el primer puesto del ránking en la ratio fully loaded, con un 11,73%, seguida de cerca por CaixaBank (11,6%), Bankinter (11,5%) y Sabadell (11,4%). A continuación se coloca Popular (10,6%), mientras que Santander (9,85%) y BBVA (9,8%) ocupan los puestos de cola. Así, la ratio media simple de la gran banca cotizada española es del 10,9%.

En su último ejercicio de transparencia la EBA se equivocó al medir la solvencia de la banca española según la ratio fully loaded, restándole un punto porcentual, debido a la doble contabilización de deducciones de AT1. Tras subsanar el error, informó de que la ratio media a junio era del 10%, pero se limitó a retirar la herramienta interactiva con los datos individuales de los bancos. Ahora las entidades esperan a que publique cada ratio corregida en su web para resarcir el daño de imagen infligido.

Todo apunta a que los nuevos datos de la EBA no coincidirán con los que publican los bancos en sus cuentas para el mismo periodo, porque la institución con sede en Londres no tiene en cuenta para su cómputo la generación orgánica de capital a no ser que las cuentas hayan sido auditadas, y en el caso de muchas entidades esto sucede a final de año. Tampoco tiene en cuenta las obligaciones necesariamente convertibles en capital si éstas no se han transformado antes de la fecha de corte, entre otras variables.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...