edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
04/05/2015

El BCE pone ‘mirones’ en los bancos (¿o cotillas?)

Alfonso Pajuelo
La autoridad monetaria europea, el BCE, a través del Mecanismo Único de Supervisión, tendrá ojos y oídos en el máximo órgano de decisión de las entidades bancarias, el consejo de administración. Según el diario ‘El País’, el MUS (feo nombre para un controlador) ya tiene el placet de los bancos españoles para colocar un ‘mirón’ y así lo hará con el resto de los europeos pese a las reticencias de Alemania y Francia. El BCE se convierte así en el ‘gran hermano’ financiero lo que le otorga un poder omnímodo y, como tal, en un peligro cierto.
Además de una desconfianza sistémica del supervisor del sistema que pone en duda la fiabilidad de ese sistema, transmite al mercado un mensaje peligroso sobre la banca. Puede parecer una reacción política lógica ante los desmanes ya conocidos de la banca y eso podría sonar bien entre la ciudadanía, muy descontenta con sus autoridades políticas. Pero la experiencia nos demuestra que puestos a buscar culpables de los desmanes de las últimos años, ni gobiernos ni supervisores puede alegar inocencia, incluso, como en el caso español, se puede ir más lejos y hablar de corresponsabilidad por fallar en la vigilancia.

Por mucho que sea a través de la autoridad monetaria, hay una clara intromisión del poder político en las entidades financieras que va mucho más allá de la regulación, insuficiente por lo que parece. Así, el poder político acrecienta ese poder y eso, en banca, nunca ha traído nada bueno. Los españoles sabemos algo de eso.

Llevando al límite los razonamientos del BCE, ¿por qué no ponen ‘mirones’ en los consejos de ministros? Acaso no han tomado malas decisiones individuales que han afectado a la política monetaria y económica común. Si los gobernantes sólo se someten al juicio de los votos habrá que colegir que los gestores hacen lo propio ante sus accionistas y son estos los que pagarán las consecuencias (o deberían).

Dicen que la sociedad ha delegado las funciones de intermediación financiera en los bancos. Pero, entonces, ¿qué hacer con las compañías de seguros o, muy especialmente, con los fondos de inversión?

Vigilar la idoneidad de los consejeros bancarios no es una razón admisible porque para ello no hace falta poner un ‘mirón’ en los consejos, basta con la calificación previa. Para conocer el contenido de las discusiones internas –no sólo las decisiones finales- en caso necesario, basta con establecer la norma que obligue a recogerlas en las actas. Para vigilar la política de riesgos tampoco parece necesaria la intromisión, eso no es difícil controlarlo desde fuera.

No se entiende la decisión del BCE si no es en el contexto político: mayor control y por lo tanto más poder. En realidad qué ponen ¿mirones o cotillas?

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...