edición: 2307 , Miércoles, 20 septiembre 2017
25/03/2014
LA OREJA DE LARRAZ

El Comité Social Europeo se muestra a favor del IVA de caja y de la aprobación de una declaración normalizada

Javier Ardalán

El Consejo Económico y Social Europeo (CESE) recomienda a los Estados miembros que apliquen mejor los mecanismos para mejorar el funcionamiento del entorno empresarial: se trata ante todo de que el impuesto no sea exigible hasta que el cliente no haya pagado la factura y de que se mantengan plazos razonables para el reembolso de los excedentes del IVA deducible. La introducción de tales mecanismos no deberá suponer, en opinión del CESE, una carga administrativa suplementaria.

También, aprueba la creación de una declaración de IVA normalizada. Se trata de un instrumento que, si se aplica correctamente, podría reducir las cargas administrativas de las empresas de la UE aprovechando mejor las posibilidades del mercado único y mejorando la eficacia en la recaudación de impuestos y la lucha contra el fraude fiscal.

La consultora PwC  calcula que el ahorro neto que obtendría la EU-27 al reducir los trámites burocráticos e introducir una declaración de IVA normalizada obligatoria para todos los Estados miembros se elevaría a unos 17.200 millones de euros.

A medio y largo plazo este gasto se vería compensado por el aumento de la eficacia en la recaudación de impuesto y en la lucha contra el fraude y la evasión fiscales. Al mismo tiempo, debe subrayarse que la aplicación de la propuesta implicará asimismo costes inevitables para los contribuyentes (cambio de los programas informáticos de contabilidad).

Los efectos positivos de esta iniciativa en el funcionamiento de las empresas pueden reflejarse en una mayor recaudación de impuestos, los presupuestos públicos y estatales, la capacidad de financiar la cohesión social, una mayor accesibilidad a los servicios públicos y una administración pública más eficaz. Se prevé que el impacto general de la iniciativa beneficiará tanto al ciudadano medio de la UE como a las pymes.

Además, una declaración de IVA normalizada facilitará un intercambio de información rápido entre los Estados miembros y puede tener un papel positivo en la reducción del fraude fiscal. Asimismo puede contribuir al aumento de la eficiencia de la recaudación tributaria y a la consolidación fiscal.
En la actualidad la armonización en las declaraciones del IVA es mínima y los Estados miembros definen el contenido de la declaración del IVA de acuerdo con sus condiciones específicas. En la configuración actual del sistema de declaración de IVA las empresas que operan a nivel internacional deben hacer frente a mayores costes debido a unos complicados trámites burocráticos y a la existencia de formularios de declaración en diferentes lenguas.

Se incluye en la Directiva el principio de ‘presentación única’ que garantizaría que las empresas faciliten una sola vez determinadas informaciones a las autoridades nacionales. Los datos deberían recabarse de tal modo que las autoridades nacionales puedan utilizarlos para la inspección (prevención de evasión y fraude fiscales) pero también con fines estadísticos. Esto evitaría a las empresas una doble obligación de cumplimentar varios formularios y declaraciones del IVA.

Un modesto primer paso para abordar las numerosas diferencias existentes entre los Estados miembros en lo que respecta a la normativa y las formalidades del IVA. Los costes y beneficios que implica modificar el sistema de declaración del IVA (y los procedimientos internos) para las empresas –especialmente, las pymes– deberán tenerse muy en cuenta.

El CESE se remite a la propuesta “Hacia un sistema de IVA definitivo” anunciada por la Comisión en su Programa de trabajo 2014 y subraya que muchas de las diferencias existentes entre los Estados miembros en cuanto a normas y formalidades del IVA tienen su origen en las diferentes opciones que prevé la Directiva del IVA.

Considera absolutamente esencial que la Comisión acometa también una normalización efectiva de los marcos temporales y plazos de todo el espectro de pagos del IVA (pago a plazos, liquidación del impuesto, devolución del exceso de pagos) y de las correcciones que se hayan introducido en las declaraciones fiscales de modo que se cumplan plenamente los objetivos de la propuesta.

Si se aplica correctamente, esta propuesta de Directiva, cuyo objetivo es la introducción de la declaración de IVA normalizada, aumentaría la eficacia en la recaudación de impuestos y la lucha contra el fraude fiscal. Puede además contribuir a atajar las dificultades que afrontan las empresas para exportar dentro del mercado único de la UE.

Se trata de un paso correcto en el esfuerzo por impedir el falseamiento de la competencia, proteger el empleo y aumentar la eficacia de los mecanismos de control cuando las autoridades fiscales intercambian información entre sí o con las empresas. La introducción de la declaración de IVA normalizada hará este objetivo alcanzable. Solo podrá exigirse información complementaria –además de la prevista en la propuesta– cuando dicha información sea esencial para la inspección tributaria y para luchar contra la evasión y el fraude fiscales.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...