edición: 2702 , Martes, 23 abril 2019
28/04/2011
Estrategia agresiva: extratipos online para ganar tamaño y también para comprar

El díscolo Pastor desoye al Banco de España y desafía a Economía

Crecer a cualquier precio le obliga a entrar con fuerza en la guerra del pasivo
Juan José González

Emisión de convertibles, ampliación de capital y ahora el depósito que parece ser la estrella del momento a juzgar por los términos de la oferta y cuya rentabilidad supone la ruptura de un mercado, el de las supercuentas y altas remuneraciones, que cada diez días recibe una nueva oferta. La entidad gallega desafía con este movimiento, las llamadas y mensajes de Banco de España y Ministerio de Economía al sector financiero para que moderen las rentabilidades de los depósitos. Supervisor y Ejecutivo, muy sensibles en los últimos tiempos a cualquier cuestión relativa al precio del pasivo, no pierden el tiempo y trabajan en la normativa que establecerá unos límites a la remuneración del ahorro, de modo que las entidades no podrán superar el 3,25% para plazos superiores a tres meses. Y Banco Pastor supera con creces el límite que impondrán las autoridades financieras, incluso por encima de las retribuciones de Catalunyacaixa, CAM y Banca Cívica, con ayudas del Frob, lo que hace sospechar que la entidad gallega tiene los mismos problemas que estas. O que acelera la carrera por ganar tamaño.

La estrategia no es nueva. Lanzar una oferta atractiva muy atractiva en Internet para llamar al público, interesado en un ‘extratipo’, y provocar que acuda a las oficinas a negociar los términos de una nueva relación entre la entidad financiera y el cliente. Viejo modelo de marketing para la captación de público objetivo. La entidad gallega continúa en su espiral agresiva, esta vez ‘atacando’ al mercado, contracorriente de los esfuerzos del Banco de España y del ministerio de Economía en rebajar la tensión en la guerra del pasivo, limitando y poniendo trabas –y penalizaciones- a las entidades para que abandonen la estrategia de ofrecer depósitos superiores al 4% de rentabilidad.

Las recomendaciones del ministerio de Economía, vagas e imprecisas, tuvieron el mismo efecto y destino que las cartas particulares remitidas por el supervisor a varias entidades: la papelera. Así que, cada uno –ActivoBank, Openbank, ING, Ibanesto, entre otros- siguieron a lo suyo, a lo que ahora se acaba de apuntar, pero superándolos, el Pastor. En esta ocasión, el banco gallego utiliza la plataforma online como red de venta del nuevo producto, no solamente con el tipo de interés más alto en la actualidad, sino también con características de flexibilidad –remuneración incluso por retirada antes de la fecha, y condiciones mínimas de vinculación- que semanas antes había provocado las iras del sector contra una gran caja, obligando a esta a modificar la oferta para no levantar más ampollas en un mercado hipersensibilizado por los movimientos de pasivo.

Varios analistas dan por seguro una operación corporativa en la que el banco gallego sería el actor principal. La entidad sigue estudiando las oportunidades –teóricas y alguna envenenada- en el sector de las cajas de ahorros, donde por proximidad cuenta con Novacaixagalicia como primer pretendiente recomendado por la Xunta. Si bien, la incorporación de esta le aportaría mayor tamaño, esta no afectaría sólo al balance sino también a la magnitud de los problemas que tiene el banco. Por esta razón, y por contar con una presencia suficiente en su terreno natural, Galicia, la entidad se muestra más proclive a la expansión fuera de la Comunidad Autónoma.

El banco tiene apuros en varios frentes, como han dejado ver sus cuentas del pasado ejercicio, en el que se cosechó una sonora reducción del beneficio superior al 38%. Nefasto para unas cuentas en las que no se salvó ningún margen: el de intereses cedió un 12,7%, el de intermediación el 12,3% abajo y el bruto un 30,2% menos, lo que obligó a provisionar algo más de cien millones con un beneficio de 64. Así las cuentas, y con el antecedente de una rebaja de la calificación del riesgo para toda la banca española, el Pastor se vio obligado a espabilar.

La prueba de resistencia de julio pasado, superada con un ratio de solvencia del 6% -por los pelos- reavivó las señales de alarma en la entidad gallega, al tiempo que los inversores y las agencias de calificación clavaban su mirada en las cuentas del banco. La rebaja de la agencia Moody´s al sector bancario español no le llegó, precisamente, en el mejor momento, puesto que se disponía a presentar los resultados de 2010.

El banco se puso manos a la obra para cumplir con las exigencias de Basilea III, consciente de las dificultades para encontrar financiación en un mercado tan seco como exigente. Y anunciaba dos medidas necesarias, casi de urgencia, para reforzar su estructura de recursos básicos. Primero en marzo pasado, con una emisión de obligaciones subordinadas -y convertibles en acciones- de 252 millones de euros al 8,25% de interés con vencimiento en 2014, y poco después la segunda, con la aprobación de una ampliación de capital liberada –dos millones de euros- por seis millones de acciones nuevas para retribuir a los accionistas.

De esta forma, Pastor se pondrá en el buen camino no sólo en busca de una buena nota de los test de estrés que se conocerán el próximo junio, sino también para cumplir los requerimientos de Basilea III. Con los dos ‘certificados’, la entidad gallega tendrá cubierto una gran parte de sus necesidades, pero necesitaría todavía más capital, más recursos. De ahí que su irrupción con fuerza en la guerra del pasivo, saltándose todas las recomendaciones oficiales, obedezca a algo más que a una simple política comercial sin más. El banco creció en el último ejercicio un 6,2% en crédito y un 9,2% en depósitos de particulares, casi dos puntos por encima de la media del sector. Sin embargo, la mitad de los depósitos captados tuvieron su origen en la propia comunidad autónoma gallega, en la que la fusión de las dos cajas, Caixa Galicia y Caixanova, tuvo la culpa del aumento de los depósitos del banco.

Ahora, Pastor quiere seguir aprovechando la coyuntura de una clientela descontenta con las dos cajas fusionadas, y de las que aún se desconoce el destino, si bien a corto plazo, la intervención del Estado por la vía del Frob no parece jugar a favor de la permanencia de la clientela. El consejero delegado de la entidad, Jorge Gost, señalaba en la presentación del plan estratégico para el trienio 2011-2013 que para doblar el beneficio actual (hasta 124 millones de euros) será necesario mejorar la productividad comercial.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...