edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
14/12/2011
RSE

El emprendimiento social se hace fuerte en la UE

Beatriz Lorenzo

La promoción de la RSE por parte de las instituciones europeas lleva tiempo afianzándose. Ya en su día Bruselas hizo constar que dada la diversidad de las tradiciones en materia de RSE, sería poco posible sin duda lograr soluciones generales. No obstante, la tendencia hacia una RSE universal es cada vez más claro. Según la UE, la participación de todas las partes implicadas es fundamental para garantizar la aceptación y credibilidad de la RSE.

Ya en su día, y en este sentido, la Comisión propuso la creación de un Foro multilateral sobre la RSE con el objeto de promover el intercambio de experiencias, el acercamiento de las iniciativas existentes en la Unión Europea y la detección de ámbitos donde sea conveniente una acción a escala comunitaria.

Bruselas ha buscado una integración de la RSE en las políticas comunitarias. Como se declaró en la Estrategia en favor del desarrollo sostenible adoptada por la Unión Europea en la cumbre de Gotemburgo de 2001 y en la Carta de los Derechos Fundamentales proclamada en Niza en 2000, la UE se ha comprometido a integrar plenamente en sus políticas y acciones consideraciones de tipo económico, social y medioambiental con arreglo al concepto de RSE.

EMPRENDEDORES SOCIALES

La iniciativa más reciente en materia social ha sido la presentación de la mano de la Comisión de una propuesta de reglamento por la que se crea el distintivo de Fondo Europeo para el Emprendimiento Social con el que se quiere crear un nuevo vehículo de inversión para las empresas sociales.

Se trata de aumentar así el por ahora somero número de fondos especializados en inversión social. Con esta propuesta la Unión Europea sienta las bases de un mercado europeo de fondos de inversión social, e introduce un distintivo gracias al cual los inversores podrán identificar fácilmente los fondos que se dedican a la inversión en empresas sociales europeas.

Las iniciativas en este sentido son múltiples. Destacan casos como el proyecto CIBUS05, una iniciativa europea que cuenta con la participación de la Junta de Andalucía, la Agencia de Empleo Södermaln de Estocolmo y el Ayuntamiento de West Sussex en Reino Unido, cuyo último fin es crear instrumentos y mecanismos de apoyo al sector del emprendimiento social, que ayuden a medir su impacto y permitan una colaboración más estrecha entre el sector público y privado para promover mayores inversiones.

En el marco de esta iniciativa, que se enmarca en el proyecto europeo People, las entidades participantes han llevado a cabo un estudio sobre el papel de las empresas sociales, especialmente las dedicadas a la inserción, dentro de la Economía Social de Europa. También analizan el desarrollo de líneas de trabajo para promover la inclusión de cláusulas sociales en los contratos del sector público en las regiones socias para mejorar su competitividad; promueven el uso de las TIC y de las redes sociales para aumentar la visibilidad e impacto de las empresas sociales, así como el intercambio de buenas prácticas y experiencias en el sector.

El emprendimiento social ha crecido en gran medida en los últimos tiempos. Recientemente en España la Fundación PwC se unía a la iniciativa Momentum Project, convirtiéndose así en el tercer socio de este proyecto junto a BBVA y ESADE, para promover el emprendimiento social en España y Latinoamérica a través del apoyo de inversores privados. Este acuerdo entre las tres instituciones pretende impulsar la confianza de los potenciales inversores interesados en los diez emprendimientos seleccionados  a través de un proceso de análisis y evaluación independiente de dichos proyectos. La aportación de la Fundación PwC pretende estar centrada en los procesos de análisis y evaluación independiente sobre la situación fiscal, legal y laboral de los diez emprendimientos. Para ello, la Fundación aportará un equipo de profesionales del equipo de Deals de PwC encargados de generar los análisis y evaluaciones.

INVERSIÓN SOCIAL

También las inversiones sociales proliferan en los últimos tiempos. A la hora de hablar de estas novedosas formas de inversión, es destacable la publicación In Search of Gamma: An Unconventional Perspective on Impact Investing elaborado con el apoyo de la Family Office Circle Foundation, Uli Grabenwarter y Heinrich Liechtenstein, del IESE.

En el documento se exploran las inversiones de impacto, que no sólo buscan ganar dinero, sino también para generar un impacto social positivo. Una de las características es la necesidad de que la relación positiva que existe entre la obtención de beneficios y el impacto social propiamente dicho.

Según el informe, existen varias características definitorias de este tipo de inversiones: los beneficios son un objetivo clave, han de tener un objetivo de impacto social predeterminado, que a su vez debe ser medible, y la correlación entre el impacto social deseado y la rentabilidad ha de ser positiva. Además, se ha de percibir que el negocio produce un cambio netamente positivo en la sociedad. Solo es posible, según los autores del informe,  distinguir claramente una inversión de impacto de las actividades filantrópicas y de caridad si se cumplen estos cinco criterios.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...