edición: 2680 , Miércoles, 20 marzo 2019
27/09/2013

El BCE se estrena como supervisor del sistema con una revisión de la calidad de los activos bancarios

El ejercicio que se iniciará en octubre se centrará en cuatro áreas entre ellas los activos inmobiliarios que afectan en especial a España
Carlos Schwartz

El Banco Central Europeo se estrenará en su actividad de supervisión bancaria en la zona del euro con un ejercicio de revisión de la calidad de los activos. La operación se centrará en el crédito vinculado al sector inmobiliario, a las pequeñas y medianas empresas, al transporte marítimo, y a los activos que suponen una herencia de la crisis financiera internacional y entre los que está la cartera de derivados previa a la crisis y los créditos con respaldo de activos utilizados para adquisición de empresas. La atención que se prestará al sector inmobiliario va a convertir a España en una pieza importante de esta valoración. En los medios financieros internacionales no se ha terminado de asentar la idea de que la banca tiene un capital suficiente por relación a sus activos. Entre otras cosas porque las organizaciones multilaterales cada vez miran con mayor desconfianza a la ponderación que se hace de los activos en función del riesgo, en la medida que esa ponderación se deriva de modelos establecidos por cada entidad, aunque sobre directivas de los reguladores.

La calidad de los activos subyacentes será el centro de las indagaciones. La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) anunció que los grandes bancos sistémicos europeos han reducido su brecha respecto de los objetivos del 7% de capital ponderado por los activos en riesgo -establecido en la regulación conocida como Basilea III- a 70.400 millones de euros. Este objetivo de acuerdo con la regulación de BIII debería alcanzarse en 2019, pero de acuerdo con las estimaciones hechas por la EBA si se mantiene el ritmo de incremento de capital el grupo de 42 bancos sobre el que se basó la muestra de bancos del Grupo 1 lo alcanzarán en febrero de 2014. Las cifras del análisis son a diciembre de 2012, y de acuerdo con el informe el déficit de capital en diciembre se redujo en 29.000 millones respecto del análisis previo en junio de 2012. Respecto del ratio de liquidez exigido por Basilea los bancos del Grupo 1, a diciembre de 2012, estaban excedidos con el 109% sobre el nivel exigido. De hecho una de las cosas que viene a demostrar el análisis es que entre el Grupo 1 y el Grupo 2 hay diferencias significativas en materia de activos líquidos ya que si se considera a la muestra en su conjunto el déficit es de 225.000 millones de euros.

De tal suerte que mientras los bancos del sistema se han dotado de cantidades crecientes de capital, con o sin ayudas del estado y la Comisión Europea (CE) detalle que no se debe pasar por alto, la cuestión central pasa a ser la calidad de los activos. El presidente del BCE, Mario Draghi, ha afirmado su esperanza de que el ejercicio permita despejar las dudas que persisten sobre esa misteriosa napa sumergida que son los activos bancarios. De acuerdo con fuentes de medios financieros europeos de la zona del euro se prestará especial atención a los créditos calificados como morosos, los subestándar y los refinanciados.

Vale la pena recordar que sobre estas clasificaciones el Ministerio de Economía y el Banco de España han establecido normas nuevas y han impuesto condiciones respecto de las dotaciones de capital a cada uno de estos cajones de sastre, lo que ha generado ciertas tensiones en algunas entidades de crédito. Varios bancos españoles han anunciado que esperan cumplir con los objetivos de capital de Basilea III a 31 de diciembre de este año. Este interés está directamente motivado por los ejercicios de la EBA y del BCE. Las grandes entidades no pueden quedarse rezagadas respecto de sus competidores porque eso determinaría una desventaja comparativa que implica en diferido un riesgo de liquidez y mayores costes para la financiación.

Esta es la espoleta que ha detonado la seguidilla de anuncios sobre dotaciones para insolvencias y créditos morosos, además de una mayor cobertura de otros riesgos que se ha registrado en semanas recientes entre los bancos europeos, incluyendo los españoles. En materia de riesgo inmobiliario tanto España como Irlanda van a estar bajo un duro escrutinio, ya que existe consenso fuera de nuestras fronteras que este sigue siendo el talón de Aquiles de la banca a pesar del FROB y sus esfuerzos, algo que el BCE se ocupará de verificar. Los analistas del sector bancario esperan que el escrutinio que se haga sirva entre otras cosas para establecer una cierta uniformidad en los criterios de ponderación por riesgo en la medida que esta es una medida que difiere ampliamente entre entidades y países.

El BCE que se estrena como supervisor supranacional no ha difundido los parámetros sobre los que analizará los activos hecho que ha creado cierto nerviosismo entre los bancos del sistema. Una de las incógnitas es como se valorarán las inversiones en regiones consideradas de mayor riesgo como Europa del Este en la cual hay bancos alemanes y austriacos que tienen concentradas operaciones de crédito. Al menos de la boca para afuera los portavoces de los bancos han manifestado su interés en que este ejercicio de verificación de la calidad de los activos del BCE seas exitosa puesto que puede ayudar a un reforzamiento de la recuperación de la actividad en el sector financiero.

La preocupación de fondo para el BCE desde luego es que a pesar de los incrementos de capital y los saneamientos que la banca ha hecho de sus carteras de activos, más las sustanciales ayudas a los bancos en crisis por parte de los gobiernos y la CE, el crédito al sector privado no despega y en determinados mercados como es el caso del español la morosidad sigue aumentando.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...