edición: 2614 , Miércoles, 12 diciembre 2018
29/01/2013
El Gobierno le exige celeridad en los temas pendientes

El frente judicial bloquea la `operación limpieza´ en el Banco de España

Entre expedientes y cambio de estructura el supervisor intenta corregir errores del pasado (Ordóñez) reciente
Juan José González

Se ha visto obligado a esperar, a mantener la calma y ordenar también calma al equipo. Luis Linde, el elegido por el Gobierno de Rajoy para darle una vuelta completa al banco, al supervisor bancario con el prestigio herido, cumplirá en breve ocho meses al frente de la entidad pública –financiera- más `quemada´ en la crisis. Con la reestructuración bancaria en marcha y buena parte del sector nacionalizado, no ha transcurrido tiempo suficiente como para presentar objetivos comprometidos con el Ejecutivo. Sin ser ministro pero con igual presión, al Gobernador le exigen gestos de su labor, si bien todo indica que el frente judicial en marcha paralizará temporalmente la `operación limpieza´ prevista por el banco, con el posible expediente a la cúpula del Banco de Valencia. Al menos, el `retoque´ en la estructura directiva de la entidad, que afecta a medio centenar de puestos técnicos, es un primer síntoma de que algo está cambiando en el interior del banco, la primera crisis de Linde en sus ocho meses.

En la relación de tareas a desarrollar por el Gobernador en el primer mandato, la limpieza parece ser la actividad que domina sobre el resto. Comenzando por el saneamiento de la entidad, por la recuperación del prestigio, imagen e influencia en el sector financiero, deteriorados por su antecesor. Le sigue el saneamiento propio del sector bancario, en el que se avanza pero que tras la intervención de Bankia acaba por dibujar otro escenario distinto, mucho peor que aquel idílico, el sector financiero más saneado del mundo, orgullo de Ordóñez y los suyos. Como corolario de todo ello se hace obligado una auditoría externa (Oliver Wyman) al tiempo que Bruselas impone un cambio urgente en las prácticas de supervisión del sector, lo que le hace acreedor de un rescate financiero para cubrir agujeros de gran tamaño, como el de Bankia.

Pero recuperar el prestigio obliga a actuar sobre diversos frentes al tiempo. En primer lugar, identificar al enemigo, que en este caso trabaja en casa. En este sentido, la Asociación de Inspectores del banco le ha agitado tanto las aguas al nuevo Gobernador que no ha tenido más opción que poner pie en tierra. Los inspectores de la asociación disparaban con munición de gran calibre (acusaban a la alta dirección de ocultación de delitos) pues las acusaciones tenían (tienen) consecuencia penal. Palabras mayores de las cuales no se puede desentender el Gobernador.

Mientras el frente judicial mantiene bloqueadas, o sin efecto, algunas decisiones del Banco de España, como el posible expediente al Banco de Valencia, el Gobernador está obligado a acelerar el proceso de saneamiento de las entidades intervenidas, y sin que hasta el momento se conozcan las soluciones que piensa dar a Novagalicia, BMN y Catalunyacaixa. Al respecto, el Ejecutivo ya ha mostrado su malestar e impaciencia por la falta de resolución de los técnicos del Banco de España. El Gobierno, en definitiva, quiere resultados visibles en este primer año ya cumplido de legislatura.

Y sin embargo, desde otros medios políticos y financieros, el asunto no es sólo que se lleve a cabo la limpieza, sino el cómo. Porque en el cómo es donde se identifican las pruebas de los responsables, es decir, el lugar donde se encuentran los culpables.

Por si no fuera suficiente, a la vía judicial emprendida por los inspectores del banco, junto a las investigaciones del fiscal general del Estado, y a las querellas que examinan algunos juzgados para decidir los imputados por la gestión en el caso de Bankia, al Gobernador le acaba de caer encima la visita de los célebres `hombres de negro´, los técnicos que vienen a comprobar el grado de cumplimiento de las exigencias de Bruselas en el proceso de saneamiento bancario. En este caso, habrá que esperar a la lectura del primer `veredicto´ que calificará esa gestión de la crisis financiera del Gobierno, cuyos efectos, para bien o para mal, deberán ser compartidos por el Banco de España. Así que, a esperar sentencia.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...