edición: 2327 , Viernes, 20 octubre 2017
19/07/2010
OBSERVATORIO DE MERCADOS EXTERIORES

El consumo impulsa la recuperación en Canadá

CRÉDITO Y CAUCIÓN

La economía de Canadá creció a un ritmo más rápido de lo previsto en el primer trimestre de 2010, impulsada todavía por el gasto interno. El PIB creció un 6,1% interanual, el mayor aumento desde el último trimestre de 1999. Éste ha sido el tercer trimestre consecutivo de crecimiento económico en Canadá, tras tres trimestres consecutivos de contracción. Según datos del Instituto de Estadística de Canadá, el gasto de los consumidores en bienes y servicios aumentó un 1,1% en el primer trimestre de 2010, frente a un aumento del 1% en el trimestre anterior. El crecimiento del gasto de los hogares se concentra en bienes de consumo semiduraderos, en particular confección, calzado y accesorios.

También aumentó la compra de nuevos vehículos de motor, pero a un ritmo mucho más lento que en los tres trimestres anteriores. La inversión residencial creció un 5,4% -su cuarto aumento mensual consecutivo-, mientras que la construcción de nueva vivienda subió un 11% y la actividad de reforma un 6,3%. Los precios elevados han reforzado al sector de la construcción y a los sectores de mobiliario y materiales de construcción.

Las exportaciones aumentaron un 2,9%, la tercera subida trimestral consecutiva tras cinco trimestres de caída, impulsadas por los bienes y los materiales industriales y los productos de automoción. Las importaciones aumentaron un 3,4%,  también impulsadas por los bienes y los materiales industriales y los productos de automoción, así como por la maquinaria y los equipos.

En febrero, las insolvencias de empresas y particulares, que se definen como quiebras y renegociación de deuda, aumentaron respecto a las cifras de enero: un 8,2% y un 13,4% respectivamente. Sin embargo, los resultados interanuales presentan una clara mejora, una prueba convincente de que la recuperación se ha afianzado en Canadá. Las insolvencias se redujeron un 6,7% interanual en febrero de 2010. Las insolvencias de consumidores se redujeron un 5,7%, y las quiebras de consumidores un 16%. Las insolvencias de empresas se redujeron un 25,6%, mientras que las quiebras de empresas se redujeron un 27%. Las insolvencias de empresas, en los 12 meses anteriores al 28 de febrero de 2010, cayeron un 11,6% en relación con los 12 meses anteriores al 28 de febrero de 2009. La reducción de las insolvencias en la agricultura, bosques, pesca y caza, transportes y almacenes, construcción, comercio mayorista, y en los sectores de la cultura y la información contribuyeron a esta mejora.
 
En abril de 2010, el indicador de Frecuencia Prevista de Impagos (EDF) de Canadá volvió a caer en relación con el mes anterior, prosiguiendo 14 meses de caída, y terminó 3,3 puntos por debajo de su nivel máximo de febrero de 2009. La EDF media de Canadá se sitúa actualmente en el 1,04%.

La reducción de las insolvencias de empresas en el cuarto trimestre de 2009 y en el primer trimestre de 2010 constituye un indicio de la mejora de las tendencias de ciclos de pagos, en el conjunto de los sectores comerciales, desde mediados de 2008. A medida que mejora la economía canadiense en su conjunto, Crédito y Caución prevé, a corto plazo, que los impagos sigan reduciéndose en Canadá. Dicho esto, no todos los sectores comparten esta tendencia. De manera más destacada, los sectores de la construcción y el transporte registran mayor debilidad en el ciclo de pagos. La mentalidad de “pagar cuando cobro” ha generado problemas de cobro en el conjunto de la cadena de suministro.

EL BANCO DE CANADÁ REVISA AL ALZA LAS PREVISIONES DE CRECIMIENTO DEL PAÍS

Las mejores perspectivas económicas y el fuerte crecimiento en el primer trimestre de 2010 han llevado al Banco de Canadá a revisar al alza sus previsiones de crecimiento del PIB para 2010, pasando del 2,9% al 3,7%. En consonancia con esto, el Banco también revisó al alza su previsión de inflación subyacente, pasando del 1,7% al 1,9%. La previsión de inflación general, incluso excluyendo el efecto temporal de la armonización del impuesto sobre las ventas en Ontario y en Columbia Británica, también se revisó al alza para reflejar el mayor peso del precio de la energía.

En abril, el Banco de Canadá volvió a modificar su postura política, poniendo fin al estímulo económico que suponía su compromiso condicional con los bajos tipos de interés (en abril de 2009 se comprometió con un tipo preponderante del 0,25), un indicio de que se ha superado la necesidad de esta medida extraordinaria. Como se había especulado de manera generalizada, el Banco aumentó su tipo de interés a principios de junio, siendo la primera economía industrializada del G7 en hacerlo en 2010. La subida de tipos, del 0,25% al 0,5%, responde a dos trimestres de extraordinario crecimiento.

El Banco ha señalado que está estudiando nuevas subidas de tipos, y prevé poner en marcha una política de aumentos graduales y constantes de los tipos de interés. Sin embargo, también ha comentado que su siguiente paso es muy poco predecible y ha advertido a los inversores de que se mantiene la incertidumbre, debido a los problemas fiscales de la zona euro y a una recuperación mundial desigual.

ANÁLISIS DE ALGUNOS SECTORES

Durante la crisis económica global de 2008/2009, la demanda de acero se redujo drásticamente, dando lugar a un exceso de la oferta y a una presión sobre los precios. Las empresas respondieron reduciendo los niveles de inventario. Pero en el primer trimestre de 2010, la demanda empezó a reactivarse, los precios se estabilizaron y la producción empezó a aumentar. Los datos de producción de marzo de 2010 presentaron aumentos superiores al 10%. Las empresas del subsector del acero y el hierro están intentando dar salida a un inventario más antiguo y de mayor precio, presionando considerablemente a sus proveedores para renegociar los contratos de suministro existentes, intentando así que se adecuen a la actual realidad del mercado.

A pesar de ello, Crédito y Caución no ha observado un aumento de las insolvencias. Nuestras previsiones a corto plazo para el subsector del acero y el hierro son entre moderadas y buenas. Al recuperarse la economía mundial, la demanda de acero y hierro seguirá aumentando, lo que debería sostener o mejorar las recientes subidas de precio.

En el subsector minorista, hay pocas pruebas de un aumento de los impagos o de las insolvencias. El único dato significativo en materia de insolvencias se ha producido en los segmentos minoristas especializados (negocios de ropa y calzado con una sola tienda), lo que se deba probablemente a una insuficiente capitalización desde la puesta en marcha.
 
Las empresas que venden a este subsector deberían prestar especial atención a los plazos contractuales de venta y asegurarse de que todas las condiciones acordadas reflejan las normas del sector. Cuanto mayor sea el plazo, mayor es la probabilidad de impago o de que se produzcan problemas de reducción/conciliación. Las previsiones a corto plazo de Crédito y Caución para el subsector minorista son bastante positivas. Mientras se mantenga estable la confianza de los consumidores y el índice de desempleo no suba en términos interanuales, el sector minorista debería seguir obteniendo beneficios. Si prosigue la recuperación económica mundial y los tipos de interés se mantienen en un rango manejable (con un tipo central no superior al 2,5%), probablemente deba revisarse al alza el índice de crecimiento previsto para 2010.

· MÁS INFORMACIÓN

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...