edición: 2513 , Jueves, 19 julio 2018
12/04/2012
El Gobierno aprobará este viernes su paquete antifraude

El límite de 2.500 euros al pago en efectivo, una medida `populista´ que no ataca a quienes más defraudan

Los internautas recordaron que esta política beneficiará enormemente a la banca y perjudicará al empresario, que deberá pagar más comisiones
ICNr

Empresarios y consumidores comentaron ayer una medida antifraude que ya adelantó el Ejecutivo hace meses, pero que se aplicará de forma inminente: el pago en efectivo en que intervenga un empresario profesional se verá limitado a una cuantía máxima de 2.500 euros. Así lo anunció ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que comienza a concretar pasos de su plan contra la economía sumergida y el fraude fiscal, contrarrestando así el efecto negativo de la recientemente anunciada amnistía fiscal. El plan antifraude se aprobará este viernes el Consejo de Ministros tal y como ya adelantó el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

Como sanción en caso de incumplimiento, Rajoy explicó durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso de los Diputados que quienes incumplan esta prohibición se enfrentarán a multas del 25 por ciento del importe del pago hecho en efectivo. Un porcentaje que la opinión pública consideró insuficiente, del mismo modo que los Técnicos de Hacienda (Gestha), que señalaron ayer que la limitación de los pagos en efectivo a partir de 2.500 euros es `un primer paso´ que se quedará corto en su objetivo de reducir la economía sumergida, ya que la multa máxima del 25 por ciento del importe desembolsado implica que seguirá siendo más rentable defraudar que cumplir con las obligaciones fiscales.

El Gobierno, en opinión de los internautas, ha acelerado la aprobación de su plan antifraude con el fin de acallar críticas por la amnistía fiscal que Montoso anunció la semana pasada durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Lo hace, además, revisando la cifra que se tanteaba por parte de los técnicos de Hacienda inicialmente. En un principio, el límite para los autónomos sería `óptimo´ si se situara en 1.000 euros, ascendiendo la cifra hasta los 3.000 en el caso de los empresarios, con lo que se podría recaudar un total de 26.000 millones de euros, según las previsiones de Gestha.

BENEFICIOS RELATIVOS

Para el grueso de los internautas, reducir el uso de billetes físicos y pagar por transferencia y con tarjeta `acabaría con el dinero negro, ya que obligaría a aflorar el actual y tributar por el fraude fiscal´, acabando, además, con `el futuro dinero negro y su fraude´. En resumen: `se incrementaría la recaudación y la justicia´. Eso sí, siempre y cuando se acotara el poder de la banca para que las tarjetas de empresarios y autónomos fueran `gratuitas y las comisiones por medios de pago, irrelevantes´. 

Con políticas de este tipo se acabará con casos como los descritos por los internautas: `Recuerdo un proveedor italiano que vino a España a cobrar de un proveedor la friolera 150.000 euros en negro y en billetes, y vuelta a Italia le pillaron en la Aduana con esa cantidad y alegó que era un anticipo que le había hecho la empresa española proveedora, y como sino hubiera pasado nada´.

Los lectores señalaron, sin embargo, que esta medida beneficia claramente al sector bancario, al obligar a que gran parte de las transacciones en el ámbito empresarial se pasen por entidades financieras. En este sentido, si se quiere limitar el pago en efectivo, también habría que poner límites a la banca para que `reduzca las comisiones de los medios de pago´. Los lectores definieron a estas entidades como los tenedores de efectivo que prestan lo que no es suyo´ y pidieron al Gobierno que se lo piense dos veces antes de aprobar esta medida. 

A ello se suma que, en tiempos de crisis, los talones y pagarés `no tienen ninguna garantia de cobro´ y el hecho de no poder cobrar en efectivo supondrá `el cierre de más empresas´. En opinión de los lectores, la medida es `una locura´ en un país donde `no es obligado pagar los pagarés´, y `donde al firmar un compromiso de pago y te lo devuelve el banco a los 15 días porque el cliente lo rechaza´. En este marco, `la única solución es cobrar en efectivo´, y lo aseguran quienes, `al contrario que el Gobierno, sí que han visto cómo funcionan las empresas´. Con estas medidas, `los chorizos que hacen pagares y talones sin fondos se quedarán tan contentos´.

Los lectores acusaron a los políticos del PP de tener ` la misma mente de funcionarios que el PSOE´ y apuntaron que si se obliga a hacer la mayor parte de los pagos vía transferencia, habrá que asumir que se perderán `2 días en cobrar con comisiones de por medio y la posibilidad 13 meses de devolución, más gastos en tarjetas, comisiones por ellas, y así sucesivamente: todo menos arreglar la seguridad en cobros y que la justicia sea rápida´.

Los empresarios compartieron en la web algunos casos reales. Por ejemplo, `un pagaré de 4.500 euros devuelto por falta de fondos´, que se tradujo en `350 euros de comisión bancaria, por lo que tengo que pagar a la entidad por lo que no he cobrado´. También se habló de las comisiones por cada apunte, `de 0,60 euros por cada uno, es decir, una comisión total anual de casi 400 euros´. No sólo los consumidores sino también los empresarios culpan a la banca de la situación actual y, por ello, censuran que `como premio´ se les obligue a utilizarlos. 

En definitiva, con este tipo de política, como ocurre en otros casos, se da el efecto colateral de que paguen `justos por pecadores´. En todo caso, los lectores no creen que limitar el pago en efectivo sea la receta mágica que acabe con el fraude fiscal. `Otra cosa es lo que esas empresas quieran ocultar, como reformar el chalet y pasar la factura por la empresa como gasto deducible pagando al contratista en efectivo, por contar un ejemplo real´. Algunos ironizaron con la generalización del uso de la banca para cualquier tipo de operación y recordaron los tiempos en que la nómina no pasaba por ninguna entidad: `Habría que bajar el pago en efectivo a 50 euros, así si el padre de alguno le da a su hijo 60 euros de ayuda, que lo pase por banco y tribute por donaciones´. 

UNA MEDIDA INEFICAZ

De otro lado, la opinión pública entró a valorar la eficacia real de imponer este límite al pago en efectivo. `Quien paga esa cantidad en A ya lo suele hacer por el banco, al ser más cómodo, y quien paga en B da lo mismo porque nadie se entera´. Además, se trata de una cortapisa fácilmente sorteable: `Qué más da que el límite sea de 2.500 euros, hacemos diversos fraccionamientos menores a 2.500 y ya está´. 

Además, los lectores pidieron a Rajoy dejar de controlar a los pequeños empresarios y centrarse en los grandes, `los de las cuentas numeradas en paraísos, los que tienen sociedades pantalla a nombre de testaferros, en definitiva, pongamos por caso, los ladrilleros que hundieron este país, se están tomando el sol en el Caribe y comprando deuda pública desde Delawere para blanquear el dinero que estafaron, sin necesidad de pasar por la caja de Hacienda´. Se trata, en definitiva, de una `medida populista´. `Como si los que han evadido dinero y que ahora se acogerán a la amnistía fiscal hubieran defraudado con estas minucias´. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...