edición: 2935 , Viernes, 27 marzo 2020
22/01/2010
OBSERVATORIO DE ECONOMIA

El espíritu emprendedor y la educación

CÍRCULO DE EMPRESARIOS
El ámbito educativo está llamado a ocupar un lugar destacado en la promoción del espíritu emprendedor. Es absolutamente imprescindible que la educación asuma la responsabilidad que le compete. Desde las distintas instituciones educativas debe hacerse un esfuerzo para contribuir tanto al cambio hacia una cultura más emprendedora, como a la formación del capital humano del que nacen y se nutren las iniciativas emprendedoras. Las propuestas al respecto están en la línea de las que el Círculo de Empresarios ha planteado en diversos documentos anteriores relativos a la educación.

• La educación en España tiene que asentarse y organizarse sobre una serie de valores fundamentales para el desarrollo personal, social y económico. El esfuerzo, el aprendizaje continuo, el afán de superación, la asunción de riesgos, la capacidad de pensamiento y aprendizajes autónomos o el reconocimiento de los méritos son valores y capacidades imprescindibles para emprender en cualquier faceta de la vida; la organización y los métodos docentes deberían plantearse como objetivo último su transmisión a las generaciones más jóvenes.

• La educación en cualquier lugar y momento debe aspirar, por definición, a fomentar cualidades personales como la creatividad, la iniciativa, la responsabilidad, o la independencia, que son precisamente los que están en el corazón del espíritu emprendedor. Pero en nuestro país es mucho más habitual que se busque la uniformidad en vez de potenciar esas cualidades. Desde sus etapas más tempranas, la enseñanza en España debería contar con alternativas no sólo para compensar las carencias de quienes tengan más dificultades, sino también para estimular a quienes presentan más iniciativa y capacidad.

• El espíritu emprendedor debería formar parte de las cualificaciones básicas a potenciar en la educación, junto con otras como el manejo oral y escrito del idioma, propio y extranjero, la solvencia en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación o las capacidades para el trabajo en equipo. El objetivo es que en el futuro se incremente la empleabilidad de los trabajadores, e incremente también su capacidad para formar parte de las plantillas de nuevos proyectos empresariales. De ese modo también se facilitaría la puesta en marcha de dichos proyectos.

• La educación en el fomento del espíritu emprendedor y empresarial debería estar presente en todas las etapas formativas, presentando la cultura emprendedora como algo natural y positivo. El espíritu emprendedor se debería introducir en la educación desde las primeras etapas como un nuevo enfoque de la enseñanza. Es más, en algunos niveles educativos, como la formación profesional, debe ser un aspecto transversal además de una o varias asignaturas concretas. En Europa y también en España contamos con diversos ejemplos de buenas prácticas, que deberían guiar los pasos a seguir en este esfuerzo educativo.

• En ese mismo sentido, nuestro sistema educativo tendría que fomentar la formación de las personas emprendedoras en distintas facetas: técnica, gestión empresarial, comercial, idiomas, etc. Resulta paradójico que contemos en España con algunas de las mejores escuelas de negocios del mundo y, sin embargo, apenas exista ese tipo de formación en el resto del sistema educativo. El ejemplo de esos centros de excelencia debería aprovecharse para el fomento del espíritu emprendedor en las demás etapas educativas.

• Educación para el profesorado: un aspecto decisivo es la formación de los formadores. Se trata de formarlos tanto cultural como técnicamente, con continuidad, para que puedan alentar el espíritu emprendedor en las aulas. Esto exige dotarles de materiales y herramientas adecuadas, haciéndoles también partícipes de experiencias concretas. Asimismo, deben establecerse canales para facilitar el acceso de los formadores al mundo empresarial.

• La Formación Profesional es un espacio muy propicio en el que fomentar el espíritu emprendedor y empresarial, pues su estrecha vinculación con el mundo laboral facilita la difusión del valor de la iniciativa empresarial como opción frente al empleo por cuenta ajena. Esto requiere la implicación activa de las empresas y su colaboración con los centros educativos. Según las Cámaras de Comercio y el Ministerio de Educación y Ciencia (2007), en el ámbito de la formación profesional “persiste aún una desvinculación entre el entorno laboral y empresarial, traducida en la carencia de experiencias cercanas y sistemáticas de conocimiento y relación con el mundo del trabajo. (…) La FP del futuro tiene que mirar a la empresa, pero también la empresa a la FP, dado que –en la actualidad– todavía es necesario un mayor encuentro”.

• En cuanto a la Universidad, son muchos los aspectos que requieren cambios (Círculo de Empresarios, 2007). En la formación, se sigue poniendo más énfasis en la transmisión de conocimientos que en la adquisición de capacidades y habilidades personales, lo que constituye un obstáculo para el desarrollo del espíritu emprendedor y de innovación de los estudiantes. Es, por tanto, una formación alejada de lo que demanda la sociedad y el mercado laboral.

• Los vínculos entre Universidad y empresa siguen siendo muy débiles, y en muchas ocasiones adolecen de una enorme rigidez burocrática. El profesorado rara vez está en contacto con el mundo laboral para el que forma a los estudiantes y su labor investigadora se valora fundamentalmente por publicaciones, con escaso peso para su participación en proyectos y patentes.

• La educación en el fomento del espíritu emprendedor en el ámbito universitario debería extenderse a profesorado y comunidad investigadora. Una combinación de potencial científico y capacidades empresariales ayudaría a generar valor a partir de los resultados de la investigación, por ejemplo en empresas semilla y otras iniciativas empresariales en los sectores basados en el conocimiento.

· MÁS INFORMACIÓN

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...