edición: 2514 , Viernes, 20 julio 2018
13/11/2008
Modificaciones, reajustes...

El Gobierno enmienda su Presupuesto

J.J. González.- Hay tres formas de cambiar un presupuesto: hacerle una ley de acompañamiento e introducir todos los cambios en el texto original (como hizo el Partido Popular en época de Aznar); hacer modificaciones, reajustes, suplementos, generaciones de crédito, etc, una tras otra hasta que la oposición pierda la cuenta, y la última, claudicar y devolver el Presupuesto. Solbes se inclina por la segunda, y así veremos en los próximos meses numerosas operaciones de este tipo.

La primera modificación ya está sobre la mesa. Si no fuera porque han pasado ya ocho meses desde las Elecciones Generales de marzo, la aparición en público ayer del secretario de Estado de Economía, David Vegara, podría ser tachada de acto electoralista. Dicen en el ministerio de Economía, que cuando comparece en público Vegara es porque a Solbes le duele la cabeza. Sea o no la migraña la causa objetiva de dicha aparición, lo cierto es que el secretario de Estado escenificó a la perfección lo que se considera primera corrección y marcha atrás de los Presupuestos Generales del Estado, después de reconocer oficialmente el día anterior el vicepresidente económico del Gobierno que las cuentas de los Presupuestos están desfasadas, y también superadas porque se espera que cambien algunas de las premisas más influyentes del cuadro macroeconómico.

Pero había división de opiniones en el ministerio de Alcalá acerca de cuál sería el momento más adecuado para reconocer que la previsión de crecimiento del PIB no era la más realista: se lo dijeron al Gobierno todos los grupos parlamentarios, excepto el suyo propio claro, el del PSOE. Pero se negó a considerarlo, no hubo posibilidad de admitir la realidad, marcada por la crisis económica, que ya comienza a entrar de lleno en las grandes empresas.

El Gobierno revisa ahora “con riesgos a la baja”, la previsión del PIB para 2009 y la fija en el 1%, al tiempo que considera “razonable” que la economía retroceda un 0,2% en el tercer trimestre del año, un dato que conoceremos, posiblemente, mañana viernes, el día antes de que el presidente del Gobierno emprenda su particular viaje hacia Washington, camino de la cumbre del G 20.

Habitualmente, se espera a la publicación del Instituto Nacional de Estadística de la cifra de crecimiento de la economía, que viene a ratificar a la, en esta ocasión, avanzada por el Banco de España, y que reflejó ese retroceso del 0,2% trimestral. Una vez se publique la cifra del INE, el Gobierno rectificará el programa de estabilidad a finales de diciembre. No se oculta la alegría interior de los técnicos de Alcalá al comprobar que la inflación cede hasta los niveles que se preveía hacia mediados de agosto, previsiones lanzadas a bombo y platillo por el ministro Solbes.

La que no deberá ser revisada es la estimación del precio del petróleo para 2009, del que se espera que lleve una vida más o menos tranquila en niveles “razonables”, más cerca de 60$ que de los 146$ que llegamos a conocer. Si esta materia prima no se dispara (el Presupuesto estima en 106 dólares por barril para 2009), se puede decir que el viento viene de popa para las arcas del Estado El precio del crudo puede ser el segundo balón de oxígeno que reciban los Presupuestos Generales.

Pero a las previsiones del Gobierno, le ha salido una voz discordante de cierto peso, una opinión que es algo más que la opinión de un analista. Son las últimas previsiones del BBVA, de su Servicio de Estudios, con su bien ganado prestigio intelectual, y que en esta ocasión contradicen, con un acusado pesimismo, las opiniones del Ejecutivo. Mientras este sitúa el crecimiento del PIB en el 1,6% en 2008 y en el 1% en 2009, en línea con otros organismos de prestigio, el servicio de estudios del banco las corrige fijándolas en el 1,3% en 2008 y en una contracción del 1% el próximo año.

El Ejecutivo espera ganar tiempo en el mes y medio que resta para terminar el año, y aprovechar los balones de oxígeno que proporcionarán los dos próximos IPC, así como la estabilidad en los gastos del Estado. Que el precio del petróleo no supere en los siete próximos meses los 75$ por barril, parece que es uno de los sueños más acariciados en estos momentos por Economía.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...