edición: 2721 , Martes, 21 mayo 2019
30/01/2013
El hundimiento del mercado de derechos de CO2 europeo refleja la caída de la producción industrial

El Gobierno alemán pretende congelar los subsidios a las renovables para evitar una subida de tarifas

Carlos Schwartz

El ministro alemán de Medio Ambiente, Peter Altmeier, ha anunciado su intención de convocar a una rueda de negociación a los partidos de la oposición con el objetivo de alcanzar un acuerdo amplio entre la coalición de Gobierno y los Socialdemócratas y Verdes sobre una congelación de los subsidios a las generadoras eléctricas renovables. La iniciativa ha sido promovida por la canciller Angela Merkel, quien intenta evitar un incremento en la factura eléctrica en un año electoral. Los consumidores alemanes pagan los subsidios vía tarifas. La negociación será un banco de prueba para el Gobierno ya que el senado alemán está dominado desde las recientes elecciones regionales por la oposición socialista y verde.

En 2012 las tarifas eléctricas en Alemania se vieron lastradas por 16.000 millones de euros en subvenciones a las renovables con un fuerte incremento de las tarifas. La decisión del Gobierno, tras la crisis japonesa en 2011, de abandonar la generación nuclear en 2022 se ha reflejado en un fuerte incremento en los subsidios a las renovables para incentivar la generación de energía limpia y asegurarse la sustitución de la generación nuclear por renovable en el horizonte previsto. El subsidio se incrementó de 3,5 céntimos por Kwh a 5,3 céntimos por Kwh este mes lo que ha subido el precio del Kwh para el consumidor en un 10% hasta los 28 céntimos.

Socialistas y verdes atacan el modelo tarifario que está sesgado en contra del consumidor familiar y la pequeña y mediana empresa que a su turno subsidian a algunos de los sectores más intensivos en energía eléctrica, como la industria química, que están exentos de esa carga.
Altmaier ha sugerido que el Gobierno en lugar de congelar los subsidios podría aceptar una eliminación de las exenciones a algunas industrias para aliviar el precio que pagan los consumidores. Mientras, los precios en el mercado europeo de Derechos de Emisión para el CO2 se hunden cuestionando el futuro de este mercado, el más grande del mundo. El problema de fondo es que la caída de la demanda de energía eléctrica, la caída de la producción industrial, el desarrollo de las energías renovables no contaminantes, ha hecho que los cupos de derechos de emisión sean mayores que la demanda.

De esta forma si no hay recuperación de la demanda a escala internacional, el precio de los derechos de emisión se mantendrá bajo.

El precio de los derechos de emisión durante la pasada semana tocaron su mínimo histórico en la Unión Europea con 2,81 euros por tonelada de CO2 poniendo en jaque toda la estrategia de la Comisión Europea (CE) destinada a impedir el desarrollo del efecto invernadero. El bajo precio de los derechos de emisión ha desatado una batalla por los mecanismos necesarios para lograr una cotización más alta. La supervivencia del mercado está en última instancia determinada por las necesidades de las compañías de generación eléctrica que necesitan de ellos por motivos regulatorios. Pero su nivel de cotización requiere ser atractivo para que el mercado se mantenga activo.

La situación ha generado un conflicto en el seno del Gobierno alemán entre el ministro de Medio Ambiente y el ministro de Economía, Philipp Rosler. Altmaier defiende la intervención de la CE cuya propuesta es modificar el objetivo de las emisiones de gases de invernadero. El objetivo de la CE es alcanzar un 20% del nivel de emisión de gases de invernadero de 1999 en el año 2020. El desplazamiento del objetivo de un 20% a un 30% permitiría una recuperación razonable de los precios al defender el principio de una política de largo plazo en la eliminación de la contaminación. Los analistas europeos dudan de que en el seno del Gobierno alemán se llegue a una decisión unánime a menos que la canciller Angela Merkel intervenga de forma decidida y fuerce una opción. Pero la crisis de precios de los derechos de emisión ponen en jaque el sistema al cuestionar la idea central del mercado: que la penalización por las emisiones de CO2 alentará la conversión de los sistemas productivos contaminantes en sistemas sostenibles. La crisis económica y sus secuelas amenaza con barrer también los objetivos de política medio ambiental.

En cuanto al mercado interno alemán, las opciones se presentan complejas ya que la cámara alta, el Bundesrat, ha quedado en manos de la oposición y esta ya ha bloqueado un proyecto fiscal recientemente. Es decir que si dentro de la colación de gobierno se llega a un acuerdo sobre una fórmula para rebajar la factura eléctrica a los usuarios a expensas de la industria subsidiada todavía deberá pasar por el filtro de la cámara alta. Hasta ahora socialistas y verdes se han mostrado poco inclinados a esta salida pero no han ofrecido un plan alternativo. En esencia quien realmente tiene mucho que perder con el incremento de las tarifas eléctricas es la coalición de gobierno en las elecciones del otoño próximo que pondrán a prueba al partido de Angela Merkel y sus aliados.

Alemania no se ha mostrado indemne a la erosión de la crisis económica. La caída de la producción industrial y un futuro sin centrales nucleares ha hecho gravitar el futuro energético en las renovables cuyo coste en una situación de ingresos decrecientes y caída de la demanda de energía se puede hacer insostenible. Ni Merkel ni su partido están en condiciones de dar marcha atrás en su decisión en torno a las nucleares. De ese callejón no parece fácil salir. Esta situación se vincula directamente a la caída inevitable de los márgenes de las dos grandes compañías eléctricas alemanas que por fuerza deben encontrar horizontes nuevos para restablecer el equilibrio de sus cuentas en el largo plazo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...