edición: 2662 , Viernes, 22 febrero 2019
29/02/2012

El Fondo Europeo que ayuda a la reinserción laboral ampliará la cobertura para los trabajadores temporales

Javier Ardalán
La Comisión de Trabajo del Parlamento Europeo estudia una propuesta de nuevo Reglamento del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) que amplía el concepto de ‘trabajador’ para incluir en él no solo a los trabajadores con contrato laboral de duración indefinida, sino también a los de duración determinada y a los trabajadores cedidos por agencias de trabajo temporal, a los propietarios administradores de microempresas y de pequeñas y medianas empresas y a los trabajadores por cuenta propia y, muy especialmente, a los agricultores.

Al contribuir a financiar medidas activas de empleo, el FEAG tiene por finalidad facilitar la reinserción laboral de los trabajadores en zonas, sectores, territorios o mercados laborales perjudicados por graves perturbaciones económicas.

El FEAG acaba de conceder 1,6 millones de euros para la reinserción laboral de 1.138 trabajadores despedidos del sector de la construcción en Valencia. Estos fondos, solicitados por las autoridades españolas, irán a parar a los antiguos trabajadores de 513 empresas, fundamentalmente pymes, según anunció el Ejecutivo comunitario en un comunicado. Las ayudas totales ascenderán a 2,5 millones de euros, de los cuales el Gobierno deberá aportar la diferencia con los fondos procedentes del FEAG, es decir, cerca de un millón de euros.

Con el nuevo Reglamento, el FEAG concederá ayudas en los casos en que los trabajadores hayan sido despedidos como consecuencia de importantes cambios estructurales en los patrones del comercio mundial. También podrá actuar en caso de crisis imprevistas que provoquen una grave perturbación de la economía local, regional o nacional. Tales crisis imprevistas podrían incluir, por ejemplo, una grave recesión en socios comerciales importantes, una caída del sistema financiero comparable a la que se produjo en 2008, un grave problema de suministro de materias primas o de energía o un desastre natural.

Como la posibilidad de beneficiarse de una ayuda del FEAG depende del hecho de que los trabajadores hayan sido despedidos o de que los agricultores hayan tenido que adaptar la parte de sus actividades que se haya visto afectada por un acuerdo comercial, la propuesta contiene disposiciones específicas sobre el modo de contabilizar el despido de cada trabajador.

Para que el FEAG pueda seguir siendo un instrumento eficaz a nivel europeo, la Comisión Europea conviene únicamente presentar solicitudes de ayuda cuando el número de despidos supere un límite determinado. La experiencia obtenida con el funcionamiento del Reglamento de /2006, cuya vigencia concluye en 2013, demuestra que un máximo de 500 despidos durante un período de referencia dado es un límite aceptable habida cuenta sobre todo de que en los pequeños mercados laborales o en circunstancias excepcionales se pueden presentar solicitudes por un número menor de despidos.

Ahora bien, las solicitudes de ayuda al sector agrícola se basan en otros criterios. En el análisis de los servicios de la Comisión previo a cualquier negociación comercial se incluye información sobre los sectores o sobre los productos que pueden verse directamente afectados por el incremento de las importaciones generado por los acuerdos comerciales

El FEAG también podrá ayudar a los agricultores a adaptarse a una nueva situación del mercado derivada de acuerdos comerciales sobre productos agrarios concluidos por la Unión. Ejemplos de posibles futuros acuerdos comerciales pueden ser los que están en fase de negociación con los países de Mercosur o con la Organización Mundial del Comercio en el marco de la Agenda de Desarrollo de Doha.

En un principio, el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) fue creado por el período de programación 2007–2013 en virtud del Reglamento (CE) nº 1927/2006  para dotar a la Unión de un instrumento con el que dar pruebas de solidaridad y poder prestar ayuda a los trabajadores despedidos a raíz de los grandes cambios estructurales que ha generado la globalización en los patrones del comercio mundial cuando esos despidos tengan una importante incidencia negativa en la economía regional o local.

En 2009 se incrementó la cofinanciación del 50 % al 65 % del coste del paquete y se conseguía reducir de este modo la carga que soportaban los Estados miembros. Dada la actual situación económica y la necesidad de sanear el presupuesto de la UE, la Comisión ha propuesto5 prorrogar la excepción temporal de crisis hasta el 31 de diciembre de 2013, es decir, hasta que finalice el período de aplicación del Reglamento 1927/2006.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...