edición: 2493 , Jueves, 21 junio 2018
24/11/2016

El dólar recupera el curso ascendente y la posibilidad de la paridad con el euro deja de ser fantasía

Prosigue la venta masiva de deuda pública estadounidense y las monedas de los emergentes sufren
Carlos Schwartz
En vísperas de la festividad de Acción de Gracias en Estados Unidos el dólar marcó un máximo de los últimos 13 años cotizando a 1,0548 por euro con una caída del 0,7% respecto de la jornada anterior mientras el yen perdía un 1,3% cerrando a 112,57 frente al dólar. Los analistas consideraban que “un retorno a la paridad entre el dólar y el euro ha dejado el terreno de la fantasía para ser una posibilidad a corto plazo”. “Es posible que en el largo plazo el dólar quede sujeto a un desplome, pero en el corto plazo los que entraron en el dólar sacarán una rentabilidad considerable de su táctica”, señaló un operador del mercado de divisas. Es probable que parte de la fuerte apreciación en la jornada sea resultado de un mercado poco concurrido por la festividad que mantendrá hoy cerrados los mercados y con un viernes en el que estarán operativos solo media jornada.
En sincronía con el ascenso del dólar se registró una nueva ola de venta de deuda del Tesoro estadounidense. La publicación de las actas de las reuniones del consejo de la Reserva Federal indicando que un incremento de los tipos de interés de referencia puede adelantarse respecto de las previsiones del mercado que las consideraba probables a mediados de diciembre han provocado la nueva venta de títulos públicos. “La realidad es que va a haber un plan masivo de obras públicas impulsado por la administración de Donald Trump. Eso no está puesto en duda. El Estado deberá salir a vender deuda y lo tendrá que hacer ofreciendo tipos de interés más altos. La lógica es que los inversores salgan de esos activos para volverlos a comprar con mejor rendimiento”, señaló un analista de un banco estadounidense en Londres.

El telón de fondo de la energía de la divisa estadounidense era en realidad el anuncio por parte del Departamento de Comercio de que las órdenes de bienes duraderos habían aumentado en octubre el 4,8% respecto del mes anterior desbordando con creces las previsiones del 2,5% de un panel de economistas auspiciado por el Wall Street Journal y del 1,5% del patrocinado por Reuters. No obstante, si se despoja al dato de las órdenes las del sector Transporte el dato pierde fuerza y pone de relieve la volatilidad del mercado.

Pese a ello los operadores e inversores del mercado de divisas no están dispuestos a soslayar las promesas fiscales de Trump, que han llevado a los índices de bolsa a niveles de récord histórico esta semana. Es curioso que hasta ahora nadie haya ventilado de forma significativa el componente internacional de la promesa de reducción de tipos fiscales corporativos. Una decisión de este tipo provocaría una repatriación de capitales por parte de las corporaciones estadounidenses que mantienen fuera de su país un volumen retenido de beneficios descomunal.

De acuerdo con la agencia de calificación de riesgos Moody’s, el total de la caja combinada de las multinacionales estadounidenses fuera de su país es de 1,1 billones de dólares. Como se verá no se trata de poco dinero. Esta tesorería ya ha sido objeto de rencillas fiscales entre la Unión Europea y el Departamento del Tesoro estadounidense. Pero uno de los motivos para que esa masa de beneficios retenidos siguiera fuera del país era la expectativa de una reducción de los tipos fiscales, algo que se va a materializar a corto plazo.

El efecto inmediato va a ser una fuerte repatriación de capitales a Estados Unidos, buena parte de los cuales abandonarán Europa debilitando más al euro. Además esa salida de beneficios va a constituir un serio revés a la estrategia pergeñada por la UE para aumentar la recaudación del beneficio generado por esas multinacionales en Europa y por el cual tributan poco y nada. En este terreno la elección de Trump no resultará neutral para la UE y el euro.

El mercado de divisas ya había descontado un inevitable incremento de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal en diciembre de 25 puntos básicos. Pero la situación global sugiere la posibilidad de que el proceso de aumento de tipos de referencia se acelere por encima de las previsiones que los operadores del mercado manejaban hasta ahora.

“Seguirá la volatilidad pero la carrera ascendente del dólar se mantendrá de momento. El efecto no será necesariamente bueno para la economía estadounidense porque va a abaratar las importaciones y a encarecer las exportaciones lo cual puede provocar desequilibrios en la balanza de pagos y debilidad de la divisa en el largo plazo.

Mientras, la situación en el mercado de deuda pública anuncia una escalada de la rentabilidad y por tanto una aumento de los costes de financiación para las administraciones nacionales. El rendimiento de los Bonos del Tesoro a dos años, los más sensibles a la variación de la política monetaria estadounidense, llegó a aumentar en algún momento de la jornada 5 puntos básicos hasta 1,146%. Por su parte el rendimiento del Bono del Tesoro a 10 años aumentó 5 puntos básicos hasta 2,36%. Por comparación el Bund, bono alemán a 10 años, aumentó 4 puntos básicos llevando su rendimiento al 0,26%.

La víspera la rentabilidad del Bund ya había subido tras filtrarse una información aun sin verificar según la cual el Banco Central Europeo (BCE) está recalculando las condiciones que aplica al mercado de recompra de títulos de deuda para permitir a los bancos comerciales obtener más financiación contra títulos con el objetivo de aliviar tensiones en el crédito a corto plazo en el mercado interbancario. Según las fuentes consultadas la compra de activos por parte del BCE ha creado distorsiones en el mercado diario de repos entre bancos y vía entidades centrales de contrapartida con fuertes variaciones en el coste de las operaciones a un día. A la vista de los acontecimientos desde las elecciones estadounidenses el mercado de divisas promete un 2017 muy activo y volátil.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...