edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
09/04/2014

El FMI mejora las previsiones de PIB y paro, pero pide más reformas

ICNr
La revisión al alza del crecimiento en España queda empañada por las comparaciones con sus vecinos del euro y seguirá sinedo campeona del desempleo.

Hace mucho tiempo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) no pronosticaba una primavera económica tan templada para el país en el informe de previsiones que realiza cada abril. Pero el primer World Economic Outlook (WEO) de 2014 marca un cambio: por primera vez desde el inicio de la Gran Recesión (como la bautiza el FMI) el organismo mejora todas sus previsiones para el país, tanto de crecimiento económico como de desempleo.

Según sus nuevas cifras, el PIB, que cayó un 1,2% el pasado ejercicio, avanzará un 0,9% en 2014. Una tasa superior al 0,6% estimado en enero y lejos del 0,0% previsto el pasado verano. En 2015, será del 1%, dos décimas más que lo esperado en enero y medio punto más que en verano. "Se ha producido un renacimiento de la demanda interna", dice el FMI en referencia a España, aunque "la inversión privada no sigue aún esa senda".

Al tiempo, el paro de 2014 cederá al 25,5%, por debajo del 26,7% augurado hace tres meses. En 2015, el cálculo pasa del 26,5% al 24,9%. Todos los registros quedan, así, por debajo del récord del 26,4% del pasado ejercicio. Lo importante, más allá de las décimas, es la tendencia general al alza que desprende el informe del Fondo, que se suma a la reciente ola de optimismo que ha animado inversión extranjera.

Aunque en el otro lado de la balanza, las cifras muestran que el país registrará crecimientos muy inferiores a los de la etapa previa a la crisis, cuando la economía se aceleraba a ritmos superiores al 4% y el desempleo apenas superaba el 8%. Por eso, el organismo pide "reformas estructurales orientadas a mejorar la competitividad" y para fomentar el crédito.

Aunque mejora la situación, si hubiera que inclinar la balanza, ganarían las noticias negativas: el informe presenta 7 puntos débiles frente a las 3 buenas noticias para la economía nacional.

Puntos fuertes

1. España sufre la mayor revisión al alza de todas las grandes economías de la zona del euro. Su pronóstico de 2014 mejora tres décimas, frente a las dos décimas de Alemania (hasta el 1,7%), la décima de Francia (hasta el 1%), y la previsión sin cambios para Italia (al 0,6%). Respecto a 2015, la previsión española es ahora dos décimas superior, mientras que la alemana mejora sólo una décima (al 1,6%) y la francesa e italiana no varían (en el 1,5% y el 1,1%, respectivamente).

2. Incluso si la comparativa se realiza con toda el área monetaria y no sólo con las potencias más fuertes, España sale beneficiada, ya que tan sólo Eslovenia y Luxemburgo experimentan revisiones al alza superiores.

3. Si bien es cierto que el crecimiento español dista aún mucho de la referencia europea de Alemania (que crece casi el doble), el país deja de ser la oveja negra de la zona del euro. Si en informes anteriores se pronosticaba el peor crecimiento para el país junto a Grecia, ahora hay otras economías en el furgón de cola en 2014. Se trata de la propia Atenas, Italia, Chipre, Finlandia y Eslovenia.

Puntos débiles

1. La recuperación no será en ningún caso boyante: las previsiones de 2015 suponen un práctico estancamiento de un año para otro.

2. España sale de la zona de máxima tensión, pero, en consonancia con ese estancamiento, su aceleración será menos fuerte en que el resto de la zona del euro. Así, tras la remontada de 2014, en 2015 volverá ser uno de los peores alumnos del euro, con el crecimiento más lento junto a Eslovenia y Chipre (ambos con un 9%). Hasta Grecia mejorará las cifras españolas.

3. Aunque la tasa de paro mejora, España sigue ostentando el peor desempleo entre las grandes economías del euro en 2015. En 2014, tan sólo le adelanta Grecia, con un registro del 26,3%.

4. El PIB español es inferior a la media de la zona del euro, especialmente el próximo año. En concreto, en 2014, el crecimiento del 0,9% contrasta con el 1,2% de la media de la zona del euro. El 1% de 2015 se aleja del 1,5% del área monetaria.

5. A ello se suma la alerta por la inflación. En un semestre, la previsión del FMI para este año ha pasado del 1,5% al 0,3%. Para 2015, pronostica un 0,8%. 6. Así que el escenario del FMI aboca a España a años de exiguo crecimiento sin apenas empleo.

7. A ello se suma que el crédito aún no fluye. Tras la "severa crisis bancaria", el FMI pide a España "medidas para reactivar la oferta", lo que podría aumentar el PIB un 2% y convertir en bueno el remate de malas noticias. Junto a ello, el organismo insiste en la necesidad de "reformas estructurales orientadas a mejorar la productividad".

En comparación con el resto de previsiones que hay sobre la mesa, el FMI no se cree las proyecciones del Gobierno, que baraja un crecimiento del PIB de entre el 1% y el 1,5% este año, mientras que el consenso del panel de expertos de Funcas deja esa cifra en el 1%. Es el mismo cálculo que la Comisión Europea. El Fondo se sitúa así en la banda más pesimista para 2014.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...