edición: 2804 , Lunes, 16 septiembre 2019
27/05/2013
Despejará la duda de las quitas

El Gobierno ya baraja el peor escenario, antesala del rescate

La tormenta perfecta se cierne sobre el Ejecutivo de Rajoy en una semana decisiva para evitar la debacle de la intervención de la economía española
Juan José González

El Ecofin insiste en incluir en una directiva sobre entidades de crédito las quitas sobre deuda y depósitos, ambos en el punto de mira desde el rescate de Portugal. En medios financieros aseguran que tras el experimento de Chipre, sin normas ni plazos previos a las decisiones, la Comisión tiene mucho interés en que la nueva directiva recoja detalladamente y con claridad todos los aspectos de una quita. Y todo parece indicar que tras el fiasco chipriota, España sería el primer país donde se aplicaría esta medida, que incluso ya se recoge en alguna versión a la que la Comisión ya ha dado el visto bueno. El Gobierno español lleva tres semanas sin conseguir conciliar el sueño, en particular, el ministro De Guindos, a quien le corresponde salvar –evitar- que España se convierta en el conejillo de indias de la primera quita a depósitos y deuda.

Se sabe que el Gobierno español mueve estos días sus lobbys con ferocidad inusual. Que los diputados españoles en el Parlamento europeo multiplican sus contactos para lograr que todos los depósitos estén protegidos, de la misma forma que recientemente se ha tratado de blindar todos aquellos por debajo de cien mil en caso de rescate. Así que todo hace sospechar que si el énfasis en el trabajo parlamentario de la delegación española en Bruselas se pone sobre la protección de los depósitos, habrá que interpretar que la intervención, o rescate, de la economía española puede ser un hecho de aquí al otoño.

En realidad, poco o nada ha cambiado en los últimos meses desde que el Gobierno se marcase el farol de que tan sólo necesitaba 42.000 millones de euros para resolver la crisis bancaria (y evitar el rescate de la economía) y renunciar a los 58.000 millones restantes, dando a entender que con la primera cantidad ya estaba todo resuelto. La delegación de técnicos de la troika está a punto de decirle al Gobierno español que será necesario que utilice toda la cantidad disponible y que no incurra en mayores riesgos, pues de lo contrario, sugieren otra medidas drásticas y de difícil `venta´ a la ciudadanía, como el la quita de los depósitos bancarios (además de la quita a la deuda).

El Ejecutivo se presenta así en una semana clave para el futuro del país, donde una quita de la de la deuda hundiría la credibilidad de la banca y del Tesoro, caerían las calificaciones hasta unos ratings que harían imposible cualquier intento de financiación, y el mercado de valores se estancaría en mínimos haciendo imposible la financiación empresarial. Sería la tormenta perfecta, un escenario que contempla el Gobierno y en el que el ministro De Guindos viene desarrollando su actividad en los últimos meses. En esa hipótesis o supuesto más negativo de la crisis (a pesar de una cierta mejoría en riesgo país en las últimas semanas) es el lugar en el que se sitúan las quitas de los depósitos.

Esta es la gran misión encomendada por el presidente al ministro De Guindos: no basta con tener asegurados (hipotética garantía aunque reconocimiento legal) hasta cien mil euros de depósitos bancarios, sino que también se trata de proteger y garantizar todos aquellos de más de cien mil, al parecer, más numerosos de lo que se pensaba en un principio. Porque con más de cien mil euros no sólo se encuentran miles de individuos, particulares ahorradores o rentistas, ricos o acomodados, etc. Se encuentran en esa situación miles de empresas, fondos de inversión de todo el mundo, titulares todos de depósitos como también de bonos, lo que puede dar una idea del alcance de una medida de intervención de depósitos como la que está en marcha y que esta semana puede lograr la bendición de una fuerte mayoría del Ecofin.

La troika está ofreciendo la solución para que España no se vea en esa situación de aplicar una quita a sus activos y a los depósitos bancarios. Señalan que las autoridades españolas deben actuar con mayor celeridad en el ajuste financiero y fiscal, para lo que cuentan con un remanente de 52.000 millones de euros del MEDE. Así que, o se hace uso del dinero dispuesto en ese fondo, o la quita a los depósitos está servida a medio plazo. Serían las medidas más duras las aplicadas a España por la Comisión y todo a cambio de ese segundo año de prórroga para cumplir con el objetivo de déficit.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...