edición: 2559 , Viernes, 21 septiembre 2018
17/06/2014
Por debajo de 3 euros

El FROB, dispuesto a seguir vendiendo Bankia a pérdida

Sólo la caída del Ibex puede frenar la presión de Economía para la venta del segundo paquete
Juan José González

Presión que se ejerce y transmite el Gobierno a través del Tesoro Público y de la secretaría de Estado de Economía (FROB); entre ambos se calienta el valor y se calienta el mercado con expectativas que muestran las prisas del Estado por hacer caja e imagen, dos pájaros que quieren matar de un solo tiro para mostrar que España devuelve bien y rápido el dinero prestado. La intención de borrar el rastro del rescate financiero parece estar pesando más en las decisiones que la prudencia, puesto que el plazo de devolución no aprieta. Sí aprieta, en cambio, la necesidad de éxito en la reestructuración del sector financiero, a la espera únicamente del `grano´ de Catalunya Banc, una subasta que sigue atravesada en el FROB pero que el Gobierno considera un "simple episodio pasajero". Entretanto, Economía calienta los motores para la venta del segundo paquete de Bankia, que sólo depende del Ibex.

El asunto de Bankia se ha convertido en uno de los trabajos prioritarios para el secretario general del Tesoro, Íñigo Fernández de Mesa, y para el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ambos encargados de llevar a buen puerto la venta y de asegurar los ingresos. Mientras el primero se jacta de que el Estado ya puede devolver el rescate, tras la venta de un 7,5% del banco por 1.363 millones de euros, el segundo no descarta la segunda colocación en el medio plazo. Es algo que sucede cada vez que la cotización del banco se acerca a los 1,50 euros por título: la tentación a esos niveles es tan grandes que los colocadores teóricos (Deutsche, Morgan y UBS) aceleran los estiramientos como si fueran a salir a la pista. 

Superar esa cifra (1,50 €) parece ser la orden de partida que funcionó la primera vez, cuando el FROB aprobó la primera venta tras tocar el 1,51 € en febrero pasado. Los 1.363 millones alcanzados por la venta del 7,5%, fueron entregados como un éxito por la vicepresidenta del Gobierno en concepto de devolución del rescate financiero y del que aún restan por saldar 39.700 millones. En Bankia, lugar donde reside el mérito de la devolución, prefieren descontarlos de los 22.000 millones recibidos en ayudas oficiales y dicen, como consuelo, que ya queda menos por devolver. Pero no son ajenos a las prioridades financieras del Tesoro como tampoco a las necesidades de lavar la cara, imagen, del Gobierno. Y la suma de necesidades y prioridades pueden más que los consejos de José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, de dar más tiempo al proceso de privatización en beneficio de todos.

Pero el Gobierno no entiende por `todos´ lo mismo que Goirigolzarri y prefiere resultados a corto plazo. Son intereses distintos: la entidad financiera pretende ganar tiempo y avanzar en la tarea de reconstrucción como paso previo para colocar un paquete superior al 20% entre inversores institucionales. Mientras el Gobierno sigue empecinado en explotar el éxito de la reconversión (incompleta) cuyo rendimiento de imagen ya tiene amortizado ante Bruselas tras haber devuelto en tiempo récord la `señal´ de los 1.363 millones de euros.

Por otra parte, las prisas del Ejecutivo para privatizar Bankia lleva más camino de alimentar un fuego que de extinguirlo, como son los 68.000 expedientes pendientes de los damnificados por productos híbridos y que, según algunos cálculos, en caso de ser admitidos a trámite por la Junta Arbitral Nacional, obligarían al pago de 2.300 millones de euros a los titulares de dichos productos. En este sentido, no cabe pensar que el Gobierno desee acelerar la venta de otro paquete de la entidad para cerrar un caso por el que Bruselas sigue preguntando a Economía todos los meses.

Si es comprensible la satisfacción política que puede sentir un Gobierno en devolver anticipadamente un crédito singular, como es este, en concepto de rescate bancario, debería probar otro placer (político) más gozoso, si cabe, como es vender bien mediante la obtención de un beneficio. Porque vender el 7,5% a 1,51 € ha supuesto sumar más pérdida (y en este caso no deducible) a un balance ruinoso. Sería más prudente esperar a que el mercado valore más los resultados de Bankia -más cerca de conseguirlo- y aspirar a recuperar el dinero inyectado (invertido) en la entidad, lo que ocurrirá cuando la acción alcance los tres euros. Para probar el placer de vender bien sólo hay que decidir bien.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...