edición: 2764 , Viernes, 19 julio 2019
16/11/2016
LA OREJA DE LARRAZ

El CES pide publicidad para los datos sobre el mercado de trabajo de Hacienda y Seguridad Social

Javier Ardalán
El Consejo Económico y Social (CES) en su ‘Informe sobre la creación de empresas en España y su impacto en el empleo” aboga por la creación de una mayor conexión, comunicación y publicidad de la información referente al mercado de trabajo de la que disponen la Seguridad Social, la Agencia Tributaria y el Registro Mercantil, puesto que facilitaría el análisis del impacto de las nuevas iniciativas empresariales sobre el empleo.
Uno de los principales efectos de la crisis ha sido el fuerte deterioro registrado por el mercado de trabajo, con una intensa destrucción de empleo y un importante aumento de la tasa de paro. Desde 2008 hasta 2013, el número de ocupados se redujo en más de 3,3 millones, un descenso del 16,3%, hasta los 17.139 mil ocupados. A partir de 2014 el empleo comenzaría a aumentar, mostrando en 2015 un ritmo medio del 3,0%.

A pesar de la destrucción neta de la ocupación, las nuevas iniciativas empresariales que se produjeron en ese periodo crearon empleo, como hecho consustancial al inicio de la actividad. El empleo así creado representaría aproximadamente el 40% del creado cada año por el conjunto del tejido empresarial. A su vez, para el periodo 2008-2012, el empleo creado por las empresas que aparecieron durante esos años y que sobrevivían en 2013 supuso un 8,8% del empleo total.

Cerca del 40% de los nuevos puestos de trabajo creados cada año corresponden a las nuevas iniciativas empresariales. Sin embargo, solamente cuatro de cada diez de esas nuevas iniciativas llegan a cumplir los cinco años, según los datos que maneja.

En concreto, señala el informe, que el fin de la actividad empresarial habría afectado entre 2008 y 2013 a más del 20% de las empresas creadas en su primer año de vida, mientras que el 15% desapareció en el segundo año y aproximadamente un 10% lo hizo en el tercero.

Para garantizar que ese impulso sobre el empleo de las nuevas iniciativas empresariales no se pierda en los años siguientes, considera el CES que hay que favorecer la supervivencia  empresarial, asegurando que las empresas no desaparezcan por causas ajenas a la propia viabilidad de sus negocios, afirma el CES.

Las nuevas empresas que crecen son las que mejores perspectivas presentan tanto para la generación de empleo como para continuar en la actividad en el medio y largo plazo. En la actualidad, más del 90% de las empresas son micropymes, pero son las pymes las que constituyen en numerosas ocasiones un germen de proyectos empresariales de mayor envergadura y, junto a las grandes empresas, muestran, a priori, una mayor estabilidad en el tiempo.

Con el objetivo de orientar los esfuerzos a favor del emprendimiento, determina el CES que resulta necesario identificar los factores más determinantes en esa necesaria consolidación de la nueva actividad empresarial y evaluar los resultados de las actuaciones llevadas a cabo. En los últimos ejercicios, 2014 y 2015, se han puesto en marcha numerosas medidas para favorecer la creación de empresas, pero hasta el momento no se dispone de información para poder realizar una evaluación de resultados y de impacto.

Aunque el principal condicionante para el desarrollo de nuevas iniciativas empresariales durante el periodo analizado ha sido la debilidad de la demanda interna, existen otros factores que afectan al emprendimiento en los que España continúa situándose por debajo de la media de los países de su entorno, como los relacionados con la iniciativa emprendedora, la capacidad de respuesta de la administración, las ayudas estatales y la contratación pública, el acceso a la financiación y la unidad de mercado.

El CES considera que promover la iniciativa emprendedora continúa siendo uno de los principales desafíos para la economía española, siendo preciso incidir especialmente en aquellos indicadores donde muestra mayores deficiencias. Asimismo, sería deseable poder jerarquizar los factores que afectan al emprendimiento ya que resultaría útil de cara a establecer cualquier tipo de estrategia.

Sin embargo, ese ejercicio resulta complicado de realizar al estar condicionado, en primer lugar, por el momento del ciclo económico en el que se lleve a cabo y, en segundo término, por aspectos concretos como el sector productivo en el que se inicia la actividad o el territorio en el que se implanta, lo que dificulta la generalización de los resultados de cara al diseño de esa estrategia.

A lo largo de los últimos años se han aprobado numerosas medidas para abordar los problemas estructurales que afectan al entorno empresarial, con el objetivo de fortalecer a largo plazo el tejido empresarial español y contribuir, con ello, al crecimiento y la reactivación económica y a la creación de empleo.

Entre estas medidas, destaca la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, que si bien trató de dar por primera vez una visión completa de emprendimiento, considera el CES que se perdió la oportunidad de aprobar una Ley más innovadora y mejor estructurada.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...