edición: 2724 , Viernes, 24 mayo 2019
05/04/2017

El Gobierno quiere evitar el papel del villano que entierra al Fondo de Reserva durante este ejercicio

El ministro Montoro anuncia que emitirá deuda para financiar el déficit de la Seguridad Social
Carlos Schwartz
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, informó sobre la existencia de una partida presupuestaria de 10.192 millones de euros para financiar el déficit de la Seguridad Social (SS). De acuerdo con el ministro se trata de pagar las pensiones sin acabar con el Fondo de Reserva de la Seguridad Social (FRSS) que en 2009 todavía contaba con 70.000 millones de euros y que de acuerdo con el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, tiene en estos momentos 15.000 millones de euros. En el 2015 tenía unos 30.000 millones, es decir que se redujo en un año en más de la mitad lo cual hacía suponer a los mal pensantes que este año quedaría seco. El Gobierno quiere evitar convertirse en el villano que ha acabado con los recursos del FRSS. Un hecho que garantiza en España la peor prensa posible y facilitaría que la oposición se cebe, y con razón, con la política del Gobierno. Pero no hay Gobierno que pueda ocultar que el colapso de los recursos de la Seguridad Social es un problema de ingresos. De acuerdo con la trayectoria anual del gasto de la SS en los años recientes su crecimiento es del 3,5% mientras que el aumento de los ingresos ha seguido una trayectoria del 2,5% anual, lo que ha determinado que las cifras provisionales del déficit para 2016 sean de 18.600 millones de euros superando el récord establecido en 2015.
El gasto aumenta fundamentalmente por el conjunto de las prestaciones sociales y el incremento de la población jubilada cuyas pensiones crecieron en los últimos años al 0,25% anual a pesar de que la tasa anual de inflación creció el año pasado el 1,6% y se estima que este año lo hará por encima de los datos de 2016. Frente a este colosal desajuste Montoro adujo que en realidad da igual gastar del FRSS que emitir deuda para financiarse. Una afirmación que es absolutamente falsa.

No da lo mismo gastar los recursos que ya se tienen que tomar deuda en el mercado, como es capaz de entender el más lelo de los lelos. El segundo de los mecanismos contribuye directamente al incremento de la deuda pública. Otra cosa es que en sus malabares orales el ministro Montoro hizo la afirmación en términos confusos ya que se podría entender que como en el FRSS hay deuda pública atesorada que se vende para contar con la liquidez necesaria para pagar las pensiones, da igual vender la deuda que le da el Gobierno que la que la SS tiene en el bolsillo. Lo que sigue siendo tan falso como la primera versión de la incontinencia oral del alto cargo.

Por si este abuso verbal fuese poco, la misma autoridad gubernamental apuntó que “a las pensiones las paga el estado y el estado no quiebra y las pensiones se van a pagar”. Al señor ministro no le debería caber la más mínima duda que si el estado deja de pagar las pensiones la población saldría a la calle y el Gobierno del Partido Popular tardaría horas en caer. Sin embargo, esto de que los estados no quiebran, tampoco es del todo cierto cierto. De momento lo que está claro es que pese a que crece el empleo en España los ingresos de la SS crecen mucho menos que lo que debería ocurrir por relación al dato de la ocupación. Este hecho está directamente relacionado con dos factores. El primero es que los contratos indefinidos que son los que deberían aportar la mayor contribución por cuotas estables representan el 10,30% del total de contratos mientras que los contratos temporales suponen el 89,70% del total. Los contratos temporales son los que aportan las contribuciones más bajas o nulas, en la medida que se trata de trabajo a tiempo parcial, de escasa calidad y con retribuciones sumamente bajas. A esto además hay que sumar los contratos de interinidad y para personal en formación.

Es de señalar que esta estructura del empleo es la que ha permitido al Gobierno del Partido Popular cantar hosanna en su papel de salvador de la ocupación pero que ha condenado a los jóvenes a unos salarios bajos y a unas condiciones de trabajo deleznables. Es al mismo tiempo la responsable directa de los bajos ingresos de la Seguridad Social que apunta a la destrucción de un régimen de solidaridad entre generaciones en el que se basa el concepto de pensiones en nuestro país.

Desde luego que detrás de esta política de empleo se esconden una cuantas otras cosas. Una de ellas son las subvenciones con cargo a las cuotas de la seguridad social vía bonificaciones para el empleo indefinido, es decir del ahorro en las cuotas sociales para las grandes empresas cuyo nivel de beneficios en realidad haría ociosa esa “ayuda”. Otro elemento oculto detrás de esta política son los profundos intereses del sector financiero en incrementar su cuota de mercado en el sistema de pensiones como fórmula complementaria a las jubilaciones aportadas por el estado.

Aún cuando, y a pesar de que, desde que la política de expansión de los balances de los bancos centrales los fondos de pensiones no encuentran inversión rentable que les permita ofrecer ingresos ciertos a los inversores en fondos complementarios. De todas formas la cifra de emisión de deuda pública destinada a financiar el déficit de la SS anunciada junto con los presupuestos generales se quedará al menos 6.000 millones de euros por debajo de la necesidad real de financiación porque año tras año el Gobierno presupuesta unos ingresos superiores a la realidad. Para el año pasado, el incremento de los ingresos se había estimado por encima del 6% y no han pasado del 2,5% de acuerdo con las cifras preliminares difundidas a los agentes sociales por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social cuya titular, Fátima Bañez, es una de las principales predicadoras de la secta de la Salvación Popular del Empleo que tiene capilla permanente en el palacio de la Moncloa donde ha fijado su residencia habitual el Alto Sacerdote de la secta, don Mariano Rajoy Brey, registrador de la propiedad, entre otros títulos honoríficos. Uno de los problemas es que, como en todas las sectas, no está claro cómo se financia esta. Aunque parece que los tribunales de justicia en España tienen alguna idea de como opera ese milagro.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...