edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
10/11/2011
Los comunicados oficiales de Eurogrupo, Ecofin y G20 no recogen los acuerdos

El Gobierno oculta los compromisos de las cumbres internacionales

Falta de transparencia y origen de contradicciones entre miembros del mismo Gobierno
Última Cumbre de jefes de Estado y Gobierno de la Unión
Juan José González

No es la primera vez que tras una reunión del Eurogrupo, el Ecofin, G20, así como otras cumbres de jefes de Estado y de Gobierno que se producen en los últimos meses, medios de comunicación, analistas y formaciones políticas, descubran numerosas divergencias entre las declaraciones de los representantes españoles a las mismas y el comunicado oficial de la reunión. El problema aumenta cuando algunos de estos comunicados finales de las cumbres llevan uno o más anexos, habitualmente, correcciones de errores del primer comunicado, pero en otras ocasiones, reflejan algunos fallos de interpretación, traducción o incluso de añadido final al comunicado oficial. Sin embargo, el asunto no acaba siendo relevante por las correcciones, sino porque viene siendo un instrumento utilizado para distraer y ocultar algunos compromisos políticos de notable trascendencia.

El último capítulo de una larga serie de irregularidades originadas por los comunicados de Bruselas, como en la reciente cumbre del G20, se ha podido constatar en las diferencias de criterio y de tiempos que el candidato a la presidencia de Gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba y el actual presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, a propósito del ajuste comprometido con Bruselas sobre los plazos de reducción del déficit fiscal español. Mientras el presidente Zapatero se comprometía por escrito a rebajar el déficit al 3% en 2013, el candidato Rubalcaba lanzaba en campaña otros plazos, comenzando por proponer un retraso de dos años, en caso de alcanzar la presidencia en las próximas elecciones generales. En el mismo sentido se posiciona el candidato popular, Mariano Rajoy, convencido de que el aplazamiento será realidad una vez al frente del Ejecutivo español. Es seguro que Bruselas no acepte la solicitud española, pues se trata de un acuerdo firmado y ratificado en tres ocasiones en los últimos dos meses.

Otro tanto sucedió con los compromisos del Gobernador del Banco de España en las reuniones de los responsables de bancos centrales, a propósito de las pruebas de resistencia de la banca. Algunos de los compromisos firmados por el Supervisor español, que no fueron recogidos en el comunicado final de la reunión, se conocieron posteriormente tras la pregunta de un medio de comunicación internacional.

Como tampoco se recogieron en el comunicado oficial de la última cumbre europea de jefes de Estado, la petición al Gobierno español para que profundice en los planes presentados hace siete meses, a propósito de las reformas estructurales, las del mercado laboral, así como del plan de privatizaciones, procesos emprendidos que como el de Loterías y Apuestas del Estado, suspendido por una coyuntura adversa que dejaba sin rentabilidad la operación, contaban con una fecha fija y que, previsiblemente, conlleve la propuesta de una sanción económica. En el mismo sentido se puede citar la venta de los aeropuertos de AENA. En ambos casos, el Ejecutivo español no descarta la petición de una sanción que debería ser estudiada en la Comisión Europea.

Los comunicados de las cumbres son un ejemplo de falta de transparencia. No recogen la mayoría de los asuntos que inicialmente aparecen en el orden del día, una relación de difícil acceso. Esa carencia informativa de los comunicados finales, ha llevado a numerosas contradicciones entre miembros de un mismo equipo de gobierno. Para paliar la deficiencia informativa, la Comisión Europea acaba de plantear que tras cada reunión de la Comisión, así como del resto de cumbres que se celebran en la Unión Europea, y que cuentan con fecha asignada, se celebre una rueda de prensa centrada en los asuntos que recoge el comunicado oficial, siendo este la principal referencia, así como otros asuntos que no se reflejen en el citado comunicado.

En cualquier caso, llama la atención la connivencia con este deficiente sistema de información reflejado en los comunicados oficiales de altos cargos de la Administración española, como el secretario de Estado de Economía, el Gobernador del Banco de España o la propia vicepresidenta del Gobierno. Sin contar con la práctica más extendida del presidente del Gobierno de no informar sobre las posturas y compromisos finales del Ejecutivo español en las recientes citas europeas, de las que aún se desconocen la mayoría de los compromisos españoles.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...