edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
31/07/2013
Nuevo CEO del Santander

El canterano Javier Marín sólo cubre el expediente en el debut

Frío, distante, lineal y oficialista, presume de anglosajón, marketiniano... el nuevo estilo que quiere Botín
Juan José González

Puntualidad y rigurosa vestimenta oficial -corbata roja agranatada- primero en riguroso inglés para explicar a los analistas que el banco va bien y que el semestre se ha saldado sin mayores dificultades, para posteriormente la lidia con la prensa, un toro en ocasiones incómodo pero que no queda otro remedio sino el toreo fino. El bautizo público del nuevo CEO de Banco Santander se desarrolló en una atmósfera tranquila, sin contratiempos, quizás la expectación por ver al nuevo consejero delegado, al sustituto del anterior, era mayor que el resultado posterior de la cita. Javier Marín, consejero delegado de Banco Santander cumplía ayer 90 días desde que el consejo de administración le nombrara CEO "por mayoría absoluta", se encargó de precisar Marín. El personaje, nuevo en la escena financiera, merece un retrato, un perfil, una ficha, un semblante que no un balance, pues el escaso tiempo de su ejercicio no da, si no, para pequeños detalles de un técnico de la cantera que apunta maneras.

Con la presentación ya en marcha, Marín optó por el buen inglés para los analistas y explicó la cuenta de resultados a su manera, con cierta frialdad. Marín era consciente de que el mercado, analistas y periodistas, le iban a escrutar y observar a la espera de una de esas antológicas meteduras de pata que apenas se notaron porque fueron leves y tan sólo idiomáticas. Lo cierto es que parece que ha pasado la prueba con nota alta que algunos atribuyen a su inglés, por lo demás ramplón y básico de escuela de negocios. En realidad, la cita bancaria con analistas y medios, no deparó sorpresas porque la sola presencia en sesión debut del consejero delegado, el número dos del banco, ya llevaba expectación e interés por sí misma y con independencia de lo que dijera.

En estas ocasiones es cuando se mide la capacidad para comunicar, la cintura y la habilidad del interfecto en las respuestas. La gente, analistas y periodistas tiran a dar, a hacer daño con sus preguntas. Pero Marín no pareció albergar temor: respondió a todo y a todos. Las de Santander suelen ser intervenciones repetitivas en las que nada se deja a la improvisación: son de ejecución perfecta. Todo está tasado y controlado y la posibilidad de error o desviación suele ser un margen despreciable. Por tanto, Marín lo tenía fácil porque debutaba en una plaza conocida, lo que le dio cierta ventaja en el ruedo ante una galería que no logró llenar. En el coso no estaba sólo sino flanqueado por el incombustible y eficaz para sus amos Manuel Cendoya, abogado del Estado en excedencia y casi de vacaciones en el banco, a juzgar por el escaso estrés que muestra en el desarrollo de sus funciones, no precisamente relevantes.

Lo cierto es que Marín mostró sus cualidades personales y sus pocos defectos en el lance. Generoso y largo en las respuestas, el CEO canterano, promocionado y, puede decirse que por cooptación, aprovechó preguntas técnicas para responder márketing y mensaje de la casa. Marín habla rápido, quizás para demostrar seguridad en lo que dice. Sus formas son muy de escuela de negocios. No sonríe ni ríe, nada le hace gracia, ni atisbo de humor, quizás porque el día de la presentación le presionaba y tensionaba. Y lo cierto es que no parecía ni lo uno ni lo otro. Estuvo serio, trata de usted a la prensa, sin darse cuenta que el usted con los medios es marcar distancia, y quizás no sea lo más adecuado. En todo caso, la labor de Cendoya y de Medel deberá ser intensiva tras la vuelta de las vacaciones, si es que Marín aspira a ganar cercanía, simpatía y popularidad, y no al contrario, antipatía y distancia como gustan Botín padre e hija.

También gusta en puntualizar y no duda en corregir al periodista. Quiere la exactitud, luego debe ser uno de esos jefes puntillosos. Concede espacio al autobombo pero sin perder la frialdad ni la distancia, y no acepta que un periodista le cante un mal core capital, que rápidamente corrige con un "no estoy de acuerdo".

Javier Marín encaja a las mil maravillas con el modelo de ejecutivo que quiere Botín. Es rápido, parco en expresiones, goza de excelente memoria, sería un buen opositor a cualquier cosa del Estado. Finalmente, destacar que la elección de Javier para cantar las cuentas es acertada, seguramente Botín le ha enseñado muchas cosas, entre ellas, la frialdad y ese estilo cortante de palabra, del discurso, de decir lo justo y a otra cosa.

Asegura que se ve asiduamente con Alfredo Sáenz, de quien recibe consejos. Y lo cierto es que no puede ser de otra manera, pues un grupo bancario monstruoso que casi puede decirse camina sólo, no se domina en 90 días de Marín. En el terreno de las comparaciones señalar que curiosamente este CEO tiene rasgos, quién lo iba a decir, de Francisco González, sí, del presidente de su competidor. No llega al punto de reflejar en rostro ese enfado permanente del gallego presidente, pero es igualmente frío, tajante y demoledor. En ocasiones, más que contesta, parece que recita y la grabadora no es capaz de registrar algunas cifras sueltas. El estilo lineal y oficialista de Marín hace pensar que Ana Patricia Botín puede haber encontrado al CEO que algún día estará a sus órdenes. En este avance de semblante personal del responsable de Santander se omite conscientemente la comparación con su antecesor, sencillamente porque no son comparables, porque el anterior es irrepetible y el actual es, hoy por hoy, uno más.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...