edición: 2328 , Lunes, 23 octubre 2017
09/01/2013
A cuatro meses de su fuerte caída por la liquidación de stocks en China el mineral recupera terreno

El hierro marca un récord de 15 meses debido al incremento de la demanda en Asia y a las tensiones del mercado

Mineral de hierro
Carlos Schwartz

El precio del mineral de hierro ha vivido una espectacular recuperación desde sus mínimos de septiembre, cuando estaba en el nivel de los 88 a 90 dólares la tonelada, para cerrar 2012 en la franja de los 140 dólares la tonelada y marcar ayer un precio spot de 158 dólares la tonelada. El incremento del precio ha sido una bendición para las grandes mineras que son los principales proveedores de mineral de hierro a China, Vale de Brasil, Rio Tinto, BHP Billiton y Fortescue por ese orden. En septiembre la más joven de todas las mineras, Fortescue, ante la precipitada caída del precio del mineral había anunciado la suspensión de algunos de sus planes de inversión, y la mayor parte de las grandes compañías analizó las vías de reducción de la inversión en capital (capex). “La clave de la situación en septiembre vino dada por la reducción de stocks por parte de la siderurgia china a lo largo del tercer trimestre del año lo que marcó una caída de las importaciones. Las perspectivas de una mayor lentitud en el crecimiento económico llevó a los productores a apelar a sus reservas de mineral para abastecer de acero al mercado interior, y la caída de la demanda arrastró los precios”, afirma una operadora del mercado spot de mineral en Londres.

China importa más de la mitad del mineral de hierro que se transporta por mar. Pero a lo largo de 2012 reforzó su consumo de stocks y apeló al mineral de producción nacional ante la incertidumbre sobre el futuro económico del país. La transición política en el país el año pasado y el anuncio de algunos incentivos al consumo interior tuvieron el efecto de despejar el horizonte y la siderurgia del país decidió recuperar sus stocks en el último trimestre del año. El incremento del precio de la tonelada de mineral de hierro ha crecido desde los 13,8 dólares de 2002 hasta los 158,8 dólares al cierre del mercado ayer. Esta espectacular escalada, cuya corrección parecía inevitable hace escasos cuatro meses, ha sido una de las principales propulsoras de economías emergentes como son el caso de Brasil y China, dos de los grandes exportadores mundiales. Pero también ha sido la fuerza motriz de empresas como Fortescue que tiene solo nueve años de existencia y en ese lapso ha escalado hasta el cuarto puesto en producción mundial. La empresa australiana ha reanudado su plan de inversión de 9.000 millones de dólares australianos para ampliar su capacidad productiva.

Mientras, algunos de los analistas del mercado de materias primas consideran que las fuertes oscilaciones en el precio del mineral en un breve periodo de tiempo no indican necesariamente que se mantengan los niveles récord, sino más bien que habrá una suave declinación de precios hasta el nivel de 130 dólares la tonelada. Sin embargo esos mismos analistas sugieren que ese nivel se puede ver después de que los precios alcancen una cota de hasta 170 dólares la tonelada por una serie de factores. Uno de ellos es la tensión en lo mercados spot por la época del año en la que los tornados pueden interrumpir el tráfico marítimo. El aumento de los precios indica que las mineras van a mejorar significativamente sus resultados para 2012, y si el alto nivel se mantiene este año pueden alcanzar beneficios récord. Todo dependerá de la evolución del mercado en China, en particular el sector de la construcción que es un gran demandante de acero. El consumo interior chino ha sustituido en parte la caída de la demanda internacional de acero.

La conjunción de factores que ha servido como incentivo del aumento del precio del mineral incluye una reducción de la producción en India. El efecto combinado de todos los elementos ha generado una vez más la expectativa de que el ciclo al alza en los precio de las materias primas siga de forma indefinida. El fenómeno denominado en inglés Super-cycle es una verdadera pesadilla para los especuladores en materias primas que miran atentamente a la economía de China para estimar si el ciclo alcista se mantendrá y por cuanto tiempo más. Los grandes bancos internacionales se han convertido en motores de los mercados de materias primas, incluido el de mineral de hierro, porque dirigen hacia los mercados de futuros parte de los fondos que tienen en gestión.
 
La acción combinada de demanda real y ficticia por la especulación está detrás de este comportamiento del mercado. Otros analistas alertan sobre el hecho que un crecimiento de los precios del 83% en cuatro meses puede dar paso nuevamente a una precipitada caída. Advierten sobre el hecho que Australia y Brasil están reteniendo oferta de mineral en el mercado spot con el argumento que los fenómenos climatológicos pueden interrumpir el tráfico marítimo, pero que esta es una política de presión sobre los precios. Pero los analistas de los bancos son los más entusiastas defensores del denominado super ciclo y señalan que a comienzos de 2011 los precios tocaron los 200 dólares la tonelada. Nadie parece creer sin embargo que los precios se puedan estabilizar a esos niveles y señalan que la oferta interna en China de mineral de hierro ha bajado debido a una menor producción debido a las bajas temperaturas en otoño e invierno. Habrá que esperar al final del primer trimestre para ver si esta tendencia se consolida y los precios se mantienen.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...