edición: 2788 , Viernes, 23 agosto 2019
11/11/2010
A la agenda de Seúl solo le interesan los impuestos bancarios y la guerra de divisas

El G-20, obsesionado por las tasas a la banca

Paraísos fiscales, aseguradoras, hedge funds y derivados, mejor para otra ocasión
Políticas proteccionistas para frenar a los emergentes, la amenaza de los desarrollados
Juan José González

La cita de mañana en Seúl del G-20, ya esta apuntando un fracaso sin que ninguno de los mandatarios de los Estados convocados haya comenzado a hablar en la capital de Corea del Sur. La agenda de asuntos de la reunión recoge numerosos puntos relativos al sector bancario; sus actuaciones, prácticas y métodos. Los productos financieros contarán con unos minutos, tantos como se espera que se hable de las prácticas bancarias. Algunos países rechazaron el excesivo peso del sector bancario en el orden de desarrollo de las sesiones del viernes y sábado próximos, entre ellos España, por entender que los problemas de la economía se localizan en el amplio espectro que dibuja el sector financiero en su conjunto, y no únicamente en el sector bancario, foco de máxima atención en la cumbre que comienza mañana viernes.

Recuerda un ejecutivo del Fondo Monetario Internacional que los mandatarios que estarán sentados en Seúl no deberán estar preocupados solamente en avanzar en la regulación financiera que afecta plenamente a las entidades bancarias, para la que el Comité de Basilea, y su nueva normativa ‘Basilea III’, supone el mayor reto de adaptación a un ‘nuevo mundo’ financiero desde 2013 hasta 2019. Jefes de Estado y de Gobierno deberán interesarse más por los problemas ‘globales’ y centran el foco en todas las instituciones financieras que integran esa globalidad. Es decir, que como bien señalaba un destacado miembro del FMI “aunque Basilea suponga una mejora para la banca, habrá que tener en cuenta que sus reglas solo se aplican a una parte del sistema financiero”.

La referencia del responsable de ese organismo no es más que una ‘directa’ a que los países que van a estar en Seúl deberán tratar, sin falta ni demora, la ampliación y aplicación de normas de vigilancia y riesgos a los sectores que hoy se consideran regulados al margen, o ni siquiera, regulados –desde el punto de vista de la vigilancia del riesgo- El ejemplo más próximo para demandar la extensión de las reglas financieras a la ‘globalidad’ de las instituciones, se encuentra en AIG, aseguradora –que no banco- que fue capaz de poner en jaque al sistema financiero.

El peligro de que la agenda de la reunión haga tanto énfasis en los problemas de la banca, así como a los temas considerados de ‘moda’, caso de la ‘guerra de las divisas’, las devaluaciones competitivas, la deuda soberana y algunos mecanismos anticrisis, o de ‘salvación’ financiera –tasa bancaria para que la banca cofinancie con el sector público los nuevos rescates, deja en la sombra otros problemas no menores.

Paraísos fiscales, productos financieros intermediados por compañías aseguradoras y empresas industriales y de servicios, hedge funds, son algunos de los asuntos –sectores opacos, o no regulados- a los que parece que los 20 no piensan dedicar mucho –o nada- de tiempo, a juzgar por la ausencia de menciones en la agenda prevista para el viernes y sábado. Los 20 muestran con la enumeración de los asuntos de la agenda, sus prioridades y el orden de los problemas que les afectan de forma particular. Se dejan para otro momento cuestiones embarazosas como los paraísos fiscales así como un cúmulo de operaciones e instrumentos financieros –derivados- señalados como culpables, en parte, de la crisis financiera de 2007.

La agenda de asuntos del G-20 llama la atención, igualmente, por la habilidad estratégica que supone la acción ‘concertada’ de las principales potencias económicas que ahora se baten para encontrar salida a sus producciones, frente a los agresivos países emergentes, en su mayor parte asiáticos. Se trata, para los primeros, de poner freno, obstáculos, problemas o zancadillas a los segundos. Incluso, en su afán de detener el impulso de los asiáticos China e India, entre otros, hasta es posible el regreso de políticas proteccionistas, aranceles y similares.

El viernes, si las discusiones sobre el impuesto a la banca deja algún minuto para otros asuntos, se da como seguro que se sigua permitiendo que los problemas ya conocidos en la crisis de 2007, tengan su continuidad en otros sectores, menos regulados y hoy ‘distraídos’ y al margen de un tratamiento político-jurídico de los líderes del mundo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...