edición: 2324 , Martes, 17 octubre 2017
28/07/2016
LA OREJA DE LARRAZ

El CES Europeo aboga por un sistema de plazos para la liquidación del IVA entre los Estados de la UE

Javier Ardalán
El Comité Económico y Social Europeo (CESE) anima a los Estados miembros de la Unión Europea (UE) a reflexionar sobre la introducción de un sistema de plazos para la liquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) entre los Estados miembros, según consta en un dictamen, de 22 de julio de 2016, en el que acoge favorablemente el Plan de acción sobre el IVA de la Comisión Europea.
Este plan va dirigido a establecer un régimen de IVA definitivo. Bruselas pretende llegar a una propuesta de reglamentación definitiva en 2017. Y considera que es preciso hacer todos los esfuerzos necesarios por eliminar en lo posible la brecha del IVA. Ello redundaría en beneficio de las administraciones (ingresos correctos en concepto de IVA) y contribuiría a mejorar la igualdad de condiciones para todos los proveedores.

El CESE acoge favorablemente el énfasis puesto en la eliminación de la brecha del IVA y la vulnerabilidad del sistema ante el fraude, sobre todo ahora que los Gobiernos soportan pérdidas de hasta 170.000 millones de euros al año, o no inferiores al 15,2% de la recaudación total del IVA. El fraude transfronterizo por sí solo ya representa pérdidas de 50,000 millones de euros anuales.

Estima el CESE que es necesario eliminar las debilidades y lagunas del régimen transitorio actual y dar un salto cualitativo hacia delante, de conformidad con las necesidades de un mercado único.

Se muestra partidario de optar por el principio del país de destino como base para el sistema definitivo de IVA, en la medida en que garantizará unas condiciones de competencia equitativas a todos los proveedores de un mismo mercado nacional y provocará menos distorsiones en el mercado. De lo que se trata es de dar un salto cualitativo para reforzar el mercado único y contribuir a la creación de empleo, el crecimiento, la inversión y la competitividad.

El régimen de IVA definitivo se basará en el principio de imposición en el país de destino de los bienes y servicios, dado que no es viable aplicar el principio del país de origen. Esto se aplicará a todas las operaciones, incluidas las operaciones transfronterizas. El método de recaudación evolucionará gradualmente hacia un sistema más impermeable al fraude. Estas propuestas se desarrollarían en dos pasos.

Además, existen diversas iniciativas, recientes y en curso, que consisten, por una parte, en la supresión de los obstáculos al comercio electrónico en el mercado único. La Comisión tiene previsto presentar una propuesta a finales de 2016 para modernizar y simplificar el IVA, especialmente para las pymes. Por otra parte, se apuesta por la adopción en 2017 de un paquete de medidas para las pymes. Son medidas de simplificación que afectarán a los costes de cumplimiento de la normativa del IVA, en favor de las pequeñas empresas.

Como ejemplo, el CESE estima que convendría esforzarse por desarrollar unos impresos uniformes para la devolución del IVA, garantizar unas devoluciones sin retrasos y un sistema accesible de tipos del IVA.

El mayor paquete lo constituyen las medidas urgentes para eliminar la brecha del IVA y las prácticas fraudulentas. Se hace hincapié en la mejora de la colaboración entre las administraciones fiscales, así como con las administraciones aduaneras en la UE y con terceros países; los esfuerzos por mejorar la eficacia de las administraciones fiscales y reforzar el papel de Eurofisc; la mejora del cumplimiento voluntario de las normas, y la recaudación del impuesto. Además, se presentará un informe de evaluación de la Directiva sobre la asistencia mutua en materia de cobro de deudas fiscales.

A más largo plazo, se habla de modernizar la política de tipos impositivos. Se pretende que los Estados miembros gocen de mayor libertad y flexibilidad para fijar los tipos, y en particular los tipos reducidos. Se prevé que también se lanzarán iniciativas en este ámbito en 2017.

El CESE considera que los esfuerzos para conseguir una política de tipos impositivos modernizada, que aporte mayor flexibilidad a los Estados miembros en cuestión de tipos reducidos, deberían, en principio, integrarse en el objetivo de la aplicación del principio del «país de destino», dado que así es cómo se producirán menos perturbaciones para el comercio.

Es preciso limitar el número de excepciones y, por razones de eficiencia económica, debería darse el mismo trato, a efectos del IVA, a los bienes y servicios suministrados por el sector público y por el sector privado. Para lograr los mismos ingresos fiscales, cuanto más amplia sea la base impositiva del IVA menor deberá ser el tipo. Al mismo tiempo, ello permitirá evitar distorsiones económicas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...