edición: 3050 , Lunes, 21 septiembre 2020
14/01/2010
Mala idea del Gobierno para que el dinero llegue a las pymes

El Facilitador Financiero se estrella como mediador de crédito

Pobre balance del gestor de crédito lanzado por el Gobierno, apenas 50 peticiones
Juan José González

El Facilitador Financiero (FF), no tiene quien le escriba, al menos es lo que parece indicar el registro de solicitudes de empresas y autónomos del Instituto de Crédito Oficial (ICO). El FF es la figura creada por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, al efecto de ayudar –facilitar- a autónomos y pymes el acceso a la financiación bancaria, noble gesto y mejor intención la del Gobierno con la que pretendía, en su presentación en octubre pasado, resolver las dificultades y problemas de estos empresarios a los que la banca privada diera esquinazo. Y así encomendó al ICO su gestión. Pues bien, a punto de cumplir un trimestre desde la aprobación del FF por la citada Comisión, el balance muestra la escasa utilidad de la figura en cuestión, así como un cierto desbarre en su objetivo inicial, como si los gerentes de las pymes y millares de autónomos no supieran, o no fueran capaces de gestionar el acceso a la financiación.

Si la intención era que el dinero, el crédito, llegase a las empresas utilizando la vía alternativa del ICO, el resultado es un fracaso. Y si el objetivo se centraba en ayudar, asesorar y/o gestionar el problema que supone la demanda de un préstamo empresarial o liquidez para el circulante de la empresa (que la norma limita a dos millones de euros) es posible que el fracaso de la idea sea recordado por bastante tiempo. Que apenas el 1% de los fondos que se pretendían destinar al FF hayan sido demandados por medio centenar de pymes, da una pobre idea del asunto. Y sirve, por otro lado, para comprobar la distancia que media entre una mentalidad empresarial y otra funcionarial. Piensa el funcionario, ideólogo del FF, que como las empresas no están recibiendo dinero, se hace necesario ayudarlas, puesto que –colige- cubrir la información y gestionar la citada solicitud del préstamo, se le debe hacer difícil al empresario (o autónomo).

El FF no tiene éxito, como tampoco tiene razón de ser la idea de su creación, y como tampoco sirven para mucho –para nada- los avales para las pymes en la actual situación de mercado. En realidad, la figura ‘novedosa’ ya funciona desde hace al menos 15 años, cuando las cajas de ahorros, en vez de prejubilar o enviar a otras provincias lejanas a varios centenares de sus empleados, pensaron que un gestor –conseguidor- ad hoc que se centrara en las pymes, podría facilitar esa intermediación entre la pyme y la entidad financiera. Y así se puso en marcha en miles de sucursales de cajas la figura del gestor de cartera, un especialista en pymes y autónomos que se encarga personalmente del trato con clientes, a los que ayuda a informar el crédito que se solicita para un proyecto concreto. Se trata de un gestor de cartera ligado al cliente por una buena comisión si logra que el comité de riesgo de la caja dé su visto bueno a la operación.

Las patronales no se han tomado en serio el lanzamiento de esta figura de la intermediación que propone el Ejecutivo para desbloquear el crédito al sector privado, puesto que sería necesario contar con unos comités de riesgo que no estuvieran tan presionados por el control de la morosidad, primera exigencia que sienten y padecen las sucursales y agencias de toda España. Por otro lado, algunas de las voces más crítica respecto a la figura del FF, ven en la misma todos los ingredientes necesarios para justificar que se esta trabajando y haciendo todo lo posible por buscar soluciones para todos los problemas, algo que no es necesariamente cierto y que en este caso puede responder a la necesidad de ofrecer elementos propagandísticos.

La tarea no resultará fácil en adelante, con los comités de riesgo redoblando sus esfuerzos por frenar la tasa de morosidad, tarea por la que recibe un incentivo económico, excepto que el comité de riesgos del ICO, titular del FF delegado por el Gobierno para dicha función, ‘cuele’ y haga la vista gorda a muchas de las demandas de crédito que las pymes no se atreven a realizar tras haber sido rechazadas en primera instancia por otras entidades financieras, uno de los requisitos que establece la norma para que se apruebe un FF.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...