edición: 2455 , Jueves, 26 abril 2018
29/01/2014

El `efecto tango´ amenaza las aspiraciones de Pemex ante las dificultades para cerrar el acuerdo Repsol-YPF

Los ataques a la presidencia de la petrolera con el objetivo de imponer su modelo pueden quedar en agua de borrajas
Carlos Schwartz

“Parece cuando menos difícil que el Gobierno argentino pueda dar luz verde a un acuerdo definitivo con Repsol en las presentes circunstancias de crisis de cambios y fiscal, sobre todo si se tiene en cuenta la falta de acuerdo con el Club de París y el Fondo Monetario Internacional”, afirma una fuente del sector petrolero en Buenos Aires consultada por ICNreport. Mientras, el presidente de la petrolera argentina YPF, Miguel Galuccio, se enfrentaba con las pocas armas que tiene al proceso encubierto de devaluación de la moneda frente al dólar “porque va a triturar la cuenta de resultados de YPF”, de acuerdo con la citada fuente. La devaluación de en torno a un 18% emprendida por el Gobierno y adjudicada a la especulación internacional ha fracasado en su objetivo de eliminar la tensión del dólar en el mercado ilegal o paralelo. La cotización en dicho mercado sólo ha bajado un 0,75% desde el anuncio de un paquete de medidas que se cumplen de forma parcial y que no ha liberalizado el mercado para el ahorro en dólares mientras la inflación galopa al 30% anual. El mercado oficial mantiene al dólar flotando en torno a 8 pesos y el paralelo a 12,25 pesos.

El problema para Galuccio es el efecto sobre la factura energética. Argentina no tiene petróleo suficiente para sus necesidades de refino con lo cual importa crudo y productos. Con los precios de los insumos disparados por la subida del dólar el control de precios sobre los carburantes supone la ruina de la cuenta de resultados en una empresa que desde el 23 de diciembre ha perdido un 48% de su valor en bolsa. El presidente de la petrolera ha solicitado para compensar esta situación un ajuste semanal de precios de las gasolinas del 5% hasta equilibrar sus cuentas, solicitud que desde luego rechazó el ministro de Economía Axel Kicillof. El presidente de la petrolera ha apelado a la presidenta Cristina Fernández, de viaje en Cuba, para puentear al ministro. Las fuentes consultadas acerca de esta situación indican que la presidencia del Gobierno no va a prestar oídos a las demandas de Galuccio, lo que puede acabar en su dimisión. Estas peripecias, amén de las dificultades para emitir en lo mercados internacionales, hacen totalmente incierta la capacidad de pago de una Argentina que puede verse enfrentada a un default de su deuda en cualquier momento en caso de agudizarse la crisis.

La petrolera mexicana Pemex, propietaria del 9,492% del capital de Repsol a través de su filial con sede en Holanda PMI Holdings BV, aspira a imponer una reorganización de la petrolera española que separe en dos unidades operativas al negocio downstream del negocio upstream de acuerdo con fuentes del mercado petrolero consultadas por ICNreport, con la posibilidad de un consejero delegado para cada división. Esta reestructuración del negocio debería ir acompañada de un reforzamiento de las posiciones de Pemex en la gestión de Repsol con la incorporación de un consejero más y un cargo de gestión, que aspiran a que sea el eventual consejero delegado de la división upstream si es que la reorganización se lleva a cabo. Como estos objetivos han chocado con la presidencia de Repsol, entre otras cosas por la alianza espuria establecida en su momento entre el otrora presidente de Sacyr Luis del Rivero -el “héroe de Panamá”- para relevar al presidente de Repsol y tomar el control de la sociedad, Pemex busca aliados para su avance. El problema es que la empresa no tiene dinero para controlar más capital de un lado, y del otro que la punta de lanza de su ataque, el pantano argentino, se le ha complicado.

Pemex ha volcado todo su peso en los intentos de lograr un acuerdo entre Argentina y Repsol en torno a la expropiación de YPF. El primer intento pasaba por un joint venture entre YPF y Repsol con participación de Pemex para la explotación del yacimiento de Vaca Muerta. La gestión, encomendada por Argentina, fracasó estrepitosamente. La segunda sigue en el alero. De un lado el Gobierno de México presionó al de España para que aconsejara a Repsol llegar a un acuerdo de mínimos con Argentina.

Del otro favoreció algún negocio como la adquisición de una participación de PMI en el astillero gallego Barreras para aceitar las relaciones bilaterales. De tal suerte que si el acuerdo con Argentina no se puede materializar el socio mexicano de Repsol no quedará en la mejor de las posiciones frente a los accionistas de la petrolera. Por cierto, también el Gobierno español hará un papelón. Está más que claro a estas alturas que el acuerdo de compensación económica de YPF a Repsol por la expropiación fue tan solo una puesta en escena para arropar al ministro de Economía Kicillof en sus contactos fracasados con el Club de París y el FMI. Lo que viene a dejar una vez más a la luz que las operaciones mediáticas para que fructifiquen deben tener algo más que aire en su interior.

Mientras, México tiene por delante un tortuoso camino en la reforma de Pemex. La petrolera agoniza por falta de capital y tecnología y el Gobierno pugna por dar forma a un modelo que incorpore ambas cosas para poder explotar las reservas petroleras del país. El objetivo respecto de Repsol es lograr que la empresa española destine los 1.000 millones anuales que gasta en su presupuesto en la exploración y los 3.000 millones de destina en el presupuesto anual a la extracción en todo el mundo a México y de la mano de Pemex, pero bajo el control de esta. No parece que este sea el modelo al que aspira la actual presidencia de Repsol. La apertura del mercado mexicano no es una banalidad, y los vecinos al norte del río Bravo miran con avidez la maduración de esa apertura. La pregunta clave es si Pemex tiene escondido bajo el ala del águila un socio con quien hacerse con el capital de Repsol. Las fuentes consultadas estiman que no lo tiene.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...