edición: 2452 , Lunes, 23 abril 2018
01/03/2013

El lío de siempre con la final de Copa

Antonio Cubero
Para no variar, ya tenemos el mismo lío de los últimos años con la final de la Copa del Rey de fútbol. Es la misma historia de siempre. Aún no se sabe la fecha y el escenario del máximo acontecimiento del fútbol español. Lo único que se sabe fijo es que el Real Madrid y el Atlético de Madrid son los dos aspirantes al título del torneo del KO en un partido que en principio estaba previsto para el sábado 18 de mayo, pero el hecho de que coincida con Eurovisión ha provocado que TVE quiera cambiarlo al viernes 17 o al domingo 19 con el problema de que ese fin de semana hay jornada en Primera y Segunda División.

La imprevisión de la Federación Española de Fútbol ya no sorprende a nadie. ¿Tan difícil resulta confeccionar un calendario conjunto para las competiciones de Liga y Copa al principio de temporada? ¿Tan difícil es elegir una fecha y una sede para la final copera? ¿Tan grave es permitir a los finalistas cambiar la fecha y el escenario si se ponen de acuerdo en un plazo determinado? Pues parece ser que sí. En principio, la semana que viene se reunirán el Madrid y el Atlético para decidir la sede y la fecha de la final. Lo más normal es que se juegue el viernes 17, pero no se descarta que se dispute el sábado 18 pese al deseo de cambio de TVE o incluso el domingo 19.

La elección de la sede es siempre el problema de todos los años que sólo se soluciona después de muchas reuniones y discusiones con intervención en algunas ocasiones de la Federación. ¿Vicente Calderón, Santiago Bernabéu, Mestalla, La Cartuja, Camp Nou? Que la final la disputen dos equipos de la misma ciudad, Madrid, a pesar de la rivalidad que separa al Madrid y al Atlético sólo obliga a hacer uso del sentido común para que el problema deje de serlo sin necesidad de que el fútbol español siga siendo por más tiempo el hazmerreir de todo el mundo. 

El Atlético pida jugar en el Calderón haciendo valer un pacto no escrito con el Madrid de rotación de estadios cuando sean los dos clubes capitalinos los finalistas es una razón de peso para que la sede sea en el coliseo de la ribera del Manzanares. Pero la obligación de tener que dividirse el aforo entre las dos aficiones debe hacer meditar a los directivos atléticos de que hay veces en las que es preferible sacrificar el aspecto del factor campo por el de hacer que la fiesta del fútbol español sea lo más vista posible. La elección del Calderón, con capacidad para 54.800 espectadores en vez del Bernabéu,  80.000, significa que 12.000 seguidores colchoneros se perderían la final.

Y que el Madrid baraje jugar en el Camp Nou parece más un chascarrillo de bares y tertulias que una opción válida y lógica en estos tiempos de crisis. Movilizar a otra ciudad como Barcelona a 90.000 seguidores madridistas y atléticos resulta descabellado. Parece que sólo es una idea con la que el Madrid y sus medios afines pretenden devolver al Barça la moneda del año pasado cuando Athletic y Barça presionaron para jugar en el Bernabéu y el Madrid adujo las obras de los baños para que la final fuera en el Vicente Calderón. 

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...