edición: 2827 , Jueves, 17 octubre 2019
30/08/2010

El Madrid decepciona más después de ver divertirse al Barça

Antonio Cubero
La Liga ya está aquí de vuelta con las mismas ilusiones de siempre. Y lo hace presentándose de nuevo repartida en jornadas de sábado, domingo y lunes con el objetivo de satisfacer las programaciones de las televisiones que sustentan con sus millones de euros una gran parte de la tarta presupuestaria de los clubes. Presupuestos que parten en dos las ilusiones de los aficionados al fútbol. Por un lado, a los que acompañarán en la batalla por el título durante treinta y ocho jornadas al Fútbol Club Barcelona, que ya ha vuelto a presentar su candidatura al título con un contundente triunfo en Santander ante el Racing (0-3), y al Real Madrid con José Mourinho en el banquillo, con espeso fútbol y negado ante el gol en Mallorca (0-0).

Y por otro lado, a quienes no tienen más remedio que asumir una campaña más el papel de ‘convidados de piedra’ en una larga travesía de treinta y ocho partidos con el objetivo de luchar por un puesto europeo o de salvarse de la quema del descenso. Un maná de euros televisivos cuyo desigual reparto puede desencadenar en las próximas semanas en un cisma en nuestro fútbol, con el Barça y el Madrid en el punto de mira como los actores mejor pagados. La ‘rebelión’ del pelotón de la Liga está al caer.

El Barça ya enamora a su gente. Ayer volvió a ser ambicioso y no esperó más que tres minutos para presentar su voluntad de salir desde la primera jornada hacia la renovación de su condición de vigente campeón de Liga. Un tempranero gol de Leo Messi, un segundo bellísimo de Iniesta y el tercero obra de David Villa sentenciaron la victoria de un equipo azulgrana que sigue poseyendo tanta calidad sobre el terreno de juego como en el almacén del banquillo. Un equipo al que no pareció haberle afectado nada en absoluto en la alegría de su juego el conato de discordia planteado por el delantero sueco Ibraimovic, ya en las filas del Milan por el ‘ordeno y mando’ del entrenador Pep Guardiola.
 
El Real Madrid prometía más de lo que ofreció ante el Mallorca. Decepcionó como equipo y se dejó dos puntos, los primeros del campeonato, el primer día, marchándose a cero, sin ver portería a pesar de contar sobre el césped con toda su artillería pesada. Ni Cristiano Ronaldo, ni Higuaín, ni Benzema estuvieron acertados ante el portal isleño defendido por un inspirado Aouate. Un Madrid muy discreto que llegó a recordar al que le costó el cargo al chileno Manuel Pellegrini. Un Madrid muy encorsetado al ‘estilo Mourinho’ que por ahora ofrece muchas dudas en estos comienzos de la temporada.
 
Aunque la primera jornada de Liga no es el momento adecuado ni para los grandes elogios ni para los reproches excesivos, las comparaciones entre los dos ‘gallitos’ de nuestro fútbol resultan inevitables, sobre todo en caliente después de ver en acción primero al Barça y a continuación al Madrid. Porque de lo que se vio del equipo de Mourinho invita más a la preocupación que al conformismo que ya se está dejando aflorar desde el entorno del Bernabéu de que aún estamos en un equipo en construcción. Un consuelo que no está muy acorde con la millonaria inversión de la plantilla que Florentino Pérez ha puesto en manos de quien como Mourinho está considerado como el mejor entrenador del mundo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...