edición: 2593 , Lunes, 12 noviembre 2018
28/02/2012

El Madrid y el Barça no deben quejarse de los árbitros

¿Tiene razón el Real Madrid cuando cuestiona las decisiones de los colegiados tal como hicieron este pasado domingo su entrenador, José Mourinho, y algunos componentes del banquillo? Y, en esta misma situación de lamentaciones por parte de los dos grandes de nuestro fútbol ¿tiene razón el Fútbol Club Barcelona para quejarse de los árbitros tal como acaban de denunciar tras la última jornada de Liga uno de sus vicepresidentes, Carles Vilarrubí, y de forma velada su entrenador, Pep Guardiola? Por supuesto que no. No hay más que echar un repaso a la película de los partidos pasados para ver que no tienen razón para acusar al colectivo arbitral de manipular la Liga cuando la historia no les sonríe.

Si hay dos equipos en la Liga que deben mantener la boca cerrada a cal y canto sin entrar en polemizar en este sentido, esos dos equipos son el Barça y el Madrid. La respuesta a tales preguntas con quejas las encontramos sin ir más lejos en la última jornada disputada este pasado domingo en la que tanto el Barcelona como el Madrid resultaron beneficiados en sus compromisos en el Calderón y en Vallecas, respetivamente, y en los que tanto los colegiados Pérez Lasa como Fernández Borbalán perjudicaron notablemente con sus decisiones al Atlético de Madrid y al Rayo Vallecano. Es decir, fue un buen día para que los dos grandes de la Liga escondieran esos argumentos en contra de los árbitros  que, por cierto, tan sólo suelen sacar a la palestra cuando pierden sus respectivos equipos.

La mano de Sergio Busquest emulando a su padre, antiguo portero del Barça, en el último minuto del choque pudo cambiar el signo de un resultado que podía haber significado el alejamiento dos puntos más con respecto del Madrid. Fue una acción en la que el árbitro debió señalar penalti a favor del Atlético.  O una posible tarjeta a Alves que le habría significado su adiós al partido antes de tiempo. Dos errores que pudieron cambiar el rumbo final de un partido en el que, además de los tres puntos en disputa, el Madrid también jugaba con el pensamiento puesto en mantener los diez puntos de ventaka que lleva sobre su perseguidor barcelonista. 

Antes, en Vallecas, el Rayo Vallecano reclamó un claro penalti y la consiguiente expulsión de Sergio Ramos en la primera parte por un codazo a Diego Costa, las muchas faltas pasadas por alto sin señalar a Pepe y por la rigurosa tarjeta roja a Michu tras su entrada sobre Sami Khedira. Tres acciones puntuales que beneficiaron al equipo de Mourinho, que en esta ocasión tenía que haber dado gracias a los jueces del partido en vez de calificar de “prepotente” al cuarto árbitro. O la indirecta del directivo azulgrana Vilarrubi refiriéndose al triunfo madridista en Vallecas:  “No se dan en la Liga las condiciones objetivas ni normales para que gane el mejor”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...