edición: 2973 , Lunes, 25 mayo 2020
01/02/2012
Mensaje oficial previo a la reforma

El Gobierno prestará dinero a la banca para apoyar nuevas fusiones

La reforma financiera que aprobará el Gobierno el próximo viernes contempla la concesión de préstamos públicos a los bancos que participen en nuevas fusiones
Fernando Romero

El ministerio de Economía ha decidido reactivar un mecanismo que ya funcionó en los primeros compases de la reestructuración del sector financiero, a finales de 2009 y 2010: el FROB 1, mecanismo que se aplicó en la fusión BFA-Bankia, BMN y Banca Cívica, entre otras.

Se articularán a través del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB), que comprará títulos de la entidad fusionada, en concreto participaciones preferentes. La entidad resultante de la fusión que recibe estos fondos está obligada a pagar unos intereses por esta inversión, que rondarán el 8%.

Esta opción parece haber convencido al equipo que del ministro de Economía, porque es una manera de apoyar la concentración bancaria sin engrosar el déficit público ni que cueste, por tanto, dinero al contribuyente. Al ser una operación financiera realizada a precios de mercado, Bruselas permite que no se contabilice como déficit, sino como deuda.

La reactivación de esta vía gusta además al sector financiero, especialmente a las entidades que se han propuesto participar activamente en la nueva ronda de fusiones, pero que reclamaban algún tipo de apoyo público para abordar estas operaciones.

Estas entidades exigían una vía de ayuda que no implicara la entrada del Estado en su capital, como sí ocurrió con el llamado FROB 2, utilizado el año pasado para el rescate de NovaGalicia, Unnim, y CatalunyaCaixa. En las operaciones de FROB 1 que se realizaron en 2010, el Estado prestó un total de 9.674 millones de euros a un total de siete grupos de cajas fusionadas.

La entidad que más dinero recibió fue BFA-Bankia, con 4.465 millones de euros, seguida de CatalunyaCaixa, que recibió 1.250 millones de euros, NovaGalicia, con 1.162 millones, Banca Cívica con 977 millones, Caja España-Duero con 525 millones, y Unnim con 380 millones. Para abordar esta nueva ronda de préstamos, el FROB podría verse abocado a realizar nuevas emisiones de deuda, si bien cuenta con unos 5.500 millones de euros disponibles después de las últimas operaciones.

De Guindos ha defendido en las últimas semanas que uno de los objetivos de la reforma financiera es promover una nueva oleada de fusiones bancarias, además de imponer un mayor saneamiento del sector con el endurecimiento de las provisiones de activos inmobiliarios.

Las entidades con capacidad de compra han puesto su atención en las cuatro que están controladas por el Estado que saldrán a subasta en los próximos meses, como son Unnim, el Banco de Valencia, CatalunyaCaixa y NovaGalicia.

El Banco de España invitó hace unas semanas al resto de cajas que disfrutaron del FROB 1, como BFA-Bankia, Banca Cívica y BMN, a participar activamente en este proceso de subastas. Esto motivó, por ejemplo, que la entidad que preside Rodrigo Rato entrase en la carrera por Unnim, o que BMN, liderada por Caja Murcia, mostrase su interés en crecer en el arco mediterráneo con la compra de Banco de Valencia.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...