edición: 2514 , Viernes, 20 julio 2018
20/12/2016

El conflicto fiscal entre Bruselas, Dublín y Apple entra en el túnel judicial con recursos cruzados

Competencia hace públicas las conclusiones de su investigación sobre los beneficios fiscales de Apple
Carlos Schwartz
La Comisión Europea a través de la Comisaría de la Competencia ha hecho público un documento de 130 páginas que contiene los elementos de juicio y las conclusiones a las que aquellos han conducido al equipo de la comisaria Margrethe Vestager. Es sobre la base de estas conclusiones que la CE ha solicitado a Irlanda que recupere 13.000 millones de euros considerados ayudas del estado a una empresa privada: la multinacional estadounidense Apple domiciliada en la ciudad de Cork. Competencia ha elegido el día en que se hizo público el rechazo de Dublín y el recurso de la empresa para dar a conocer el detalle de su elaboración de la sanción por un acuerdo fiscal entre la multinacional y el Gobierno irlandés. En declaraciones separadas de estos hechos Vestager afirmó que existe la posibilidad de que otros estados de la Unión Europea hagan una reclamación propia a Apple por el dinero que fue desviado a Irlanda para gozar de un mejor trato fiscal si consideran que se generó como ingreso por ventas en otros mercados de Europa donde no tributaron adecuadamente. En ese caso, señaló la Comisaria, Irlanda no podría recuperar el total de los 13.000 millones que debería reclamar según la Comisión Europea.
Otra fórmula que contempla el documento de Competencia es que Apple opte por repatriar una parte mayor de su beneficio en Europa a su matriz estadounidense por conceptos que pueden eventualmente desgravar como investigación y desarrollo lo cual reduciría la deuda valorada por Competencia. La publicación del texto completo de la decisión de la CE comunicada a la empresa en agosto acota el conflicto y lo pone en el túnel judicial al que ya han acudido Apple con un recurso y Dublín.

También entró en escena una vez más el departamento del Tesoro estadounidense que calificó a la decisión de intento de erosionar la base fiscal corporativa estadounidense y que la posición de Bruselas sobre las ayudas estatales “cuestiona las reglas fiscales de los países a nivel individual y amenaza con minar todo el clima de los negocios en Europa”. De acuerdo con el documento de Competencia Irlanda emitió dos opiniones fiscales vinculantes que concedieron a Apple una tarifa muy reducida sin requerir del fabricante del iPhone que sustanciara su petición para recibir ese trato. La resolución añade que Apple entregó informes que justificaban los mecanismos para la asignación del beneficio en las resoluciones fiscales solo cuando Bruselas emitió sus hallazgos preliminares sobre el esquema fiscal en el 2014. De acuerdo con la comisión Apple llegó a pagar un tipo fiscal del 0,005% en 2014 y durante muchos años su tipo fiscal no superaba el 1%.

El documento de la Comisión incluye notas sobre una reunión en 1990 entre el asesor fiscal de la empresa y la agencia fiscal irlandesa en las cuales se afirma que ambas partes discutieron que el nivel de la imposición fiscal de la empresa estaría entre los 30 y los 40 millones de dólares anuales. De acuerdo con el documento el asesor fiscal de la empresa afirmó que no habría “una fórmula científica” para determinar esa cifra, pero que era de tal magnitud que esperaba que sería interpretada “como una propuesta de buena fe”.

La CE argumenta que si bien Dublín remitió nueve resoluciones sobre otras empresas a Bruselas para defender su posición de que no existió un acuerdo especial y de favor a Apple los ejemplos eran tan “inconsistentes” que no podían ser utilizados como una referencia. “La Comisión no fue capaz de identificar un conjunto cualquiera de reglas consistentes que se aplican generalmente sobre la base de criterios objetivos a todas las compañías no residentes que operan a través de una sucursal en Irlanda”, afirma el documento.

Dentro de los hechos hallados por Competencia, el documento afirma que en 1991 y en 2007 Irlanda emitió resoluciones favorables a dos subsidiarias clave de Apple sin datos que respaldaran la adjudicación de beneficio a las mismas. La resolución al desviar beneficios reducía la obligación fiscal en Irlanda. El hecho que esas dos decisiones cuestionadas por Competencia se hubiesen adoptado sin el pertinente informe de asignación de beneficios para Apple Sales International y Apple Operations Europe “tiende a indicar que los métodos refrendados por las resoluciones” no fueron resultado de una realidad económica.

Según el documento los beneficios imponibles de Apple asignados a las dos subsidiarias -y aceptados por las autoridades irlandesas- se apartan de una “aproximación confiable de un hecho basado en el mercado” a causa de la “asunción sin sustanciar” de que los ingresos de la propiedad intelectual producidos por los dos grupos se generaban fuera de Irlanda.

La Comisaría añadió que en cualquier caso “la falta de límite temporal a ambas disposiciones pone en cuestión que esa asignación de recursos fuese apropiada, dados los posibles cambios a las circunstancias económicas y regulatorias en los años que cubren las disposiciones”.

Apple, que ha presentado un recurso en contra de la disposición de la CE, niega que el tipo fiscal que se le ha aplicado a la empresa haya sido en ningún momento del 0,005% tal como señala el documento. La empresa acusó a Competencia de discriminarla específicamente con el objetivo de obtener titulares en la prensa mientras pretende modificar las leyes fiscales de forma retroactiva.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...