edición: 2828 , Viernes, 18 octubre 2019
20/11/2012

El `cavallino´ de Alonso no corre ni se espera que corra

Antonio Cubero
Dicen los colegas periodistas entendidos en el deporte de la Fórmula 1 que el coche de Fernando Alonso ni corre, ni tampoco se espera que lo haga en el Gran Premio de Brasil, última prueba del calendario de la actual temporada a la que se llega con el piloto español en segunda posición, a trece puntos del alemán Sebastian Vettel, que es quien manda en la clasificación volando con Red Bull en busca de revalidar el título mundial el próximo fin de semana. Trece puntos que pueden ser suficientes sin importar lo que haga Alonso, si termina cuarto o por delante.

Para los muchísimos aficionados nada o muy poco avezados en un deporte tan especializado como es la Fórmula 1, donde tanto dinero se mueve, resulta incomprensible que una empresa automovilística del potencial universal de Ferrari se juegue gran parte de su prestigio poniendo un `cavallino´ percherón, nada rampante y sí algo lento de nombre F2012 en manos de quien está considerado como el mejor piloto del gran circo automovilístico. O un equipo que estuvo a punto de tirar todo el esfuerzo de Alonso en Austin por la borda con un cambio de neumáticos lamentable que solamente el pilotaje del bicampeón español pudo arreglar cabalgando hacia la tercera plaza del podio del Gran Premio de Estados Unidos, donde, cosas de la vida, Hamilton dejó de ser el enemigo público número uno del asturiano parta ser su mejor socio al relegar a Vettel a la segunda posición.

Vettel no se ha bajado del podio en las últimas seis carreras. Cuatro victorias, un segundo y un tercero. Dos meses de increíble superioridad, especialmente en clasificación, que han servido al piloto alemán para dar la vuelta al Mundial y plantarse en Brasil con trece puntos de ventaja sobre Alonso, que no gana desde julio (Alemania), pero ha sido capaz de alcanzar seis podios en nueve carreras. Su gen competitivo aporta mucho más de lo que puede ofrecerle el Ferrari, pero sigue siendo insuficiente, en todo caso, para hacer frente en Interlagos al poderío de Red Bull.

Ahora tendremos que aguardar esperanzados una semana más para conocer el desenlace de un Mundial que hoy está difícil y a merced de que la suerte acompañe a Alonso. En Interlagos puede Hamilton volver a ser un buen aliado, aunque la mejor ayuda que puede tener Fernando es la presencia de la lluvia. O, por qué no, una avería en el alternador del RB8 como le sucedió a su compañero de escudería Webber. O, como dicen por Asturias, un milagro de La Santina.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...