edición: 2350 , Jueves, 23 noviembre 2017
21/11/2013

El crudo estadounidense pugna por retomar la tendencia alcista pero la brecha con el Brent sigue en cotas altas

Estados Unidos produce más crudo que el que importa por el petróleo no convencional, opción poco probable para Europa
Carlos Schwartz

El barril de crudo West Texas Intermediate (WTI), el crudo de referencia estadounidense, ha retomado un curso alcista después de cinco meses de caída. Hace siete meses muchos operadores del mercado de futuros del petróleo apostaban por una rápida convergencia entre el WTI y la referencia europea, el barril de Brent. En los hechos el WTI había escalado hasta los 100 dólares el barril mientras se abría el flujo hacia las refinerías del Golfo de México y bajaban las reservas en el punto de almacenamiento más importante para el crudo estadounidense, Cushing. Las estadísticas del mes de octubre han revelado que por primera vez en 18 años Estados Unidos produjo más crudo que el que se importó en un mes completo, el de octubre pasado. La falta de oleoductos para dar salida al incremento de producción de crudo a resultas de la explotación del petróleo no convencional había acumulado niveles artificiales de reservas hasta mediados de 2013, cuando varias líneas entraron en operación reduciendo los excedentes. Sin embargo estos habían vuelto a crecer hasta la primer semana de noviembre acumulando en ese plazo 2,6 millones de barriles llevando el total a 388,1 millones de barriles.

Los datos de reservas para la segunda semana de noviembre mostraron que el ritmo de acumulación de reservas se había estancado con el total en 388,5 millones lo que supone un muy pequeño incremento. El motivo es que las refinerías comienzan a tirar de lo almacenes tras un largo periodo de mantenimiento, aunque la demanda es aun demasiado baja para que el precio refleje las menores reservas. El dato, de acuerdo con los analistas, indica que puede haber un cambio de tendencia después de nueve semanas consecutivas de aumento de las reservas que hicieron perder al barril de WTI 15 dólares o un 14%. El desplome llevó a que el diferencial entre el WTI y el Brent se ampliara hasta los 14 dólares por barril. Este diferencial es objeto de permanente arbitraje entre operadores, bancos, fondos de alto riesgo y compañías de energía. Pero también es un indicador de la rentabilidad de las refinerías de Estados Unidos y Europa para las que el precio del crudo es decisivo. Va de suyo que la rentabilidad de las refinerías estadounidenses, operando a su precio interior para el crudo, obtienen fuertes beneficios con la exportación.

El Brent, también subió un 1% tras sufrir una caída el martes por la reanudación de las exportaciones de Libia. La situación en este país ha actuado de soporte de los precios en las últimas semanas a causa del bloqueo de la producción y exportación por las huelgas en el sector y los conflictos políticos entre Gobierno y oposición. También Nigeria ha tenido problemas de producción recientemente. Pero el escenario es sumamente volátil. La reanudación de las negociaciones entre Irán y los países miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha despertado la expectativa de que se levanten las sanciones contra Irán lo que socavaría de inmediato el precio del Brent al reanudarse las exportaciones de crudo a Europa. En realidad no hay problemas de suministro, y además Arabia Saudita que actúa como regulador del mercado cuando hay tensiones, ha incrementado su producción rompiendo un récord de exportaciones de los últimos ocho años.

Quiere decir que habida cuenta de la debilidad de la demanda y el escenario político internacional, así como los niveles de producción, debería haber una tendencia a la baja de los precios que no se hace presente. Mientras, Europa, rehén de sus necesidades energéticas no parece que pueda desarrollar el petróleo no convencional. El director de trading de la empresa eléctrica alemana EON, Leonhard Birnbaum, afirmó que la posibilidad de que Europa explote el petróleo no convencional por medio del fracking es muy remota. De acuerdo con el ejecutivo hay varios factores que atentan contra ello. Uno es la naturaleza de los derechos jurídicos europeos sobre el subsuelo hacen que esta iniciativa se vea muy limitada de un lado. Del otro señala que no hay en el continente el nivel de industrias auxiliares del petróleo suficientes como para que se pueda encarar el desarrollo de esta forma de producción. Otro factor es la ausencia de un mercado financiero capaz de financiar las perforaciones petroleras y zonas geológicas aptas que no hayan sido afectadas por la minería. Birnbaum señaló que este conjunto de elementos es más importante que las reticencias relacionadas con el efecto del proceso sobre el medio ambiente.

Hace un par de meses el presidente de EON reflejó un opinión parecida, señalando que la revolución del petróleo y gas no convencional debería en realidad ocurrir en alguno de los países tradicionalmente proveedores de Europa, como Abu Dhabi, por ejemplo. Birnbaum por su parte señaló a Ucrania como uno de los países en los que la revolución de la producción no convencional podría llegar a ocurrir. Chevron recientemente firmó con el Gobierno allí un contrato para la prospección de petróleo y gas no convencional. Pero en cualquier caso y teniendo en cuenta los periodos de maduración de este tipo de proyectos de aquí a que esto ocurra, si es que ocurre, pasará mucho tiempo. No sólo son escépticos los alemanes, los franceses han prohibido la explotación por fracking. Sólo Reino Unido parece alentar la esperanza de ver una revolución industrial en el sector del gas y petróleo como la que ha llevado al desarrollo en Estados Unidos de campos como los de Brakken en Dakota del Norte y Eagle Ford en Texas. Pero puede ser una fantasía del Gobierno Cameron. Parece inevitable que Europa siga a la zaga en materia de costes energéticos a menos que reestructure su política energética de conjunto.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...