edición: 2310 , Lunes, 25 septiembre 2017
29/05/2009
BOLSERIAS

El fin del mundo ya no cotiza

El Ibex 35 baja 0,12% y cierra la semana en 9.424
Juan José González

Los precios de las acciones siguen la estela que marca la inercia. La jornada se prestaba para ser interpretada en clave económica, dada la abundancia de indicadores de primera y de segunda fila, en Europa y en EE UU. Los inversores siguen enganchados con fuerza al optimismo oficial; da igual que caigan la producción y las ventas de automóviles, que la confianza de los gestores de compras sea mayor o menor, que los precios en Europa resulten neutros, o que se esperen menos turistas, porque el empeño en sumarse al rally ‘técnico’ es más fuerte que cualquier otra fuerza de la naturaleza. Desde la Comisión Europea muestran su asombro ante “el ingente volumen de irracionalidad que circula por los mercados”, lo que da idea de la confusión reinante en las bolsas, que acaba afectando a los inversores, a la tendencia, al rumbo y a los precios. El PIB norteamericano era esperado con falso suspense, y tras resultar peor de lo esperado no afectó a las cotizaciones pero sí al dólar. En el principal selectivo español, ligeras pérdidas con un volumen que indica claramente que la contratación sigue estancada.
·COTIZACIONES
·CONSEJO DE MINISTROS

Hay indicadores para todos los gustos, demasiados, hasta el punto de llegar a crear cierta confusión entre los inversores, que es aprovechada por algunos gestores y analistas para interpretar el futuro como si se tratase de hacer un traje a medida. En esta coyuntura, nadie se atreve a lanzar pronósticos o proyecciones a medio plazo. Gestores e inversores se aplican en la necesidad de conseguir ganancias a nada que se presente la ocasión, especialmente, cuando la volatilidad hace posible que los márgenes lo permitan. Ganancias que, en todo caso, no permiten calificar las últimas sesiones como de recogida de beneficios, aunque algunos, efectivamente, recojan beneficios. Comienza a extenderse la idea de que una corrección la próxima semana “sería sana para el mercado” y cuyos efectos terapéuticos ayudarían a consolidar al selectivo en la zona de los 9.500 puntos. El mercado espera un corrección a muy corto plazo.

Gamesa se adjudicó el farolillo rojo de la sesión. Fue producto de un incidente por una mala interpretación a propósito de unas declaraciones de la alta dirección en el transcurso de la Junta de accionistas. Alguien debería haber advertido a la dirección que nunca se puede afirmar que “será un año como en anterior” sino que, simplemente será mejor. La CNMV procedió a la suspensión de la contratación de Gamesa por unas horas y tras la vuelta al mercado los inversores decidieron levar el ancla. Cedió un 5,11%. El contagio sectorial afectó en menor medida a Acciona, Abengoa e Iberdrola Renovables.

Los cinco valores que mueven el selectivo español se movieron en la jornada con ligeros márgenes, menos volatilidad en general a excepción de Repsol cuya cotización se veía favorecida por la buena coyuntura en el mercado de materias primas, por el estado de los inventarios en EE UU, y por los precios al alza del barril de petróleo tras la decisión de la cumbre de la OPEP de mantener la producción. Morgan Stanley valora positivamente los números de la petrolera española y eleva su recomendación de neutral a sobreponderar. Hoy avanzó con fuerza.

A diferencia de la jornada de ayer, los blue chips no aportaron la fuerza suficiente como para que el Ibex 35 cerrara con mayores ganancias. Los dos grandes bancos habían comenzado bien la sesión, con subidas que hacían presagiar avances de mayor alcance, y la misma sensación se producía con Telefónica (repite valor de ayer), aunque en este caso, la entrada de dinero era de forma ordenada, como corresponde a las buenas gestoras de fondos en su labor de construcción de carteras para el futuro. No fue el día de Iberdrola, que se mantuvo en terreno mixto, si bien cerraba la sesión en negativo.

En los mercados del resto de Europa, las bolsas estuvieron atentas a varios factores, como la reacción de las cotizaciones a los indicadores de producción y confianza norteamericanos, pero sin perder de vista algunos asuntos de corte local, como en los  casos alemán e italiano a propósito del destino de la automovilística Opel, cuyo destino final puede tener una nacionalidad distinta a la germana. Una crisis en la que cuentan también las plantas de Bélgica y España, si bien no es un problema que impacte en la bolsa española. Las bolsas europeas registraron ganancias impulsadas por los grandes valores, caso de Renault, Peugeot, Fiat, y rebotan igualmente, las empresas de materias primas. Londres destacó entre las bolsas del continente por los avances del sector bancario y del automóvil. 

Todo apunta hacia el mantenimiento de la subida en los precios del crudo. La tensión sobre el dólar presiona al petróleo que al igual que en la sesión de hoy, vivirá jornadas al alza. El barril de Brent cotizaba a 63$ por barril y la referencia West Texas superaba los 66,2$. El euro vivió una jornada inestable aunque al cierre de los mercados de acciones se cambiaba por 1,42$. Por su parte, el euribor cerró el mes de mayo en 1,644%, valor récord que supone tocar mínimos de diez años.

Para la próxima semana, se espera la publicación de uno de los indicadores que marcan tendencia; el ISM.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...