edición: 2455 , Jueves, 26 abril 2018
23/01/2013
Atrapado en su propio caos

El Gobierno, incapaz de incorporar las directivas europeas

Economía no gestiona las reformas y el Gobierno está bloqueado en el Congreso, así piensa Bruselas
Juan José González

`Rauch´ en alemán, `smoke en inglés, humo en castellano. Tan sólo una palabra para definir lo que piensan en el Eurogrupo sobre las reformas estructurales propuestas por el ministro de Economía Luis de Guindos, y que después de un año, en su mayoría, siguen varadas. El supervisor único, la misma reforma del sistema financiero (no confundir, como pretende el Ejecutivo, con la reestructuración bancaria), la ley del mercado de valores, ley del sector eléctrico, ley de liberalización de las telecomunicaciones, del sector público, reforma de las pensiones… Atasco legislativo monumental en un equipo de gobierno dominado por representantes de la Abogacía del Estado, atrofia en la gestión de los asuntos públicos que deben pasar por el Parlamento, o que llegan al Congreso y se frenan. Esclerosis legislativa múltiple a la que ahora se une el affaire del ex tesorero del partido en el poder. Entretanto, los socios europeos pasan lista (las reformas pendientes) y comprueban que los demandantes de mayor representación en las instituciones –caso del Eurogrupo- no hacen los deberes.

Sensación generalizada de que el Gobierno Rajoy pasa por su particular calvario tras catorce meses al frente del Ejecutivo. Y en este mes de enero, primero del vía crucis 2013, la confluencia fatal de varios astros amenazan con un colapso institucional de difícil salida y peor solución. Es probable que atenazados por el pesimismo de las cifras, por la amalgama de asuntos pendientes, problemas nuevos y viejos, se le haya formado un muro de carpetas tal que anule por completo la visión al presidente.

De ahí que no deba extrañar que en estos momentos ni el Ejecutivo ni el Legislativo ni el Judicial, funcionen al ritmo habitual de una democracia parlamentaria. Son palabras mayores, y graves si se tiene en cuenta el grado de crispación y desencanto social, con seis millones de personas sin empleo y otros quince millones que no consiguen enfocar con claridad el futuro.

Desde Bruselas observan el caos legislativo español con lógica preocupación. Dan por hecho desde hace meses que el Gobierno español no cumplirá los objetivos comprometidos de déficit, desconfían de la autoridad del Ejecutivo para poner a raya los presupuestos de las CC AA. Siguen dudando de su capacidad de gestión en la reestructuración bancaria, y no se explican por qué las reformas decisivas para la economía –energía, pensiones, telecomunicaciones, Administración…- se mantienen `aparcadas´ en los departamentos ministeriales y en el Congreso. Bruselas puede comprobar que el socio español ha bajado el ritmo inicial, el previsto y comprometido con Angela Merkel en los primeros días de gobierno de Rajoy.

Así las cosas, en medio del caos ejecutivo y esclerosis legislativa, el probable que España no consiga nunca esa mayor representación que reclama cada vez que una institución europea de gobierno cambia de responsable. Como también es razonable que Bruselas muestre sus reservas al nombramiento de políticos o técnicos españoles para dirigir y gestionar algunas de las instituciones clave en el gobierno de la Unión Europea. Reservas que no pueden ser sino espejo del recelo que suscitan unos gobernantes con tanta, y tamaña, tarea pendiente, nada menos que las reformas estructurales para sacar a la economía española del pozo en el que habita.

Las reformas varadas equivalen a que los partidos políticos no someten a discusión reformas en la Administración local ni en la Autonómica. Denota incapacidad para conseguir toda una relación de ahorros, sinergias y economías por valor de 6.000 millones de euros, procedentes de la racionalización municipal. Significa, finalmente, que las directivas europeas pendientes no podrán ser incorporadas en los próximos meses, incumplimiento que unido a otros precedentes dejan en el peor lugar y, lo que es peor, sin argumentos a un gobierno que solicitaba, nada menos, la presidencia del Eurogrupo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...