edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
06/11/2013

El debate entre los once sobre la TTF queda congelado a la espera del pacto de Gobierno para la coalición en Alemania

El acuerdo sobre la tasa entre los socialistas y la CDU de Angela Merkel puede finalmente quedar en nada
Carlos Schwartz

El equipo formado por los socialistas alemanes (SPD) y la coalición cristiano demócrata de Angela Merkel CDU/CSU para negociar un programa económico sobre el que pactar la acción de un Gobierno de coalición acordó tras cuatro horas de negociación la pasada semana el apoyo a una Tasa sobre las Transacciones Financieras (TTF). De acuerdo con Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, y miembro del grupo de trabajo sobre “Regulación bancaria, Europa y el euro” dentro del equipo negociador, desde el 28 de octubre “ambos partidos están de acuerdo en impulsar una TTF en Europa”. Lo que Schulz no ha dicho es que el progreso en ese tema sólo será posible en el marco restringido de la “cooperación ampliada” que han pactado por separado los 11 países que están dispuestos a llevar adelante la tasa. Mientras, el grupo de la cooperación está paralizado desde las elecciones de septiembre en ese país a la espera de una posición definitiva de Alemania.

La cuestión es que no hay ninguna precisión sobre el acuerdo entre el SPD y la CDU/CSU ni detalles acerca de cuál es concretamente ese acuerdo. Mientras lo que sí se sabe es que hay profundos desacuerdos entre ambos acerca de la Unión Bancaria Europea y sobre la financiación a los Estados miembros de la UE. Con lo cual el pronóstico que hacen las fuentes consultadas al tanto de las negociaciones es que el acuerdo final puede quedar sumamente diluido al final del largo recorrido que no se espera que acabe antes de mediados de diciembre. Entretanto el grupo de trabajo en Bruselas está a la espera de esa posición alemana, de la difusión por parte de la Comisión Europea de un documento en el que defiende su proyecto de las críticas de la asesoría jurídica del consejo de ministros de finanzas de la propia UE, y de que los países miembros de la cooperación ampliada sugieran vías para avanzar en la implementación de la tasa. Esta situación ha llevado a que un texto de compromiso llevado a la reunión de los 27 por la presidencia lituana de turno en la CE no fuese abordado en septiembre.

La división de opiniones se mantiene mientras el recurso contra la TTF ante el Tribunal de Justicia Europeo presentado por el Gobierno de David Cameron sigue su camino. La reacción británica se centra en torno a la cuestión de que la tasa se cobre no sólo en los países de emisión sino en todos los países en los que los agentes económicos hagan transacciones en instrumentos emitidos por cada uno de los 11 países miembro de la “cooperación ampliada”. Pero mientras Cameron rompe una lanza en defensa de la industria financiera británica, el presidente del Banco de Francia, es decir el regulador galo, ha lanzado un fuerte ataque contra la TTF. Tanto Francia como Italia tienen su propia versión de la tasa en funcionamiento con poca alegría, todo hay que decirlo, porque ha afectado al volumen del mercado de renta variable. Sin embargo estos países han hecho la excepción para la deuda soberana conscientes de que reducir la liquidez de los mercados de deuda pública atenta contra la financiación del estado. Ambos se oponen al proyecto de TTF presentado por la CE.

“El proyecto de la CE no es un punto de partida y debe ser totalmente revisado”, afirmó el presidente del Banco de Francia, Christian Noyer, quien agregó que “No creo que la intención del Gobierno francés haya sido hacer algo que puede destruir secciones íntegras de la industria financiera francesa, detonar una masiva deslocalización de puestos de trabajo dañando de esta manera a la economía en su conjunto”. De acuerdo con Noyer “supone un enorme riesgo en términos de reducción de la producción en la jurisdicción de la TTF, un incremento del coste del capital para los gobiernos y las corporaciones y un cambio significativo en la localización de las actividades de trading y menor liquidez en los mercados”. Las opiniones de Noyer reflejan la preocupación del Banco Central Europeo (BCE). Para el regulador central la preocupación mayor es la posibilidad de que el mercado de operaciones con pacto de recompra, que es la base de la liquidez del sistema bancario en la actualidad se “quede seco”, señala el presidente del Banco de Francia.

Tanto Francia como Italia intentan dentro del grupo de cooperación ampliada que reúne a 11 países que la TTF se ajuste al modelo utilizado por ambas naciones con escasos añadidos que no afecten a las transacciones. En principio el gobierno de François Hollande se ha mostrado partidario de que la tasa abarque al mercado de acciones, algunos bonos y una franja estrecha de derivados. Lo cierto es que el proyecto de la CE ha recibido un golpe muy duro cuando la asesoría jurídica del consejo de ministros de economía de la UE concluyó que la propuesta excedía la jurisdicción nacional, contravenía los acuerdos de la UE y discriminaba a los estados que no participaban del acuerdo al intentar convertir en agentes de retención y mercados afectados a los de todo el mundo y a sus gobiernos. No va a resultar fácil a la CE sustraerse al impacto de este dictamen.

La idea inicial era que la TTF estuviera operativa en 2014. Ahora esa posibilidad es muy difusa, y en cualquier caso puede que los mecanismos electorales que se pondrán en marcha el próximo año de cara al Parlamento Europeo y el cese de la actual Comisión se crucen con el objetivo de poner en funcionamiento a la tasa. Todo parece indicar que este es un proyecto frustrado en el cual la CE ha puesto más empeño que los países que ya la tienen en marcha en condiciones más restrictivas.

La audacia de último momento en este terreno por parte de la CE tiene un fuerte tinte electoral, como viene ocurriendo con recientes iniciativas de diversos comisarios.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...