edición: 2577 , Jueves, 18 octubre 2018
27/11/2014

El efecto del precio del petróleo sobre el equilibrio fiscal de los países productores es poco uniforme

Las balanzas menos afectadas por la caída del precio del crudo son las de Abu Dhabi, Kuwait y Noruega
Carlos Schwartz

Los países productores de petróleo tienen una gran disparidad en el punto de equilibrio de los precios para el crudo respecto de sus balanzas fiscales. Los menos afectados por la situación actual del mercado son Abu Dhabi, Kuwait y Noruega. Su resistencia se debe al volumen de producción por relación a la población, lo que hace que esos países hayan acumulado un importante colchón de reservas y al mismo tiempo puedan soportar un precio bastante más bajo que el actual nivel del mercado sin necesidad de reducir las prestaciones a la población. Los tres podrían soportar precios muy inferiores a los actuales sin por ello ver resentidas sus balanzas de pagos o sus equilibrios fiscales. De acuerdo con Fitch Ratings esas tres naciones seguirán acumulando reservas y mantendrán excedentes fiscales y exteriores incluso con precios en la banda de los 60 dólares el barril o incluso menos. Una posición de fuerza que se refleja en sus políticas petroleras.

Abu Dhabi por ejemplo, para sortear las dificultades que supone actuar bajo bandera árabe, adquirió mediante su fondo soberano IPIC en 2011 la totalidad del capital de Compañía Española de Petróleos S.A. (CEPSA) con la cual ha desarrollado una expansión internacional en especial en el sector de upstream, escalada que persiste.

Una posición similar respecto de la expansión internacional tiene la petrolera estatal noruega Statoil. Mientras Kuwait es el sexto país por reservas probadas de petróleo, y vale la pena recordar que Venezuela ocupa el primer lugar de este ránking, y es el décimo productor mundial de líquidos del petróleo. Concentra su inversión en el desarrollo de la explotación en su propio territorio, pero tiene presencia en Yemen, Rusia, Egipto, Pakistán y Omán. Es el sexto mayor exportador mundial de crudo. La fortaleza de su posición es indicativa de que estas tres naciones no ejercerán presión alguna para un incremento de los precios internacionales del crudo. Pero fuera de este grupo de privilegiados hay otro conjunto de países exportadores netos de petróleo que tienen puntos de equilibrio altos en materia de precios del crudo en relación a sus balanzas fiscales que son los que más acusan en su perfil de crédito internacional las consecuencias de la abrupta caída de los precios del petróleo.

Se trata de Venezuela, Ecuador, Angola, y Bahrain. Ecuador es el tercer país por reservas de América latina detrás de Venezuela y Brasil. Pero su producción es del orden de los 550.000 barriles diarios de crudo de los cuales exporta el 70%, mientras que su energía e industria dependen en un 76% del petróleo y sus derivados. Debido a su escasa infraestructura de refino tiene déficit de combustibles que importa.

Este país ha estado ausente de la OPEP durante 15 años hasta reincorporarse en 2007. Las petroleras estatales explotan el 73% del crudo del país. La caída en el precio del crudo la afecta seriamente y pone en jaque sus planes de redistribución de riqueza. Venezuela por su parte es el cuarto principal exportador de crudo a Estados Unidos. Una tradición que ha determinado que las refinerías estadounidenses estén especialmente preparadas para tratar el crudo ultra pesado del cinturón del Orinoco. El país tiene inmensas reservas de crudo muy pesado lo que le obligará a invertir en la transformación en crudos más ligeros, pero sus serios problemas de abastecimiento de todo tipo, incluida alimentación, drenan reservas y colocan su punto de equilibrio en precios de crudo por encima de los 100 dólares el barril. El actual desplome de precios ha incrementado las tensiones sociales dentro del país.

Hay una tercera categoría de países en la que se agrupan aquellos que comenzarán a tener problemas en sus balanzas fiscales y exteriores, ahora equilibradas o próximas al equilibrio, a lo largo de 2015. Fitch señala que ese grupo de países tendrán problemas de calificación crediticia si los precios del crudo no se recuperan a lo largo del año próximo. Sin embargo la celeridad con la cual estos países pueden comenzar a tropezar con ese obstáculo depende de una serie de factores independientes del precio del crudo. Uno de ellos es el tamaño del colchón de reservas de cada país. Arabia Saudita es en este grupo la que tiene un mayor colchón de reservas, pero no deja de estar expuesta al nivel de precios del crudo.

Sin embargo, debido precisamente a ese colchón puede fijarse objetivos de bajar precios como estrategia para capturar mercados, que ha sido su política en Asia en la segunda mitad del presente año. En su carácter de principal productor de crudo de la OPEP históricamente ha jugado el papel de regulador del mercado cuando los precios se han disparado por encima de sus objetivos y ha temido por la posibilidad de que el precio del crudo provocara o agudizara una recesión internacional. Otro de los factores que puede variar el ritmo de los desequilibrios es el precio del crudo en las naciones que dependen fuertemente de las importaciones de materias primas, como es el caso de Rusia. Desde luego en este grupo de países, el desarrollo de una política económica destinada a contener las importaciones puede ser un importante factor para retrasar el efecto de la crisis de precios.

Tanto Arabia Saudita como la Unión de Emiratos Árabes (UARE), se han mostrado reticentes a un recorte en la producción de crudo de la OPEP para estimular los precios internacionales del crudo. Arabia claramente tiene el objetivo de sacar del mercado al sector menos rentable de los productores estadounidenses de crudo no convencional, a los que acusa de los excedentes que hay actualmente en el mercado internacional de crudos. La UAE por su parte tiene una economía robusta que ha encontrado fuentes de ingresos alternativas al petróleo al convertirse en un centro financiero y comercial en el medio oriente y de cara a Asia. Su menor dependencia del crudo le permite una estrategia de más largo plazo respecto de la actual situación del mercado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...