edición: 2808 , Viernes, 20 septiembre 2019
09/06/2011
Innovar o cerrar

El descenso de la inversión pública y privada en I+D pone en peligro la competitividad de las empresas españolas

Los recortes presupuestarios de la administración, la dificultad de las empresas para acceder al crédito y el poco interés del sistema financiero por la innovación reduce un 1,7% la inversión
Esther García López

El actual contexto económico ha impactado de lleno en la línea de flotación de la inversión en I+D en España y muchas empresas han dejado de considerarla prioritaria. En 2009 la inversión en esta partida descendió un 2,4% -después de 15 años de continuo ascenso- y en 2010 se produjo una nueva bajada, esta vez del 1,7%. Se trata de un dato preocupante teniendo en cuenta que muchos consideran la innovación como uno de los pilares para retomar la senda del crecimiento y para cimentar el nuevo modelo productivo de España.

Durante años, la innovación se ha perfilado como uno los motores de la competitividad de la economía española y tanto la Administración como una parte del empresariado no han dejado de invertir en ella. Estaban convencidos de que ese era el camino para crear un mayor valor añadido a sus productos y servicios, que les llevara a ser más competitivos en los mercados globales. Pero el viento de la crisis y las dificultades de financiación de muchas empresas, unidos a los recortes en el gasto público, han truncado estas buenas intenciones y la inversión en innovación ha bajado por segundo año consecutivo, situándose en el 0,72% del PIB, prácticamente la mitad de la media comunitaria (1,25%).

En 2009 el gasto interno en investigación y desarrollo registró un descenso del 2,4%, después de 15 años de continuo ascenso. Entre 2004 y 2009 registró incrementos anuales del 14,1%, gracias a la contribución del gasto público, hasta situarse en el 1,28% del PIB.

Las cifras no pintan mejor para 2010 y según los datos provisionales facilitados por el INE, el gasto interno en I+D en España registró un descenso del 1,7% el pasado año. La mayor reducción de gasto la experimentaron las empresas con una caída del 2,4%, mientras que la reducción del gasto público se situó en un 0,9%.

Estos descensos suponen un freno para mejorar la competitividad empresarial en España, ya que según numerosos analistas, aquellos sectores que en su día apostaron por la innovación, son los que mejor están resistiendo la crisis y los que mejores perspectivas de crecimiento tienen. Entre ellos destacan las empresas de telecomunicaciones que en 2009 representaron el mayor porcentaje del total del gasto en innovación tecnológica con un 11,9%, seguidas por las empresas de servicios de I+D con un 9,5% y las de transportes y almacenamiento con un 9,2%.

El tamaño sí importa

Aunque el descenso de gasto en I+D ha afectado a la mayoría de las empresas españolas, han sido las pequeñas las que más han impulsado esta área. Según datos de la Fundación Cotec, el número de empresas de menos de diez empleados que han hecho I+D en 2009, unas 3.000, ha crecido un 9,64% respecto a 2008. Su gasto interno lo ha hecho en un 15,9% y sus investigadores en un 9,3%, llegando a los 4.000. Su intensidad de I+D es del 17,7%, cosa lógica porque en su mayoría pertenecen a sectores de alta tecnología.

Este es un dato a tener en consideración, ya que es necesario que las pymes se incorporen a la innovación para mejorar la competitividad de nuestro país, porque generan el 60% del PIB y ofrecen el 80% del empleo.

Por otra parte, el gasto total en I+D de las empresas que emplean entre 50 y 249 trabajadores bajó un 12,6% en 2009, mientras que el número de sus investigadores ha permanecido prácticamente constante, manteniéndose en 12.500. Mientras que las empresas que más están sufriendo la crisis son las que cuentan con entre 10 y 49 empleados y su gasto en I+D se redujo en un 16,2%.

Con estos datos se concluye que el total de las empresas que hacen I+D disminuye pero que intentan mantener su actividad, reteniendo a sus investigadores. Aunque no es nada tranquilizador que las empresas que iniciaban una etapa de consolidación, las que emplean entre 10 y 49 trabajadores, sean las más vulnerables.

Causas

Junto al descenso de la inversión en innovación protagonizada por la administración, debido a los ajustes presupuestarios que ha tenido que acometer para recortar el déficit, la dificultad de acceso al crédito de  muchas empresas ha sido la otra causa que ha malogrado el ascenso del gasto en I+D.

Según José Ángel Sánchez Asiaín, presidente de la Fundación Cotec, existe “una falta de cultura en los mercados financieros españoles para la financiación de la innovación. Un problema que siempre ha estado presente y que ahora se ve agudizado por la crisis”.

Reconoce que el elevado riesgo implícito que las actividades de innovación tienen para muchos banqueros “ha obligado a crear instrumentos muy específicos, adaptados a diferentes niveles de riesgo del ciclo de vida de la innovación. Y así, el capital riesgo, y algunos tipos de mercados de valores secundarios, se orientan a fases muy concretas del proceso de innovación, aunque no alcanzan a la totalidad de ese proceso”.

Ante esta falta de financiación, Sánchez Asiaín considera que hay que idear fórmulas que rebajen el riesgo financiero y, sobre todo, “que faciliten su evaluación”, y reconoce que “existe muy poco interés del sistema financiero por la innovación”.

También solicita que se tomen medidas dirigidas a mejorar el contexto administrativo en el que la innovación se desenvuelve, que “aunque ha ido evolucionando con el tiempo, está todavía muy lejos de ofrecer el panorama estimulante que el país necesita” y solicita para ello la “implicación transversal de las administraciones en el fomento de la innovación”.

España se ha marcado como objetivo para el año 2020 invertir el 3% del PIB en I+D, pero todo parece indicar que el descenso del gasto en innovación continuará este año. No obstante, hay que tener en cuenta que la caída en 2010 fue aproximadamente la mitad que en 2009, en consecuencia, cabe esperar la llegada de un punto de inflexión que impulse de nuevo la inversión en innovación, la competitividad empresarial y se convierta en una de las bases donde se cimente el nuevo modelo productivo tan necesario para España.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...