edición: 2786 , Miércoles, 21 agosto 2019
14/04/2010
Impelidas por problemas internos, las cajas no reaccionan y pierden depósitos

El Gobernador falla a favor de los bancos en la ‘batalla' por los depósitos

El zarpazo de los grandes justificado por la falta de financiación exterior
Juan José González

Miguel Ángel Fernández Ordóñez se alía abiertamente con los ‘banqueros guerreros’ que le servirán de vasallos en su particular ‘cruzada’ de reforma del sector financiero español, donde ‘pelean’ a su manera una veintena de cajas, varias cooperativas de crédito y tres bancos medianos. Ordóñez opta por lo más sencillo y directo, y jalea la actitud de los grandes bancos, proporcionándoles el mejor argumento para respaldar su ofensiva y así, de esta forma, la falta –o insuficiente- financiación exterior, justifica la guerra por los depósitos. Así de claro se mostró ayer el gobernador del Banco de España ante un auditorio plagado de banqueros y en un escenario que difícilmente habría aceptado otro argumento.

El sector bancario, bancos grandes y medianos, y cajas de ahorro, estaban esperando desde hace tiempo, una afirmación rotunda y con sentido común, destinada a justificar, oficialmente, sus actividades comerciales en esta precipitada y gigantesca batalla, medio a la luz, medio a la sombra, en busca de los depósitos de clientes propios, pero sobre todo de los ajenos. La explícita declaración del supervisor suena a tardío pistoletazo de salida en una carrera en la que los más grandes, en particular, Banco Santander, ya cuenta con una ventaja de tiempo que al igual que su tamaño –la primera red de distribución del país- se antoja como inalcanzable por el resto de teóricos competidores.

Y ante ese escenario en el que la financiación parece estar sin ‘normalizar’ además de haberse encarecido, la estrategia de las entidades financieras, en particular de los bancos, es una “decisión empresarial” que debe ser entendida por todos los competidores. Sin embargo, no explica el gobernador que en el ‘campo de batalla’ comercial actual, no todos cuentan ni con iguales ni similares armas de ataque. El primer banco español señala reiteradamente que esta batalla por el pasivo no fue iniciada por Santander, sino por media docena de cajas de ahorros que comenzaron a ofrecer, tras el verano pasado, jugosos extratipos, llegando a alcanzar un buen resultado en captación de depósitos, en tan sólo tres meses y sin apenas campaña de marketing, dejando este trabajo a los comerciales de las oficinas y sucursales, que apenas se vieron obligados a salir a la calle.

Una batalla, que hasta el momento se esta librando en silencio, y que no esta dando pie a enfrentamientos verbales entre cajas y bancos o entre bancos, sino que, a diferencia de anteriores ocasiones, parece haber coincidencia en que cada entidad debe hacer, y hace, lo que mejor le venga en gana, atendiendo a su situación y necesidades particulares. La posibilidad de ofrecer hasta un 4% por los depósitos captados por la red minorista, supone todo un reto para al menos tres de los cinco bancos medianos así como para la mayoría de las cajas de ahorros, ante el que muchas de ellas se verán obligadas a reducir la duración de la oferta o, incluso, a no poder entrar en ese costoso y peligroso juego que supone la captación de depósitos.

Pero al igual que sorprenden las afirmaciones del gobernador, a propósito del porqué de la batalla emprendida para hacerse con mayor cuota de mercado y liquidez, extraña la débil –o nula- respuesta ofrecida por la banca mediana, así como por la mayoría de las cajas de ahorros, ante un asunto, en el que seguramente, si hubiera entrado primero una caja en vez de un banco, se habría llevado la parte más importante del ‘botín’.

La bendición de Ordóñez, sirviendo en bandeja de plata a Santander y BBVA, y todos los demás contendientes, tiene, sin embargo, el peor de los riesgos posibles, como es ‘secar’ el mercado de la financiación fundamental con que cuentan las cajas, que no es otra más que los depósitos de particulares a cambio de una remuneración atractiva que, en esta ocasión ha sido igualada, cuando no superada, primero por Santander y después por BBVA.

Por otro lado, llama la atención la falta de reacción de las cajas ante el ataque de los dos grandes, al tratarse del ‘caladero’ más accesible de las entidades de ahorro por la mayor dificultad que entraña para la mayoría –y para algunas imposibilidad- de diversificar su crecimiento en el exterior, así como la incapacidad de lanzar emisiones o sustituir los depósitos que ahora se llevan los más grandes, por financiación mayorista.

El resultado final, sin llegar a exagerar con una situación de quiebra masiva, apuntada por algún medio de comunicación extranjero, presionará sobre las cajas para que apuren y decidan con mayor rapidez sobre su futuro, a fin de cuentas, es el objetivo de la alianza entre Gobernador y grandes bancos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...