edición: 2788 , Viernes, 23 agosto 2019
03/02/2009
Confían más en Telefónica, Iberdrola y Repsol

El inversor pierde la confianza en el Estado

Juan José González

Economía ya ha recibido el “mensaje del pueblo” a través de una encuesta encargada a un instituto de opinión privado en diciembre pasado. Conclusión: el Tesoro público pierde la confianza de los pequeños inversores y las grandes compañías, financieras y no financieras, le ganan la partida al Estado, en este caso, al Reino de España. Tendencia de los consumidores que recibió el espaldarazo de la agencia calificadora de riesgos unas semanas después de concluida la encuesta. Los inversores buscan deuda de mejor calidad y, claro, se vuelven más selectivos.

Los resultados de la encuesta que sobre “Clima y confianza de las familias” llegaron a Economía suscitaron la puesta en marcha “inmediata” de una campaña de publicidad institucional para incidir sobre un aspecto: que el Estado es más seguro que los grandes bancos y grandes empresas. Transcurría la cuarta semana de enero bajo el frío invernal (infernal para el Ejecutivo) que supuso el golpe al “crédito” del Reino de España por la calificación de Standard & Poor´s que, para los inversores institucionales equivale a bajar a segunda división y de paso “sembrar la duda” sobre la calificación crediticia de bancos y empresas privadas del resto del Reino.

Economía tuvo que analizar la encuesta en plena cuesta de enero y con la resaca de Navidades. Pero lo que más llamó la atención fue que por primera vez los encuestados declaraban abiertamente que veían “mayor riesgo en el Estado que en Santander, BBVA, Telefónica, Iberdrola y Repsol…” Así estaban las cosas hacia el 15 de enero, tan sólo cuatro días antes de la publicación del nuevo rating del Reino. La crisis ha provocado en los inversores (familias) un sentido más selectivo y agudo sobre el riesgo y la aversión al mismo les ha empujado a interesarse en mayor medida por las emisiones subordinadas, preferentes y de todo tipo de la Banca y de las grandes empresas españolas, antes que suscribir cualquier tipo de papel del Estado.

En la penúltima semana de enero, los ‘cds’ de estas compañías cotizaban por debajo de los ‘cds’ de Reino de España, lo que equivale a decir, que se necesitaba pagar menos por cubrirse ante el riesgo de impago. Esta situación es calificada por un operador de mercado de “insólita”.

En el mercado explican esta tendencia de las economías familiares poniendo como referencia las últimas emisiones de deuda colocadas en el mercado de compañías como Iberdrola, BBVA y Telefónica, en las que no fueron únicamente las instituciones los compradores de ese papel. Como se recordará, las emisiones de papel de esas compañías fueron cubiertas en cuestión de minutos.

Los inversores privados valoran las noticias que reciben desde diversos medios, y la última tiene como fuente las previsiones de Société Générale, que estima las emisiones previstas en Europa en 942.500 millones de euros, de los que 61.000 millones corresponderán a las emisiones realizadas por el Estado español. Dicen los inversores que “los ‘cds’ (credit default swaps) españoles descuentan un elevado compromiso de intervenir en los problemas de la economía y que para ésta se prevén fuertes dificultades para emitir la totalidad de la deuda prevista”. Y dudan no sobre la capacidad del Estado para hacer frente a sus compromisos, sino en que el inversor confía menos en el Estado y en la incertidumbre acerca de si el mercado será capaz de absorber tan elevado volumen de papel.

Que el Tesoro tiene más riesgo se puso de manifiesto en la colocación de los 3.600 millones en los plazos de 15 y 30 años, por los que se vio obligada a pagar mayor precio que en subastas anteriores. A favor de las grandes compañías juega el hecho de contar con un negocio más diversificado que el del Reino de España, ya que más del 40% de los resultados de Telefónica, por ejemplo, vienen de del exterior, más del 50% del beneficio de Santander está, igualmente, fuera de nuestras fronteras.

Los inversores particulares perciben en los planes de estímulo fiscal, ayudas a la Banca y el creciente déficit fiscal, motivos suficientes para que el Estado dispare su endeudamiento y, al mismo tiempo, el riesgo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...