edición: 2366 , Lunes, 18 diciembre 2017
03/05/2012

El Madrid canta el alirón en La Catedral

Antonio Cubero
El Real Madrid no falló. No podía hacerlo. Entró aún sin pasillo en San Mamés, pero arrasando con la mentalidad de un equipo campeón y salió con el título en la mano. Sabía que el Barcelona acababa de golear al Málaga y que no tenía más remedio que ganar al Athletic para poder entonar el alirón de su trigésimo segundo título de Liga a falta de dos jornadas para la conclusión del campeonato. Un merecido premio que anoche certificó a lo grande en La Catedral con un holgado triunfo (0-3: Higuaín, Özil y Cristiano Ronaldo). En un cuarto de hora ya había batido por dos veces la portería bilbaína.

Una Liga complicada y muy disputada desde el primer round entre los dos colosos del fútbol español, Madrid y Barça, que vuelve a vestirse de blanco después de cuatro años de hegemonía azulgrana. Una Liga muy especial conseguida con números de auténtico vértigo: treinta victorias, cuatro empates y tan sólo dos derrotas. Una cifra de goles marcados, 119, que pulveriza la de 107 dianas conseguidas por la Quinta del Buitre. Y 94 puntos que a falta de dos jornadas pueden convertirse en todo un récord para el `guinnes´ del fútbol mundial con 100 puntos  siempre que logre la victoria ante el Granada y el Mallorca. Dos partidos que, sin la presión de la lucha por el título, servirán para que el equipo se vuelque con su compañero Cristiano Ronaldo en su carrera por el Pichichi que desde ayer encabeza Lionel Messi con 46 goles tras sus tres tantos a los `leones´ de Marcelo Bielsa. El argentino logró hacerle tres tantos al Málaga, mientras que el portugués sólo hizo uno al Athletic después de fallar un penalti para quedarse en 44 dianas. 

Pero, sobre todo, es un título que sabe mejor al madridismo por haber sido conseguido porque ha sido avalado con una victoria sobre el Barcelona, en el Camp Nou. Fue entonces cuando el Madrid dio un golpe definitivo al campeonato. Llegaba con una distancia de cuatro puntos que se convirtieron en siete tras el final. Supuso, además, la primera victoria de Mourinho como técnico blanco en el estadio barcelonista y el comienzo de la consecución del objetico para lo que fue contratado por Florentino Pérez hace dos años: acabar con la supremacía del mejor Barça de la historia.

Ahora, cuando pase la resaca, una vez lograda la ansiada Liga y encontrado el camino triunfal con un estilo de juego que gusta al madridismo, no estaría nada mal que se hiciera examen de los errores cometidos con fichajes de dudosas conveniencias que poco han aportado al equipo. O del irritante comportamiento de un entrenador, José Mourinho, que anoche volvió a dejar de hablar para los medios de comunicación españoles para hacerlo, eso sí, para una televisión portuguesa y la oficial del club. Porque la grandeza del Real Madrid no está cimentada sólo sobre títulos, sino también en el respeto y la caballerosidad de su gente. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...