edición: 2745 , Lunes, 24 junio 2019
14/04/2014
LA OREJA DE LARRAZ

El IRPF y los costes laborales elevan la presión fiscal en 20 de los 34 países de la OCDE

Xavier Gil Pecharromán

El  IRPF ha sido el principal contribuyente en 2013 al incremento de la presión fiscal media de la OCDE total, con aumentos del porcentaje de los costes laborales totales en 20 países. Los mayores aumentos se han registrado en Portugal (3,5%), debido al aumento de los tipos y Luxemburgo (1,1%) debido a un plan de impuestos sobre las rentas congeladas. El trabajador promedio en España se enfrentaba a una presión fiscal sobre las rentas del trabajo (brecha fiscal) del 40,7% en 2013 en comparación con el promedio de la OCDE de 35,9%. España ocupaba el puesto 14 de los 34 países miembros a este respecto.

Los aumentos de la presión fiscal sobre las rentas del trabajo en el año 2013  más grandes  se han registrado en Portugal (debido a ese aumento de los tipos por ley), en la República Eslovaca (debido al aumento de las cuotas empresariales a la seguridad social) y en Estados Unidos (debido a que han desaparecido las reducciones de las cotizaciones sociales de los empleados que existían hasta ahora).

Algunos ejemplos de los resultados para España representan una carga impositiva para el trabajador promedio, que solo aumentó en un 2,1%, del 38,6% al 40,7% entre 2000 y 2013. Entre 2009 y 2013, hubo un aumento de 2,4%.

La carga fiscal que soportan los contribuyentes del IRPF ha aumentado en 25 de los 34 países de la OCDE en los últimos tres años, puesto que se han reducido las exenciones fiscales y créditos fiscales y se ha sometido una mayor proporción de los ingresos a impuestos, según los nuevos datos en la publicación anual de la OCDE sobre los Impuestos sobre salarios.

La presión fiscal sobre las rentas de trabajo en la OCDE aumentó un 0,2% en 2013, hasta situarse en una media del 35,9 por ciento. Así, aumentó en 21 de los 34 países, cayó en 12, y se mantuvo sin cambios en uno, según los datos del informe de la OCDE.

El ascenso de 2013 sigue a un aumento sustancial en 2011 y a otro más moderado en 2012. Desde 2010, la carga fiscal se ha incrementado en 21 países de la OCDE y han caído un 9%, revirtiendo parcialmente las reducciones tributarias que se produjeron entre 2007 y 2010.

Un capítulo especial del informe es el que evalúa la progresividad de los sistemas fiscales de los países de la OCDE -el papel que desempeñan los impuestos sobre la renta para lograr una distribución más equitativa de los ingresos- que ha cambiado desde 2000.

El diseño y la interacción de los sistemas de impuestos sobre la renta personal, las contribuciones a la seguridad social y los sistemas de prestaciones han crecido más para los hogares de ingresos bajos en toda la OCDE, sobre todo desde la crisis económica mundial iniciada en 2007, y en particular para los hogares más pobres con hijos.

Esto se atribuye principalmente al crecimiento en créditos fiscales específicos o a disposiciones para hacer que "hacer que el trabajo sí pague " en el caso de los trabajadores de bajos ingresos, así como el aumento de las prestaciones por hijo para las familias de bajos ingresos.

Por el contrario, ha habido pocos cambios en la progresividad de los impuestos para los trabajadores solteros y sin hijos o los que están en los niveles de ingresos más altos, aunque existen amplias diferencias entre países.

Irlanda, Suecia y Eslovenia representan el mayor aumento de los impuestos progresivos para los contribuyentes solteros y sin hijos, mientras que la caída más grande de progresividad para contribuyentes solteros y sin hijos se han dado en Alemania, Hungría e Israel.

La carga de la contribución fiscal y la seguridad social se mide por la brecha fiscal como porcentaje de los costes laborales totales o el total de impuestos pagados por los empleados y los empleadores, menos las prestaciones familiares recibidas, dividido por los costos laborales totales de la empresa-.

Se han registrado las cargas impositivas medias más altas para los trabajadores solteros sin hijos que ganan el salario promedio en Bélgica (55,8%), Alemania (49,3%), Austria (49,1%), Hungría (49,0%), Francia (48,9%). España se encuentra en el 40,7, mientras que Reino Unido (31,5%) e Irlanda (26,6%) son los que menor carga soportan en la OCDE.

Las cargas más bajas se dan en Chile (7%), Nueva Zelanda (16,9%) y México (19,2%).  La presión fiscal media para los que ganan el salario promedio se ha incrementado en un 0,8% entre 2010 y 2013 para situarse en un 35,9% tras un descenso del 36,1 al 35,1% entre 2007 y 2010.Los mayores aumentos de la presión fiscal para las familias una fuentes de ingresos con hijos estaban en Nueva Zelanda y Portugal (ambos 1,9%) y la República Eslovaca (1,8). Los mayores descensos se registraron en Francia y los Países Bajos (-1,5%).

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...