edición: 2471 , Martes, 22 mayo 2018
10/07/2009
Varias cajas en riesgo inmediato por problemas de liquidez

El Gobierno quiere salvar cajas y el Banco de España, bancos

Cada barón autonómico quiere salvar “su” caja
Juan José González

Como en todo, siempre hay preferencias y en este asunto, quién lo iba a decir, resulta que dos altas instituciones del Estado están a punto de tener un nuevo encontronazo a propósito de un reciente almuerzo en el que ambas partes se planteaban qué iba a suceder cuando el BdE proponga el cierre y/o la intervención de una caja. Veremos que en esta lucha el contribuyente se convierte en ‘financiero’ de las aventuras paternas. Hasta 6.000 millones de euros al mes, y hasta que termine el presente ejercicio, es la cantidad que podrá emplear el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria en ayudas a fondo perdido o en adquisición de acciones a bancos y cajas que las necesiten. El fondo en cuestión es y será muy cuestionado cada día de su existencia. Nace tarde pero con infinita urgencia, lo que provoca una sensación extraña y sospechosa que apunta a que alguien, caja o banco, necesita con premura el concurso de las ayudas públicas para seguir adelante. Es ese carácter de urgencia lo que le ha valido a tan disonante acrónimo (Frob) el adjetivo de parche, en el bien entendido de que su inmediata función será la de  evitar el colapso (también con urgencia) de una decena de cajas y de al menos un banco.

Va a ser un verdadero poema ver desfilar a los presidentes autonómicos en su entrada a nuestro banco central en busca del dinero que no tienen para montar la caja perfecta en su comunidad, como si antes no hubieran podido hacerlo. Saben de sus poderes en esta batalla que aún no ha comenzado porque conocen el texto de la ley que les atribuye el mayor de los despropósitos orgánicos; el poder de veto, vetar una fusión que no interese, vetar lo que no guste o convenga, vetar todo cuanto atente contra el principio de los ‘reinos de taifas’, principio consagrado por la Ley de Cajas y cuya reforma se antoja, hoy por hoy, misión imposible. El gobernador del Banco de España, elegido por el poder político, en este caso, la ministra Salgado, será el encargado de ejecutar tan controvertida suerte; quién puede recibir ayuda y quién no y, sobre todo, la cuantía de la misma.

En los últimos días, previos al anuncio de la ley de creación del Frob, se decidió desde Economía que faltaba un párrafo de interés en el decreto: se decidió que Frob o a través de Frob, se podrían financiar cuantas operaciones contemplaran su fusión, aunque cuidando el tamaño, es decir, no se esta hablando ni mucho menos conjeturando sobre la fusión de la Caixa con Caja Madrid, algo tan viejo en el tiempo como imposible desde el punto de vista del cliente. El nuevo párrafo en cuestión, motivó que a lo largo de la semana se conocieran contactos y conversaciones intensivas entre distintos responsables de estas instituciones, interesadas en fusionarse con otra entidad.

Al Frob parece haberle salido un hermano o un pariente próximo. Visto lo complicado del asunto, se piensa en el ministerio de Economía que si el Frob es un instrumento orientado a resolver los problemas de varias entidades financieras, a corto plazo, no estaría de más la creación de un nuevo fondo o bolsa que pudiera hacer las funciones de depositario de los títulos valores de las sociedades que estuvieran siendo auxiliadas por el fondo. Incluso se consideraron algunas ideas como, por ejemplo, que fuera la SEPI la tenedora e, incluso, administradora de algunos activos de las entidades ‘clientes’ del Frob. Una locura que no haría sino complicar aún más el complejo estatus de las cajas y bancos que se beneficiarán del Fondo.

El asunto se llega a enmarañar de tal forma que cuando se entra en el debate de fondo, desde Moncloa se sugiere que el Frob deberá tratar con mimo a las cajas y evitar por cualquier vía otro fiasco como el de CCM. El Gobierno se inclina en favor de las cajas frente a los bancos, porque las ven como si fueran plataformas de dinero del PSOE, necesarias para perpetuarse en el poder, especialmente en el ámbito local y autonómico. El Gobernador no ha mediado en esta batalla porque era consciente de que la tenía perdida antes, incluso, de empezar. Y porque además, como señalan desde el partido socialista, el Gobernador se inclinará siempre a favor de los bancos por considerarlos la pieza fundamental del sistema financiero.

Lo que ahora es considerado como un parche para unos y una panacea para otros, no deja de ser una cifra de subvenciones desbocada (100.000 millones de euros, el 10% del PIB) cuya eficacia deberá ser medida por el interés y la fortaleza de las cajas resultantes y a las que, más que nadie, les interesará que el nuevo mapa de cajas que surja sirva para algo y rechace las fusiones ‘florero’, esas que da igual como salgan y donde se pongan.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...